12 de julio de 2016

"El otro hijo", de Sharon Guskin

¿Qué harías si tu hijo te dijera que ha vivido otra vida y quiere regresar a ella, que quiere volver con su otra madre? Janie sabe que con su hijo Noah nada es fácil. Por las noches sufre pesadillas tan espantosas que incluso ella se asusta. Todo el mundo le dice que es una fase pasajera, pero la situación solo parece empeorar. Hasta que un día Janie recibe la llamada del colegio para que vaya a recogerlo de inmediato. Y la vida se para. Para el psiquiatra Jerome Anderson la vida tal y como la conocía también se ha detenido. Su médico le ha confirmado que le queda poco tiempo, pero Jerome no piensa que todo esté acabado. Ha dedicado su existencia a buscar algo más allá de lo que todos pueden ver o percibir. Y con Noah cree que lo ha encontrado. Muy pronto, Noah, Janie y Jerome llamarán a la puerta de una mujer a la que ninguno de ellos conoce y, cuando esa puerta se abra, todas sus preguntas encontrarán respuestas.
Sharon Guskin | Suma de Letras | 1ª edición | 2016 | 497 pp.
Título original: The Forgetting Time.
Traducción de Isabel Murillo.

ISBN: 978-84-8365-870-3.
Hablar de la existencia de algo más allá de la muerte viene a ser como hablar de fútbol, religión o política: sería raro que el tema no saliese alguna vez en una reunión distendida de amigos. La idea, que permite un sinfín de posibilidades y enfoques, es un suculento manjar para cualquier escritor, tanto desde el recuerdo que puede evocar en un trasfondo realista hasta las más disparatadas teorías en entornos fantásticos. Alejémonos ahora de zombis, resucitados y otras materializaciones fúnebres. El otro hijo, de Sharon Guskin, busca trazar un relato hasta cierto punto verosímil, basado en diversos ensayos, en el que expone la continuidad de la esencia del ser humano en otros cuerpos tras el infortunado fallecimiento. Con una prosa sencilla y un desarrollo impecable, la autora estadounidense ha entrado con paso firme y contundente en el panorama literario gracias a una novela altamente adictiva. Os cuento con detalle.

El otro hijo se traslada en sus primeras páginas a las paradisíacas playas de Trinidad, en las que Janie Zimmerman pasa unos días de vacaciones con motivo de su treinta y nueve cumpleaños. Las ganas de pasarlo bien y el deseo de conocer gente nueva desembocan en un inesperado desenlace: Janie queda embarazada después de mantener relaciones con un desconocido. Fruto del encuentro nace Noah, al que el lector conoce con cuatro años de edad. Es aquí cuando manifiesta determinados comportamientos que complican la rutina diaria de Janie, tanto en su jornada laboral en un estudio de arquitectura, como en las intensas mañanas de colegio. Noah odia bañarse, grita sin motivo aparente, pregunta cuándo volverán a su verdadera casa y sostiene que alguien lo empujó al agua sin que su madre hiciera nada para evitarlo.

La angustia de la protagonista se traduce en búsquedas desesperadas en internet hasta toparse con el documental titulado Otra vida. Una voz en off narra: «Exploradores científicos pioneros están estudiando la reencarnación en Estados Unidos…»; «El más conocido de estos exploradores es el doctor Jerome Anderson…» (p. 107). Este último nombre pertenece a un conocido psiquiatra dedicado al estudio de aquellos que aseguran haber llegado a un cuerpo diferente después de fallecer. La conexión entre la madre de Noah y el científico no tarda en producirse. No obstante, Anderson también tiene que luchar contra sus miedos personales para poder ayudar a Janie: años de estudio y documentación en un campo que no goza de crédito ante sus colegas; el rechazo de un manuscrito en el que documenta sus principales hallazgos; la muerte de su esposa Sheila, víctima de un trastorno cardiaco; y el reciente diagnóstico de una disfunción afásica. A pesar de los inconvenientes, Janie y Jerome sabrán hallar una senda conjunta que les permita superar cada obstáculo.

