25 de agosto de 2016

"La tumba maldita", de Christian Jacq

La Vasija de Osiris, el mayor de los tesoros del Antiguo Egipto, y que guarda el secreto de la vida y de la muerte, ha desaparecido. Setna, el hijo pequeño de Ramsés, un mago capaz de luchar contra las fuerzas del Mal, será el encargado de recuperarla. En la que será la misión más importante de su vida, deberá poner todos sus esfuerzos para preservar el Reino de la Luz y evitar que el Reino de la Oscuridad se haga con las riendas del poder. ¿Quién se esconde detrás del robo? ¿Quién quiere acabar con la vida del faraón y de todo el Imperio Egipcio?
Christian Jacq | Planeta | 1ª edición | 2015 | 272 pp.
Título original: La tombe maudite.
Traducción de Juan Camargo.

ISBN: 978-84-08-14583-7.
No siento especial predilección por las novelas ambientadas en el antiguo Egipto. La última que leí entre pirámides e imperios faraónicos fue El ladrón de tumbas, de Antonio Cabanas, y desde entonces han pasado más de diez años. Es la razón por la que, hasta hace pocos días, no conocía ningún texto de Christian Jacq, escritor francés y reconocido egiptólogo. Con motivo de la publicación de El libro prohibido —segunda entrega de la tetralogía Los misterios de Setna—, decidí que había llegado el momento de dar una oportunidad al autor de tantas y tantas novelas ubicadas en este entorno. Ahora comparto mis impresiones sobre La tumba maldita, comienzo de la serie que narra el robo de una vasija hechizada que pondrá en jaque el reinado de Ramsés II. Os cuento con detalle.

La novela indaga en uno de los reinados más atrayentes de la dinastía XIX, el desempeñado por Ramsés II entre 1279 y 1213 a. C. La aventura principia con las andanzas de «el Viejo», propietario de varios viñedos en las cercanías de Menfis y administrador de la finca del adinerado Keku. Un fuerte temporal le sorprende durante uno de sus paseos, lo que le obliga a cobijarse de manera desesperada para sobrevivir. Desde su escondite vislumbra la presencia de una extraña figura emergiendo de las profundidades de un sepulcro. Entre sus brazos porta un jarrón que desprende un enigmático humo naranja. La reliquia, presentada al lector como «el tesoro de los tesoros, el secreto de la vida y de la muerte», amenaza con tambalear los cimientos del imperio. El Viejo pronto sospecha de las artimañas de un mago negro con dominio sobre el poder de Set, pero poco averiguará tras la rápida desaparición del brujo.

Del misterio inicial poco se sabe en esta primera entrega, salvo algunos detalles aislados y las sorpresas que depara el cierre del volumen. Casi todo el libro funciona como presentación de los tres principales protagonistas: Setna, Ramesu —hijos estos dos de Ramsés II e Iset la Bella— y Sejet —hija de Keku—. Ramesu muestra desde muy temprano su predilección por las armas, al contrario que Setna —príncipe Jaemuaset—, apasionado de la lectura y la escritura, y candidato a convertirse en ritualista del dios Ptah. La intriga no precisa de una gran parafernalia para perfilar sus líneas narrativas: Egipto como escenario, algunos referentes históricos y un entorno mágico ligado a la mitología de esta civilización. De la mezcla surge un hechicero —del que poco se sabe— que pretende usar sus poderes para derrocar el imperio de Ramsés. Mientras tanto, gran parte del periplo se limita a narrar la preparación de Setna como ritualista, la formación de Sejet como sacerdotisa de Sejmet y el enfrentamiento de los hermanos por la hija de Keku, evidenciando en muchos momentos un celo fraternal que tensa la relación entre ambos.

