25 de julio de 2014

"La fuerza de los fuertes", de Jack London.

Jack London nos conduce, a través de la memoria del viejo Barba-Larga, por siglos de evolución humana. La fuerza de los fuertes es una parábola en la que, gracias a su capacidad de síntesis y su habilidad narrativa, London nos muestra cómo se va creando las relaciones entre individuos, en principio para defenderse de un enemigo exterior, luego por el bien de la comunidad, se van creando una serie de instituciones económicas, comerciales, religiosas, que van sometiendo a sus integrantes en beneficio de unas élites gobernantes. Es un proceso mediante el cual una economía de subsistencia, propia de las primeras sociedades primitivas, evoluciona hacia una economía capitalista. Jack London realiza en La fuerza de los fuertes un lúcido análisis sobre los orígenes de la riqueza y las desigualdades, sobre la violencia y su justificación, a la vez que nos ofrece una ácida e irónica crítica sobre los valores de la sociedad, un texto escrito a principios del siglo XX y que continúa de completa actualidad.

Contraportada | Traspiés | 1ª edición | 2014 | 62 pp.
Traducción de Rafael R. Vargas Figueroa.
Ilustraciones de Mar del Valle.

Debéis leer este relato. Sin más. Aquí podría acabar mi reseña de La fuerza de los fuertes, una parábola de Jack London que sólo precisa de una encarecida invitación a su lectura. Hasta este momento no había tenido oportunidad de acercarme a la narrativa del escritor estadounidense, razón por la que decidí aceptar la propuesta de Ediciones Traspiés. Pasar por las páginas de esta fábula es recibir un duro golpe sobre el estancamiento y la injusticia de la sociedad, en la que la existencia de una jerarquía abusiva y corrupta amplía cada vez más un abismo ya de por sí insalvable. Asusta contemplar esta narración un siglo después de su escritura, pues nos alerta sobre la preocupante perdurabilidad de los errores del ser humano. Es hora de acompañar a Jack London a través de este viaje retrospectivo para indagar en el origen de dicha decadencia.

La fuerza de los fuertes propone al lector una vuelta a los ancestros en busca de los motivos que propiciaron la corrupción y la tiranía en los primeros días de las comunidades. Allí se sitúa Barba-Larga, un anciano que alberga en sus palabras la experiencia y el conocimiento necesarios para el análisis del conflicto. Tres de sus nietos escuchan ensimismados la historia de su procedencia, de cómo los débiles supieron hacerse fuertes para combatir al enemigo, pero sin llegar a controlar los límites de una virtud que acabó por convertirse en un proceso discriminatorio para sus semejantes. A partir de este punto, la crítica se hace evidente en las distintas actuaciones de los poderosos, apartados completamente de las penurias de las clases más bajas. Son muchos los detalles en los que Jack London focaliza su censura, aunque las líneas básicas se dirigen en esencia hacia tres puntos: la religión como punto de partida para la superstición y el fanatismo; el dinero como origen de la desigualdad económica y la explotación; por último, una forma de gobierno autoritaria que coarta las libertades del individuo. La evolución —o involución— de la sociedad a partir de esta temática constituye el punto de partida de una narración que, más allá de la mera fábula, ofrece al lector un ejercicio literario directo, crítico y reprobatorio.

En este caso no sólo hay que destacar la maestría de Jack London en la ejecución de su idea, sino también la nueva edición que Traspiés ha puesto a disposición de los lectores. Quizás en un primer momento pueda parecer excesiva la dedicación de un volumen para recuperar un único relato. Sin embargo, el resultado demuestra todo lo contrario, pues no sólo se pone en valor una pequeña parte de la obra de London, sino que se logra por medio de un cuidado diseño que acrecienta su atractivo. Por ello, es indispensable mencionar el proyecto artístico de Mar del Valle para la editorial, casi una veintena de ilustraciones que eleva el relato a una dimensión más allá de la meramente literaria. Estos dibujos, junto con la cuidada edición y el excelente prólogo firmado por Rafael R. Vargas Figueroa —también traductor del texto—, permiten entender sin trabas la acertada decisión de dar vida propia, fuera de cualquier compilación, al escrito de London.

La fuerza de los fuertes, aun habiendo sido publicado en los albores del siglo XX, llega ahora hasta los lectores como llamada de atención para un estado que continúa imperturbable, pero donde surgen poco a poco más voces similares al grito pausado de London. Una breve aventura sobre los inicios de la opresión y el sometimiento, en la que lejos de ocultar la carga ideológica, esta se muestra desnuda página tras página. La verdad nunca debe ser velada, sino pura. «Y todo ello ocurrirá cuando hayan muerto todos los necios, y no haya más cantores que paren el avance […]» (p. 62).

Muchas gracias a Ediciones Traspiés por los ejemplares facilitados 

20 comentarios:

  1. No llega a llamarme del todo este libro..

    ResponderEliminar
  2. Yo estoy enamorada de esta edicion. Lei la historia hace tiempo, pero me quiero hacer con la de Traspies, que tiene una pinta espectacular. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La edición es simplemente perfecta. Espero que acabe llegando a tus manos. Un beso.

      Eliminar
  3. Cortito pero contundente este libro. De lectura obligatoria, como bien indicas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegra que coincidamos! Ojalá más gente se anime a leerlo. ¡Besos!

      Eliminar
  4. Quiero leer algo de este autor y creo que el que reseñas podría ser una buena forma de empezar con él.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por su extensión, es una manera rápida de conocer una pequeña parte de la narrativa de Jack London. ¡Un beso!

      Eliminar
  5. A ver si me animo con él, que me apetece muchísimo y de Jack London sólo he leído, y de eso hace ya siglos, "Colmillo blanco"...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso volveré a las historias de Jack London, me ha gustado esta primera toma de contacto. ¡Ya sabes, si te animas a leerlo, no tardes en contarme! Un beso.

      Eliminar
  6. tomo nota, y espero leerlo pronto. Es un autor del que no he leído nada aún.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces te pasa como a mí, no había leído nada de Jack London hasta este título. Sin duda, volveré a su narrativa. ¡Besos!

      Eliminar
  7. Voy a leerlo en breve, me llama mucho la atención.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Espero que nos cuentes tus impresiones! Un beso.

      Eliminar
  8. ¡Completamente de acuerdo contigo! Debería ser lectura obligatoria, es entretenido, escrito de forma impecable y con una moraleja que deberíamos anotarnos bien mentalmente...
    ¡Gracias por haber sorteado el ejemplar! Ha sido una lectura fantástica.
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti por estar siempre al otro lado! Me alegra que hayas disfrutado con la lectura. ¡Espero que pronto coincidamos en otra iniciativa literaria! Besos.

      Eliminar
  9. Lo tengo en casa gracias a las fantásticas opiniones que voy viendo por la red :-)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que disfrutas de la lectura. Espero que pronto nos hables sobre él en tu blog. ¡Besos!

      Eliminar
  10. Me ha encantado este relato y la edición es genial.

    Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Totalmente de acuerdo, Ángela! Un beso.

      Eliminar