Desde las primeras pesquisas el lector se convierte en cómplice de la búsqueda, anhelando tanto como los protagonistas el descubrimiento de las primeras respuestas, las cuales marcan un continuo enfrentamiento entre realidad, equívocos y desengaños. Sin embargo, quien pase por estas páginas no debe temer la presencia de flecos sueltos que desluzcan la historia. La introducción de destacados personajes, los giros argumentales al final de algunos capítulos, y la revelación paulatina de las claves del caso, logran de manera admirable mantener el interés y la intensidad de la novela. Además, la narración juega del lado de los lectores, quienes poseerán toda la información mucho antes de finalizar la obra, pero sin que esto reste ni un ápice de entusiasmo a la lectura, gracias a las escenas que la autora prepara tras la resolución del enigma. 

El otro hijo, primera novela de Sharon Guskin, dibuja un excelente inicio para la carrera literaria de la escritora estadounidense. Con un planteamiento original, una narración fluida y unos personajes sugerentes, esta propuesta pretende seducir a miles de lectores con un tema controvertido: la reencarnación. A pesar de la ficción que supone la obra en sí misma, Guskin ha basado su creación en ensayos reales, dando así mayor profundidad a su trabajo: tras estas páginas aparecen referencias a Vida antes de la vida: los niños que recuerdan vidas anteriores, del psiquiatra Jim B. Tucker —se incluyen varios extractos intercalados en la historia de Noah—; Old souls, del periodista Tom Shroeder; o Children who remember previous lives, del doctor Ian Stevenson. Con toda esta información y las últimas líneas leídas solo queda una pregunta: ¿es posible la vida más allá de la muerte? Será difícil —improbable— dar una respuesta. Eso sí, las emociones en esta novela están garantizadas.

Muchas gracias a Penguin Random House por el ejemplar facilitado

Novelas de Sharon Guskin en La Caverna Literaria

20 comentarios:

  1. No es un argumento que me tiente mucho, así que a pesar de tu reseña positiva, lo voy a dejar pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No pasa nada, Margari! A ver si la próxima historia que reseñe te convence más. ¡Besos!

      Eliminar
  2. Menudo estreno para la autora, atreverse con algo así es de ser muy valiente. Creo que me podría gustar, aunque me da la impresión de que a ratos la historia tiene que ser un poco agobiante... Pero me llama, me llama mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Anímate, Espe! Como bien dices, ha sido un estreno valiente. Yo estoy encantado con la novela. Muchas emociones. ¡Besos!

      Eliminar
  3. Es una de las novelas que se vienen conmigo a la playa así que ya te contaré mis impresiones.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Genial, Manuela! Ya estoy deseando conocer tus impresiones. Estaré atento a la reseña. ¡Un beso!

      Eliminar
  4. No me llama mucho la temática así que lo dejo pasar.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Coincidiremos en otra ocasión! Besos.

      Eliminar
  5. Quiero leerlo, pero no se si me dará el tiempo para tanto este verano.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues que sea lectura de otoño! Seguro que te gusta. ¡Va otro beso!

      Eliminar
  6. Lo tengo más que apuntado pero a ver si me libero un poco de pendientes.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, lo importante es que llegue a tus manos, no importa cuándo. :) ¡Un beso!

      Eliminar
  7. Pues me encanta la temática y como cuentas que está planteada. NO me importaría nada hacerme con ella :)

    Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegra que te guste la idea, Ángela! Ojalá acabes dándole una oportunidad. ¡Besos!

      Eliminar
  8. Ostras entre la sinopsis y lo que cuentas en la reseña me han entrado unas ganas terribles de leerla. Me gustan este tipo de historias.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Estupendo, Lourdes! No la dejes pasar. Seguro que no podrás soltarla. ¡Besos!

      Eliminar
  9. No es una temática que me llame la atención, así que dudo mucho que lo lea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces hay que dejar pasar algunos títulos. ¡Si hay algo que no sobra es el tiempo! Un saludo.

      Eliminar
  10. ¡Hola!

    Tengo este libro apuntado desde hace un tiempo y tengo ganas de leerlo. Sensacional reseña.
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tu comentario! Seguro que la lectura no te defrauda. ¡Saludos!

      Eliminar