Existe un evidente paralelismo entre Setna y Sejet que en distintos pasajes vuelve la historia un tanto predecible: evidencian sentimientos similares tras el primer encuentro, luchan por imponer sus ideas y principios en un entorno hostil, se desviven por sus respectivas profesiones, suspiran y se lamentan casi al unísono —ella por el temor de que no se consagre como escriba, él por considerar que no está a la altura—, etcétera. Además, la poca profundidad de los protagonistas, apenas esbozados y con rasgos excesivamente estancos, restan verosimilitud a la trama —siempre dentro de las coordenadas mágicas y mitológicas propuestas por Jacq—. En cualquier caso, no hay que olvidar que La tumba maldita es la primera entrega de una tetralogía; aun así, el volumen peca de ser demasiado introductorio, llegando a las últimas páginas sin que apenas nada se aclare sobre el misterio. De aquí se desprende una conclusión obvia: es necesario leer el segundo tomo —El libro prohibido— para dilucidar si algunas de las dudas planteadas acaban por despejarse. Quizá así los contratiempos señalados se disipen y otorguen a la historia una nueva perspectiva.

La tumba maldita, primer libro de la tetralogía Los misterios de Setna, firmada por Christian Jacq, propone al lector una aventura mágica ambientada en el reinado del faraón Ramsés II. La profanación de un sepulcro, la ambición de poder y los deseos de venganza amenazan las márgenes del Nilo. La novela introduce en esta entrega las claves sobre el enigma y los protagonistas implicados, pero la sobrada atención a los personajes y la breve extensión del volumen provocan que el lector llegue a las últimas páginas sintiendo que el inicio de los misterios apenas está esbozado. Confiemos en que el resto de la serie sirva para completar con éxito este prometedor episodio.

Muchas gracias a Planeta por el ejemplar facilitado

Christian Jacq en La Caverna Literaria


32 comentarios:

  1. Es uno de mis autores favoritos, pero no lo conozco en esta novela. No tiene nada que ver con anteriores publicaciones en las que la ambientación y los personajes tenían mucha fuerza. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá leas esta serie más adelante y puedas compartir tu opinión. Sigo pensando que el problema está en que es excesivamente introductorio. La segunda entega la estoy disfrutando más. ¡Un beso!

      Eliminar
  2. Justo he leído este verano el segundo de la tetralogía y me ha entretenido bastante. Este no lo he leído, pero como en el segundo cuenta bastante no siento haberme perdido nada muy importante.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Carla, el segundo da los suficientes detalles como para hacerte una idea de lo que ha pasado, aunque es inevitable perder información por el camino. La segunda entrega me está pareciendo más entretenida. ¡Besos!

      Eliminar
  3. Tampoco he leído mucho sobre Egipto pero tengo a Christian Jacq en la lista de pendientes desde hace mucho tiempo. No creo que me anime con este que traes hoy porque no quiero empezar con una tetralogía pero buscaré entre sus libros que seguro que habrá alguno interesante ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces bien. A pesar de que, como digo en la reseña, no soy un apasionado de las historias ambientadas en el antiguo Egipto, estoy disfrutando lo suficiente como para volver a Jacq. ¡Así que da el paso y lee algo del autor! Un beso.

      Eliminar
  4. Huy, pues yo hasta hace no mucho que me estrené con Jacq, tampoco conocía a este autor. Esta novela ni me sonaba, pero es que ha escrito tantas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ha escrito muchísimas! Yo volveré a sus historias. En casa tengo "Por amor a Isis", así que ya tengo lectura candidata para regresar a Jacq. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  5. Es un autor con el que aún no me he estrenado y me apetece porque me gustan los libros ambientados en Egipto pero tiene otros que me apetecen más
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que te gustará, Tatty. A ver si te animas pronto y nos deja tu opinión del estreno. ¡Besos!

      Eliminar
  6. Este autor es uno de mis eternos pendientes y esto no dejaría de ser una mera curiosidad, muchos otros también lo son, si no fuera porque soy una apasionada del Antiguo Egipto.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Apasionada del antiguo Egipto? ¡Pues tienes que dar el paso! Con la cantidad de novelas del autor tienes para elegir. ¡Un beso!

