18 de agosto de 2014

"Los años que vivimos PPeligrosamente", de Cristina Pardo.

¿Cuántas versiones regionales existen del himno del PP? Y ¿cuántas puede escuchar un ser humano y mantenerse cuerdo? ¿Es inconveniente servir chorizos en mitad de un escándalo de corrupción? ¿Existe alguien que sepa qué es una indemnización en diferido en forma de simulación? ¿Cuántas veces puede cambiar de opinión un ministro? ¿Cuánta tensión puede soportar el cuerpo humano durante una rueda de prensa? ¿Contiene el diccionario suficientes sinónimos para evitar la palabra «rescate»? ¿Puede el Gobierno terminar la legislatura sin recortar el capote de la Virgen del Rocío? Los años que vivimos PPeligrosamente es una crónica fresca, ácida, divertida e inteligente de la trastienda política reciente. Un periodo austero, sobre todo en buenas noticias, en el que necesitamos más que nunca la labor de periodistas como Cristina Pardo, capaces de contar, y a veces traducir, lo que sucede a nuestro alrededor. Observación periodística, ingenio y denuncia en un libro que habla abiertamente de política sin dramatizar, y sin perder nunca la sonrisa.

Contraportada | Plaza & Janés | 1ª edición | 2014 | 255 pp.

La llegada de Mariano Rajoy al poder en diciembre de 2011, después de una recta final casi agónica del mandato de José Luis Rodríguez Zapatero, marcó irremediablemente un punto de inflexión —o socavón— en la política española. Desde aquel día hemos presenciado sueldos que no bajan, sino que crecen moderadamente —Montoro dixit—; ansiados brotes verdes que no dejan de emerger —de ahí que nos mantengan a dieta, para dar salida a tan resplandecientes cogollos—; y santos voluntariosos que median para reducir la cifra de desempleo —nota para herejes y blasfemos varios: toca seguir sellando la renovación de la demanda en el SEPE—. Pero creo que lo que nadie imaginaba más allá de cualquier quimera es la cantidad de grandes momentos que los políticos han regalado para la posteridad: la utilización de un plasma como barrera infranqueable para periodistas; indemnizaciones en diferido pactadas en forma de simulación —«o de lo que hubiera sido en diferido en partes de lo que antes era una retribución», ahí lo llevas—; o la defensa de una candidatura olímpica entre relajantes cafés o cenas románticas, en la Plaza Mayor, en el Madrid de los Austrias o entre árboles desplomados en el Retiro. Estas escenas son sólo algunas de las que Cristina Pardo recupera en Los años que vivimos PPeligrosamente, desde una perspectiva mordaz e irónica, pero con mucho sentido del humor. Su labor como periodista y su cercanía al campo de batalla logran que este volumen sea una lectura amena y distendida, siempre y cuando el lector se acerque a ella sin prejuicios y con una mirada crítica que no se oculte tras una ceguera ideológica. Es hora de desconectar, olvidar el vértigo y descubrir «todo lo que siempre quisiste saber sobre el PP y sólo algunos se atreven a preguntar».

Cristina Pardo no es nueva en la contienda política. Tal y como muestra su biografía, la trayectoria profesional de la periodista tuvo su primera parada en la COPE como parte del programa La mañana, puesto que le permitió trabajar con Luis Herrero y Federico Jiménez Losantos. No obstante, acabaría dejando la radio para dar el salto a La Sexta, siendo un rostro habitual de la cadena en los debates y tertulias políticas de Al rojo vivo o La Sexta Noche. Su dilatada experiencia desde 2008 dando cobertura a las informaciones vinculadas al Partido Popular le ha permitido escribir este ensayo, en el que la sátira y el sarcasmo no deslucen la objetividad de los hechos. La autora realiza un excelente ejercicio retrospectivo para recrear muchos de los pasajes vividos en primera persona, con un estilo directo e ingenioso, pero sin perder la mirada crítica e incisiva. Un simple vistazo al índice del libro ya ofrece al lector varias pinceladas sobre lo apuntado: «No es cierto, salvo alguna cosa», «Sí, hombre» o «Fin de la cita», son sólo algunas expresiones de las filas derechistas rescatadas aquí para dar nombre a algún que otro capítulo, a las que se añaden otros tantos títulos de la propia cosecha de la escritora —«Los chorizos de Rajoy», embutidos inoportunos en polémicas de corrupción; «Hablando en plasma», tecnología punta en la evasión de cuestiones comprometidas; «La parte contratante de la primera parte», inolvidable Groucho Marx y sus cláusulas; o «La wertborrea», sublime juego de palabras que no adolece de recortes—. Sobre cómo se desarrolla cada uno de estos epígrafes es ya tarea del curioso lector.

