11 de marzo de 2019

Notas al margen — 16 — ¿Continuamos?

De la última entrada aún se desprende un ligero aroma a turrones y mantecados. Las fiestas navideñas pasaron, la cuesta de enero quedó en el olvido y febrero nos dijo adiós como el más caluroso de las últimas décadas. Y aquí estoy, reactivando el blog en pleno marzo. El inicio de 2019 no ha sido nada fácil. Mi padre llevaba meses esperando una operación muy necesaria de la que tuvimos noticias recién empezado el año. Lo que se planteó como una intervención quirúrgica para evitar un problema mayor estuvo a punto de tener un trágico desenlace. Temimos lo peor. El equipo médico también. La madrugada del 1 al 2 de febrero fue la más larga que recuerdo. Sin embargo, apareció casi de la nada una chispa de vitalidad. Atrás quedaron las transfusiones sanguíneas, la sedación y la ventilación mecánica. Febrero ha sido un mes plenamente hospitalario. Ahora, en casa, la perspectiva es diferente. No quiero engañarme, el camino será largo. Pero hay una evidencia: seguimos estando los mismos que salimos el pasado 31 de enero, y eso es lo más gratificante. Actualmente mi tiempo libre es mínimo, pero quiero aprovechar poco a poco los pequeños ratos de distensión para que La caverna literaria retome una vez más el vuelo. No sé con qué frecuencia llegarán las actualizaciones, pero espero sentir vuestro calor al otro lado de la pantalla. ¿Continuamos?

10 comentarios:

  1. ¡Hola! me alegra que lo de tu padre quedara en un susto y que todo haya quedado atrás.
    Me alegra verte por aquí
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mil gracias por tus palabras, Marian! Esperemos que esta vuelta al blog sea para una larga temporada.

      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Me alegra que todo se quedara en un susto, Jesús. Mucho ánimo. Y por aquí estaremos cada vez que quieras contar algo, ya lo sabes.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Margari, por tus palabras y por seguir ahí desde hace tantos años. ¡Un abrazo enorme, paisana!

      Eliminar
  3. Bienvenido de nuevo. Por experiencia sé lo que es intentar llevar tu vida con alguien en el hospital. Ánimo y que todo vaya a mejor. Besos

    ResponderEliminar
  4. Me alegro mucho que lo de tu viejo haya sido un susto (grande) y nada más.
    Te deseo lo mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y tan grande! Pero ahí se quedó. Como digo, al final lo que importa es que, de una u otra manera, estamos todos en casa. ¡Gracias por tus buenos deseos!

      Eliminar
  5. Me alegro muchísimo de que el trago más duro ya haya pasado. Estos caminos siempre son largos pero lo importante es que haya ese camino por recorrer y que saliese adelante.

    Por supuesto que continuamos. Cuando se pueda y cuando apetezca. Por aquí andaremos a la espera :)

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por el apoyo y los buenos deseos! Espero que pronto podamos seguir hablando de libros. ¡Besos!

      Eliminar

Al enviar un comentario estás aceptando la política de privacidad del blog, según el Reglamento General de Protección de Datos, de obligado cumplimiento desde el 25 de mayo de 2018. Puedes consultar el texto aquí: Política de privacidad