      Eliminar
  7. Lo dejo pasar, es una época que no me entusiasma en la literatura, casi nunca consigo disfrutarla. Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces coincidiremos en otra ocasión. ¡Besos, Natàlia!

      Eliminar
  8. YO esperaba de este autor un libro mucho más histórico que lo que me encontré y hay gente que me ha dicho que este libro se sale d elo que escribe habitualmente.

    Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo opinar en ese sentido porque tampoco puedo comparar, al ser la primera novela que leo del autor. Eso sí, yo también me esperaba algo más histórico, me sorprendió toda esa magia y el toque místico. Un beso.

      Eliminar
  9. No he leído al autor pero por las reseñas que he visto he descartado esta historia. No creo que lo eligiera para estrenarme con él.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pasa nada, Mª Ángeles. Por suerte con este autor tienes para elegir. ¡Besos!

      Eliminar
  10. A mi Egipto me encanta y de este autor he leído varios libros. Este lo leí el año pasado y pasó sin pena ni gloria por lo que decidí no seguir leyendo la serie
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, una pena. Para mí la segunda parte de la historia supera a la anterior. Eso sí, me da rabia terminar el libro y saber que seguiré teniendo dos volúmenes por delante. Un beso.

      Eliminar
  11. Ays tengo al autor pendiente y sus anteriores novelas en casa..a ver si me animo
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Da el paso! Como he dicho más arriba, este ha sido mi estreno, pero volveré a Jacq. Otro beso para ti.

      Eliminar
  12. Sólo he leído la segunda entrega y no me quedan ganas de leer ésta, que por lo que cuentas es igual de deslavada (por llamarla de algún modo),
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No siempre acertamos con las lecturas. En mi caso volveré a Jacq, tengo curiosidad por leer alguna novela que tenga principio y fin en un único volumen. Un saludo.

      Eliminar
  13. Aun tengo pendiente a este autor que tan buenas críticas tiene...yo tampoco soy muy de historias de Egipto aunque sí que tengo unas cuantas en casa que quiero leer. Quizás me anime más adelante.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tienes algunas de sus novelas a mano, no pierdas la oportunidad. ¡Besos!

      Eliminar
  14. Pues hemos empezado a leer al señor Jacq y continuado por los mismos libros… Cuando leí éste me entretuvo y me gustó mucho, así que en cuanto tuve ocasión me lancé con el segundo de esta saga. Por lo que tengo entendido ésta es una saga un pelín de «iniciación»; el autor tiene otros libros en plan un poco más «serio», en estos libros está gustándome mucho la forma en que va encarrilando la historia (aunque como son cuatro parece que da la sensación de que la historia avanza muy lentamente), así que veremos si en el futuro me animo con otra de sus sagas o pruebo con algún autoconclusivo de los que tiene. A ver en qué queda esta historia. ¡Un saludín, Jesús!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que hemos tenido un comienzo similar con el autor. No me extraña nada lo que comentas, parece una serie para iniciarse en este entorno. A pesar de las pegas que he encontrado, quiero volver a Jacq, pero con un libro que tenga principio y fin en un único volumen. Por cierto, bienvenido al blog. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  15. Este libro y el siguiente los ha leído mi compañero de blog y le están resultando entretenidos, no es mi género pero la temática en que está ambientado siempre me llama.

    Besos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son entretenidos, de eso no hay duda. Aunque haya pequeñas tachas se pasa un buen rato con la lectura. ¡Un beso!

      Eliminar
  16. He leído la segunda parte y la disfruté, pero no me acabó de seducir como para continuar con la serie de Setna. De hecho si te has quedado con ganas de saber qué pasa en el segundo, te quedarás también con ganas de leer qué pasa en el tercero, pues El libro prohibido deja algunas cosillas en el aire.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el apunte, Lourdes. Ya he tenido oportunidad de leer la segunda entrega y, como bien dices, se quedan cosas importantes en el aire. Es más, el cierre de este volumen me ha resultado más intenso que el anterior, así que espero poder descubrir el desenlace con los próximos tomos. ¡Besos!

      Eliminar