Los años que vivimos PPeligrosamente, de Cristina Pardo, llega al mercado editorial como un soplo de aire fresco para el análisis de la actualidad política. Lejos de emplear técnicas recargadas o pretenciosas, la periodista construye un discurso sencillo y directo, basado en su experiencia profesional, con el que logra acercar las altas esferas del gobierno a un amplio sector del público, sin perder en ningún momento la complicidad que se mantiene a lo largo del relato. Cristina Pardo sabe manejar los hilos en su empeño por denunciar las incongruencias del poder con un toque de humor, y eso siempre se agradece. Dicho esto, lector, sólo me queda darte un consejo en esta vorágine de sobresueldos y tijeretazos: «sé fuerte». Mariano así lo querría. 

Muchas gracias a Plaza & Janés por el ejemplar facilitado

20 comentarios:

  1. Muy interesante. Me la apunto para la vuelta, para el otoño, que vendrá calentito en novedades políticas ;)

    Muchos besos brochetiles!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y tan calentito que vendrá el nuevo curso! Creo que esta lectura te gustará. ¡Espero que estés disfrutando de tu viaje! ¡Más besos brochetiles para ti!

      Eliminar
  2. No me llama nada este tipo de libros. Paso página. jejeje.

    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No pasa nada! Seguro que en breve coincidiremos en otras lecturas. ¡Besos!

      Eliminar
  3. No me llama tampoco este tipo de libros, así que esta vez lo dejo pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También hay que saber dejar atrás algunas lecturas para dar salida a otras que nos interesen más. :) ¡Besos!

      Eliminar
  4. Me ha sorprendido ver una reseña de un libro así y aunque me sonaba el título creía que era distinto menos humorístico tu fantástica reseña me ha convencido me lo apunto creo que puede gustarme. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que esta reseña se sale de la línea habitual del blog. Si no me falla la memoria, es la primera de un libro que se aparta de la ficción. Me alegra que te haya servido para interesarte por la publicación. ¡Muchas gracias por tus palabras! Besos.

      Eliminar
  5. No me llaman en absoluto este tipo de libros, asi que en esta ocasion no lo voy a apuntar. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues adelante con otras lecturas. Seguro que tendremos otras ocasiones para hablar sobre títulos comunes. ¡Un beso!

      Eliminar
  6. Este tipo de libros no me atraen nada así que esta vez lo dejo pasar Jesús
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos muchos libros pendientes, así que también tenemos que dejar pasar algunos títulos. Si no interesa, a por otra lectura. ¡Besos!

      Eliminar
  7. No es para mi en absoluto....me saturan xD
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Nada de saturación! La lectura es para disfrutar, así que a por otro libro. ¡Otro beso para ti!

      Eliminar
  8. No soy gran lector de ensayo, y menos de política. Leo para evadirme y no creo que ese fuera el resultado si cae entre mis manos un libro de este estilo. Aun así, seguro que cuenta cosas interesantísimas y me alegra que hayas disfrutado con él. ¡Un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo pensaba lo mismo, Xavier, pero tras leer las primeras páginas no pude evitar lanzarme. Créeme, a pesar del contenido político, he conseguido evadirme gracias a la ironía y el sarcasmo que emplea la escritora. Hay un buen puñado de risas aseguradas, sin perder la mirada crítica en ningún momento, Va otro abrazo para ti.

      Eliminar
  9. Suena entretenido, a lo tertulia de la Sexta pero en negro sobre blanco jejeje Le echaré un vistazo. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena comparación. Teniendo en cuenta de dónde viene Cristina Pardo, tu comentario es muy acertado. ¡Saludos!

      Eliminar
  10. No me llama este tipo de libros,lo dejo pasar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ya coincidiremos con otros títulos, seguro! Saludos.

      Eliminar