3 de mayo de 2015

"Confesiones de una heredera con demasiado tiempo libre", de Belén Barroso.

Querida lectora, lector, o dependiente de la librería que está colocando el libro: ¿Eres tú una de esas miles de personas que se emocionan cuando se habla de tacitas de té, vestidos de corte imperio y damas de compañía? ¿Te gustaría tener una tenacilla para los rizos y poner «Mr. Darcy» en todas las hojas de tu carnet de baile? ¿Dónde se podrá encontrar hoy en día un carnet de baile? ¿Y un Mr. Darcy? ¿Qué te parecería entonces una historia que transcurre en Pasley Manors, una mansión en medio de la campiña inglesa (¿dónde si no?), protagonizada por una joven y rica heredera que ahora mismo está escribiendo una carta sentada frente a la ventana, a través de la cual cree vislumbrar su futuro y al lechero aguando su mercancía? Aquí la tienes, servida, por supuesto, en bandeja de plata abrillantada hasta hacer daño en los ojos por el imponente mayordomo de Paisley Manors. Gracias, Branson, eso es todo, puede retirarse.

Contraportada | Espasa | 1ª edición | 2015 | 316 pp.
ISBN: 978-84-670-4341-9.

Los que ahora leéis estas líneas probablemente ya conozcáis las misivas decimonónicas dedicadas a una tal Edwina, salidas del ingenio de Belén Barroso. Aunque desde antes de abrir el libro se percibe el sentido del humor que reinará en sus páginas, dudé largo tiempo si debía aceptar la propuesta. Cualquiera que pase habitualmente por este espacio advierte con rapidez que, a pesar de la amplia variedad temática, ésta apenas se acerca a los componentes esbozados en la sinopsis. Es más, llegué a preguntar directamente a la autora si necesitaba pasar por la narrativa de Jane Austen —de cuya esencia quedan impregnadas las cartas— para comprender su obra. La respuesta me convenció. Además, la convocatoria de Carmen Forján para leer Emma en el bicentenario de la publicación terminó por dar el toque necesario. Parajes idílicos, bailes de salón, damas caprichosas, pretendientes seductores, amigas impertinentes, madres escandalizadas… son sólo algunos elementos que el lector hallará tras cada epístola, siempre con un particular uso del lenguaje que se acerca a la parodia de lo que escribieron los clásicos. Pasen y descubran los eventos más distinguidos. ¡La temporada social en Langfalls Upon Avon acaba de comenzar!

La treintena de cartas que conforman las Confesiones de una heredera con demasiado tiempo libre desvela desde los párrafos iniciales el trasfondo humorístico en el vocabulario de la novela. Así lo confirma la emisora desde el primer mensaje, cuando reconoce a su confidente Edwina la falta de entendimiento en algunas palabras: «Los últimos días del invierno languidecen aquí, en Paisley Manors, tal y como languidezco yo. / No tengo mucha idea de lo que significa “languidecer”, pero espero que sea “estar aburrido hasta el límite”, porque es exactamente lo que me pasa a mí» (p. 13). Pocos detalles se desprenden en un principio sobre la forma de ser y el carácter de la protagonista, pero poco a poco desgaja en primera persona cada parcela de su vida personal y familiar. De esta manera el lector averigua que no es más que una joven de diecinueve años en busca de pretendiente, una edad que ya considera tardía para la búsqueda de marido («me pregunto si no acabaré las dos décadas de vida que, siendo optimistas, me quedan en un convento, en vez de morir en mi tercer parto múltiple, antes de cumplir veinticinco, tal y como soñamos todas las jovencitas», p. 14). No obstante, el entorno se halla en temporada alta para la caza de consorte, por lo que las esperanzas aún continúan en pie.

Esta información es suficiente para que el lector intuya el «desasosiego» que ocupa el día a día de lady Hawthornetone-Williamsmith («Mi padre siempre dice que, aunque nos arruináramos, por lo menos siempre seríamos ricos en sílabas», p. 23). Es ella la que abre las puertas de su residencia para presentar a lord Arlington, galanteador oficial de la comarca; mistress Pilgrim, señora de «la familia más desagradable que pueda visitarte de toda la vecindad» y «cotilla local» por excelencia (p. 29); el capitán James Hursthall, con treinta años de servicio en la Marina y la red preparada para capturar esposa; o miss Thompson, doncella que contrasta con la parafernalia de Paisley Manors, lo que la convierte en el principal pasatiempo de la protagonista («¡Oh, qué ilusión! Nunca había conocido a un Thompson. […] Es una criatura fascinante, creo que es eso que llaman una pobre», p. 35). 

