26 de enero de 2018

Notas al margen — 10 — Aniversario, balance y propósitos

Otro 26 de enero en el calendario. Tal día como hoy, pero en 2011, La Caverna Literaria inició su andadura. El camino en estos siete años ha estado repleto de continuas subidas y bajadas, pero con muchos ratos compartidos, nuevas historias y, sobre todo, buena gente. Incluso cuando la actividad de este rincón ha sido mínima, he encontrado un apoyo incondicional al otro lado de la pantalla. Por eso solo puedo dar continuamente las gracias por vuestra presencia, por acompañarme sin condiciones.

2017 fue un año difícil. Puse en él todas mis ganas, creí ver un sinfín de posibilidades, sentía buenas vibraciones en cada idea. Sin embargo, lo que hallé fue un revés tras otro, en lo personal, familiar y laboral. También soy de los que piensan que es mejor no rememorar los tropiezos pasados, así que prescindo aquí de los detalles. La cuestión es que, como era de esperar, afectó a mi ritmo de lectura, con un resultado lejos del objetivo marcado. Aun así, pasé por textos fascinantes, como Cuando la miel muere, de Hanni Münzer; Pan de limón con semillas de amapola, de Cristina Campos; y Todo oscuro, sin estrellas, de Stephen King.

Ya os podéis hacer una idea de lo que ocurrió con las metas para las lecturas de 2017. Como dije en otra parte, «si hay algo que cada vez parece más evidente en eso de los propósitos […] es que están para incumplirlos». ¡Vaya si tenía razón! Pero ahora me da rabia. De todo lo previsto únicamente conseguí descubrir a Eduardo Mendicutti con su novela El ángel descuidado; reencontrarme con Stephen King en su exitosa It y los relatos de Todo oscuro, sin estrellas; y leer la mencionada novela de Cristina Campos. Entonces, ¿para qué emprender nuevos proyectos? Por tanto, traslado todo lo que allí me propuse al 2018, con el fin de zanjar en los próximos meses las cuentas pendientes.

Nada más por el momento. Toca cuidar de esta caverna para que siga cumpliendo años. ¡Nos leemos pronto! 

15 comentarios:

  1. Y tampoco pasa nada si no se pudieron cumplir esos propósitos. SI no se puede, no se puede. Hay que quedarse con lo conseguido. Y seguir disfrutando de esta pasión nuestra que es la lectura.
    Y sí, cuídame mucho esta caverna, que tiene que cumplir muchos años. ¡Que me gusta mucho esconderme por aquí!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias por tus cariñosas palabras, Margari! Ten por seguro que voy a cuidar este rincón. ¡Merece la pena! Lo dicho, gracias por estar siempre ahí, desde el principio. Muchos besos.

      Eliminar
  2. Estoy con Margari: quédate con lo que conseguiste y con lo que disfrutaste del año pasado. Lo malo, como bien dices, mejor no recordarlo. Verás como este año todo va mucho mejor :)

    Un beso enorme!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tus palabras! Ojalá sea como dices y todo sea mejor para este año. ¡Más besos para ti!

      Eliminar
  3. Pues ya sabes, a dejar atrás todo lo malo, que tampoco pasa nada por no haber conseguido los objetivos, y a mirar hacia delante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Así lo haré, Espe! ¡Gracias por tu mensaje! :)

      Eliminar
  4. No sabes lo que me identifico con tus palabras. Es que parece que basta hacer planes para que todos se chafen. Sin embargo no podemos dejarnos llevar por el desánimo. La vida es una noria y nay que estar preparado para subir pero también para bajar. Espero que tu 2018 sea fascinante y maravilloso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has expresado perfectamente. Son continuas subidas y bajadas para las que hay que estar preparado. No sabemos lo que nos espera a la vuelta de la esquina, así que hay que disfrutar del momento y coger fuerzas para los contratiempos que puedan llegar. ¡Espero que tu año también sea maravilloso!

      Eliminar
  5. Uy, me acabo de dar cuenta que te felicité por IG pero aquí se me pasó la entrada, no la vi... Lo de los propósitos está muy bien pero luego es la vida la que manda, y contra eso no podemos hacer nada. Quédate con esas estupendas lecturas y esos reencuentros, y a por un 2018 lleno de energía, cosas positivas y buenas lecturas.

    Besote y a por otros 6 añazos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como se nota que soy de letras... ¡7! ¡7 añazos! jajaja.

      Eliminar
    2. ¡Gracias por un mensaje tan positivo! Como bien dices, la vida es la que manda, así que lo mejor que podemos hacer es dejarnos llevar. ¡Besos!

      Eliminar
  6. Espero que este año sea mejor, no en cuanto a que consigas tus propósitos sino a que haya menos reveses.
    un abrazo y felicidades por estos 7 años.
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mil gracias, Ale! Confiemos en que todo vaya mucho mejor para este año. ¡Hay que tener esperanza y buen ánimo! Un abrazo.

      Eliminar
  7. Enhorabuena y a por otro año más :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por la felicitación, Daniel! Un abrazo.

      Eliminar