6 de septiembre de 2015

"A seis pasos de ti", de Fernando Olmeda.

Una millonaria con una extraña enfermedad mental. Un escritor excéntrico y narcisista. Una ambiciosa exmodelo. Una joven que se recupera de un fracaso sentimental. Un comercial con doble vida. Un administrativo trastornado por un despido injusto. Personajes sin aparente relación, pero cuyas vidas se entrelazan en un complejo puzle de relaciones. En un mundo sin distancias, los seres humanos nos parecemos mucho más de lo que creemos. Intriga, venganza y amor en un relato de vidas cruzadas cuyos protagonistas no cesan de buscar el camino de la felicidad. Una novela coral que indaga sobre las razones que nos mueven a actuar, el riesgo en la toma de decisiones y la lucha contra nuestros demonios interiores.
Contraportada | Espasa | 1ª edición | 2015 | 355 pp.
ISBN: 978-84-670-4462-1.
Para entender el sentido de esta novela es necesario parar brevemente en la teoría del escritor húngaro Frigyes Karinthy, según la cual una persona está conectada con el resto de miembros de una sociedad por un máximo de cinco personas y seis vínculos. De esta forma, dos desconocidos quedarían enlazados por medio de una red que se amplía progresivamente en función de las relaciones que se establezcan desde el punto de origen. Tal planteamiento es el que se desprende del título A seis pasos de ti, de Fernando Olmeda. En la novela se traza un complejo esquema de protagonistas que, a priori, nada tienen que ver entre sí, pero en el que se atisban ciertas conexiones que irán marcando el ritmo del relato. Una propuesta inteligente, bien planteada y con un giro argumental que la convierte en una interesante opción. Os cuento con detalle.

La sinopsis de A seis pasos de ti da buena cuenta del amplio espectro de personajes que toman parte en la novela, sin necesidad de reseñar nombres o rasgos que adelanten en exceso la trama. Casi desde las primeras páginas todos aparecen en escena, por lo que sólo es cuestión de conocer paulatinamente sus desvelos para dibujar el mapa que une cada vértice. El lector que se enfrente a esta aventura merece un consejo antes de iniciarla: precisa tranquilidad y paciencia para que las piezas vayan ocupando su sitio. El hecho de introducir en un corto espacio narrativo un considerable número de intervinientes quizás pueda desconcertar, a veces por los saltos que se producen de una historia a otra en pocos párrafos. No obstante, este pequeño escollo es salvado sin dificultad una vez que el lector está habituado a cada nombre y a las circunstancias se le asocian. El paso de tal barrera permite disfrutar aún más del proyecto literario, pues bosqueja sobre el tablero múltiples posibilidades que parten de esos seis pasos que marcan la novela desde el inicio.

La vasta diversidad en los caracteres evoca numerosas ambiciones personales y profesionales, las cuales funcionan como guía para el discurrir narrativo. La riqueza para alcanzar una vida acomodada, la búsqueda de la soledad como catarsis, el reencuentro voluntario con el pasado o el éxito profesional son sólo algunas de las líneas que persiguen —inconscientemente— una meta común, que será la que el lector desenmascare. Todo ello con un trasfondo actual que se mueve con sencillez entre playas gaditanas, costas ibicencas, núcleos culturales europeos o tierras americanas, y que permite mostrar la cara más oscura, amarga y vencida del ser humano.

La evolución de los protagonistas y de la propia trama es, probablemente, uno de los puntos más destacados de A seis pasos de ti. Cualquier lector que pase por estas páginas tendrá la sensación de haber experimentado un curioso viaje por unas vidas que nada tienen que ver con las del comienzo. Y es que las vivencias de los personajes se encauzan hacia un término común a través de rápidos cambios de sentido. La propuesta de Fernando Olmeda parece avanzar en su ecuador hacia una novela de misterio, con hallazgos inesperados, incógnitas resueltas y un desenlace de los que difícilmente se olvidan. Es, en pocas palabras, un continuo contraste de luces y sombras que merece una oportunidad de cualquier lector que quiera sentir la confluencia de energías contrapuestas. Nunca hay que olvidar que, quizás, el rumbo definitivo de nuestras vidas se halle tan sólo a unos cuantos pasos.

Muchas gracias a Espasa por el ejemplar facilitado  

14 comentarios:

  1. Pues no conocía este libro, pero me has despertado mi curiosidad. No me importaría leerlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado lo que has contado del libro pero no estoy totalmente seguro de si me va a gustar. Saludos y gracias por la reseña :D

    ResponderEliminar
  3. Esa teoría de los vínculos la conocía y la doy por buena además. La novela, pues no sé qué decirte, no me atrae demasiado.
    ¡Besos y bienvenido!

    ResponderEliminar
  4. Esta novela no la conocía pero en principio no me llama tanto como para animarme con ella
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Esto supongo que es lo de los seis grados de separación famosos, ¿no?

    ResponderEliminar
  6. ¡La teoría de los seis grados!, me encanta, y además ando comprobándola cada dos por tres, jeje. Por cierto, nosotros, por tanto, debemos estar relacionados a través de 5 personas ...

    Bueno, al libro; me parece interesante, así que me lo anoto.

    bsos!

    ResponderEliminar
  7. Mmmm pues me gusta!
    Me lo llevo!

    Besotes

    ResponderEliminar
  8. Me gusta mucho el tema, la teoría de los seis grados siempre me ha despertado curiosidad. No tiene nada de mala pinta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Es una teoría que siempre me ha llamado mucho la atención y en cuanto vi la sinopsis supe que tenía que leerla.
    Lo que has contado me gusta, así que espero poder ponerme pronto con ella.
    No conocía tu blog pero me quedo por aquí.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Pues esta teoría me ha despertado siempre curiosidad, así que podría caer este libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  11. ¡Buenas!
    Este libro llamó mi atención por el tema de las conexiones y relaciones humanas, pero tras leer el adelanto de la web de la editorial, decidí no seguir. Veo que tal vez sí merezca una oportunidad...
    Saludos^^

    ResponderEliminar
  12. la teoría la conozco pero este libro y autor no los conocía. Veré si lo veo por este lado del mundo. A lo mejor en la FIL ;)
    un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
  13. Hola!!! no lo conocia, pero parece interesante, asi que me lo apunto. Gracias por la reseña
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Jaime, ¡gracias a ti por el comentario! Va otro abrazo.

    ResponderEliminar