Con todo lo reseñado hasta este punto es evidente que las horas de entretenimiento están aseguradas. Belén Barroso maneja perfectamente el estilo puesto en las palabras del personaje, aunque sin perder en ningún instante la perspectiva cómica y mordaz. Como he dejado entrever en las líneas iniciales, mi conocimiento sobre la producción literaria de Jane Austen es mínimo, pero adecuado para poder desentrañar la esencia de estas Confesiones. No obstante, estoy convencido de que este hecho ha jugado en mi contra a lo largo de la lectura, pues me ha acompañado la constante sensación de no haber podido captar por completo los guiños de la autora. En cualquier caso, los interesados en esta obra deben dar un paso adelante, pues el propósito se cumple más allá de cualquier posible obstáculo.

Confesiones de una heredera con demasiado tiempo libre, de Belén Barroso, rompe la privacidad de una joven dama inglesa para averiguar las inquietudes relatadas en las misivas enviadas a su amiga. El envejecimiento —casi adolescente— sin compañía marital, las continuas peticiones de baile en los salones, las reiteradas meriendas, los suculentos rumores y las críticas punzantes harán las delicias de cualquier curioso. ¿Desea inmiscuirse en las dependencias de Paisley Manors? ¡No pierda tiempo y tome sus mejores galas! ¡Los secretos y confidencias no entienden de retrasos!

Muchas gracias a Belén Barroso y Espasa Libros por el ejemplar facilitado

44 comentarios:

  1. Qué fantástica reseña has escrito.

    Todo el mundo habla muy bien de esta novela, estoy deseando leerla :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras, Mónica. ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. Yo tampoco he leído a Jane Austen pero me lo pasé genial leyendo este libro. Probablemente se nos han escapado algunos detalles pero, como bien dices, no es condición necesaria para poder leer el libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, se puede leer (y disfrutar) sin pasar por Jane Austen. Además, tampoco es mala idea hacer el camino inverso. ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Me llama la atención este libro. De Jane Austen he leído un par de obras y me gustaron mucho. Este título creo que me gustaría también. Me gusta el ambiente en el que se desarrolla y los cuchicheos varios ;-)

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te encanta, Narayani. Además, esas dos obras que has leído de Jane Austen seguro que te sirven de apoyo para valorar algunos detalles. ¡Un beso!

      Eliminar
  4. Una reseña fantástica. Y todas las opiniones que he visto de este libro son muy positivas. Lo leeré seguro, pero no me preguntes cuándo...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No te lo preguntaré! Jajajaja. Gracias por tus palabras, Margari. ¡Besos!

      Eliminar
  5. Sinceramente, me estáis creando necesidad con este libro
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues da un paso adelante y descúbrelo! Ojalá te animes a leerlo. ¡Un beso!

      Eliminar
  6. Disfruté mucho con esta lectura, es una libro muy entretenido
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Muy buena reseña! Disfruté mucho con este libro, entretenido e irónico.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que también has pasado un buen rato con esta novela. Otro beso para ti.

      Eliminar
  8. Como siempre, una reseña estupenda!! yo tampoco estoy muy puesta en Jane Austen ni suelo leer este tipo de libros pero me ha gustado tanto lo que dices sobre la novela que seguiré atenta al resto de reseñas.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mil gracias por tus palabras, Bambú! Como has podido comprobar, no es necesario pasar por Jane Austen para disfrutar de la propuesta de Belén. Un beso.

      Eliminar
  9. Buenas, este libro, a pesar de todo lo bueno que nos cuentas no me llama mucho, así que dejaré espacio para otros :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pasa nada, Marina. ¡Hay muchas historias que nos están esperando! Un saludo.

      Eliminar
  10. Me lo llevo anotado, siempre esta bien una lectura divertida.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta la reseña que has hecho, Jesús. Ese enmarcar el desasosiego de nuestra heroína en su entorno histórico real: las pocas expectativas que tenían las chicas jóvenes en aquella época, pese a su posición social. La gracia de esta novela es encararla en clave de humor y darle a la amiga de Edwina un destino feliz. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias por tu comentario, Mónica! Creo que tus palabras definen perfectamente la esencia de este proyecto. ¡Besos!

      Eliminar
  12. ¡Veo que todos hemos disfrutado bastante de la obra de nuestra compi Belén Barroso! Y como comento siempre en este libro: muy recomendable.

    bsos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso parece, Rossy. Desde luego, ha sido una lectura bastante amena. Un beso.

      Eliminar
  13. Gracias Jesús, me alegra saber que te ha gustado el libro a pesar de no haber leído hasta ahora a Jane Austen, esa era mi intención, que le pudiera gustara a los lectores y no lectores de Austen, y espero que cuando leas Emma veas esos temas y lo maravillosamente que relata la (triste) situación de la mujer en la época.

    Lo mío no es más que un homenaje, simpático, espero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Belén, por haberme dado esta oportunidad. Ha sido un viaje muy entretenido. "Emma" ya está esperando en casa, así que volveré a rememorar a Edwina muy pronto. ¡Muchos besos!

      Eliminar
  14. Me ha encantado tu reseña, Jesús. Ya estaba convencida de leerlo, pero si algún resquicio quedaba está eliminado. Ahora toca hacerme con el libro.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien, Manuela! Me alegra que mi reseña te haya animado definitivamente. ¡Mil gracias por tus palabras! Un beso.

      Eliminar
  15. Me alegro que te gustara a ti también, pese a que no eres muy Austeniano... Y es que esta muchacha se hace querer.
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es muy entrañable esta chica! Y lo de austeniano... quién sabe, lo mismo cuando lea "Emma" comienza la conversión. :) ¡Besos!

      Eliminar
  16. ¡Hola!
    Buena entrada. Me gusta mucho tu blog ^^
    Ya te sigo, y te dejo mi blog para que te pases. Nos leemos ^^
    http://elrincondefantasiaypapel.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario y por presentarme tu blog. Ya te sigo. ¡Saludos!

      Eliminar
  17. Hola Jesús. Gracias por todo lo que comentas, la verdad es que te ha quedado muy maja la reseña y es la primera que leo de este libro.

    ¡¡Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tus palabras, Raquel! Un honor para mí que esta sea la primera reseña que lees sobre la historia de Edwina. ¡Saludos!

      Eliminar
  18. Vaya, qué reseña más alegre y colorida. Me gusta que hayas disfrutado con una novela que parece proponer algo distinto, un toque especial que la diferencia de lo que ha salido recientemente en el mercado. ¡Apuntada!

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tus palabras, Xavier! La verdad es que sí, es una propuesta diferente y entretenida. ¡Qué bien que te la lleves apuntada! Va otro abrazo para ti, amigo.

      Eliminar
  19. No tengo muy claro que este tipo de literatura sea para mí, aunque lo del trasfondo humorístico reconozco que me llama y mucho. Eso sí, tu reseña como siempre, una maravilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tu comentario, Espe! A ver si ese trasfondo humorístico te acaba animando a la lectura. ¡Besos!

      Eliminar
  20. Qué tal vas, por cierto, con Emma? Ya lo has empezado?... A ver si te lo piensas y me dices el enfoque que vas a darle a tu análisis, sí? Quería hacer una entrada antes de irme de vacaciones con vuestras propuestas sobre la lectura...
    Besines,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Carmen! Como ya te comenté por correo electrónico, "Emma" será uno de mis propósitos veraniegos, así que de momento no he comenzado la lectura. ¡Te tendré informada! Un beso.

      Eliminar
  21. ¡es un libro que espero pronto poder leer!
    que si es libro-medicina, es de esos libros que siempre hay que tener a la mano.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Deseo con ganas que te llegue pronto la oportunidad! No olvides de hacerme llegar tus impresiones, ¿vale? ¡Besos!

      Eliminar
  22. Están hablando muy bien de esta novela y desde luego las risas que proponen vienen muy bien con estos calores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Fesaro, es una lectura ideal para estos días veraniegos. ¡Saludos!

      Eliminar