30 de abril de 2014

Día del Libro 2014. "El libro y su semana", de Pedro de Répide (1929).

Quizás por las horas que he pasado consultando publicaciones periódicas para mi tesis doctoral, cada cierto tiempo me gusta perderme por antiguas cabeceras en busca de textos interesantes. Es lo que he hecho en esta ocasión para celebrar —un poco tarde— el Día del Libro. Quiero compartir con vosotros varios fragmentos de un artículo publicado por Pedro de Répide en La libertad, bajo el título «El libro y su semana». Estos párrafos vieron la luz el 13 de octubre de 1929. No es de extrañar la fecha de publicación, pues hasta 1930 el Día del Libro se conmemoraba el 7 de octubre, antes de que se fijara definitivamente el 23 de abril. El periodista madrileño ofrece a los lectores unas líneas únicas que merecen ser recuperadas. Disfrutadlas. 

«Hoy termina la Semana del Libro. En principio era solamente el Día del Libro; pero la importancia de la celebración ha hecho que se multiplique ese día para dar tiempo a los diversos actos encaminados a ensalzar los libros y encarecer el amor a ellos. Algo extraño resulta que en pleno siglo XX de la era cristiana sea menester cantar los loores del libro y predicar su culto; pero, por lo visto, aún es necesario. Yo no soy, sin embargo, de los pesimistas en la materia. Creo que, afortunadamente, cada vez es mayor la afición a la lectura. Pero nunca será bastante insistir sobre este tema. […] ¡Oh amable y admirable variedad de los libros! El libro menudo y cubierto por una piel suave parece la prolongación de la mano enguantada de la dama que lo lleva como el estuche de un joyel. El libro de facistol, cuyas hojas son pieles enteras de corderos, y está encuadernado con la de una ternera, nos trae la visión de los antiguos y enormes monasterios rabelesianos. […] El libro de estampas, que ilusiona al niño, despierta su inteligencia, abriéndola a la noción de las cosas. Y arrancando de él, no en dos sendas distintas, sino como las dos orillas de un mismo camino, los libros de estudio, que guían y afirman en la vida, y los de pura concepción literaria, suscitadores de emociones, espejos de problemas del alma o fugitivos hacia el ideal en el arranque ingrávido de las alas del espíritu. […] ¡Libros viejos que han sentido el halago de las manos y de los ojos de otras generaciones! ¿El secreto de qué fecha ocultará esa cinta de seda que quedó de señal en una página? ¿De qué madrigal trocado en elegía es testimonio esa flor disecada? Ha habido veces que entre las hojas de un libro viejo se ha encontrado descolorido un billete de banco, oculto por la inútil codicia, y ya sin valor desde hace muchos años. Pero el libro que le servía de escondite conserva inmarcesible su frescura y toda la valía de su tesoro espiritual. […]¡Libro! Él es discreto. Guarda su ciencia para cuando al abrirle queremos interrogarle. No se enoja si le dejamos. Y está constantemente alerta para recibirnos, como tenían siempre encendida su lámpara las vírgenes prudentes, para esperar la llegada del esposo. ¡Libro! Compendio de lo más recio y noble de la naturaleza. Su papel es la pulpa del árbol, sus caracteres vienen del mineral descuajado de las entrañas de la tierra. Su idea y su sentimiento arrancan del cerebro y del corazón del hombre. Tiene hojas como el árbol, del que ellas proceden, y es a la vez sementera y fruto. Su nacimiento ha significado dolor. Por eso es tan digno de ser comprendido. Por eso es tan digno de que le amemos».

Pedro de Répide, «El libro y su semana».
La libertad, 13 de octubre de 1929.

8 comentarios:

  1. Gracias por este regalo! Un texto precioso.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  2. Muy bonita celebración, Jesús. 'Tiene hojas como el árbol, del que ellas proceden, y es a la vez sementera y fruto.' , me encanta, me la quedo. Mira, en mi instituto ni con semana nos hemos conformado y hemos organizado el Mes del libro, ya ves...
    Besines,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Carmen. El texto, todo tuyo. Me alegra que te haya gustado tanto. ¡Mes del libro, ha tenido que ser una gran experiencia! Cualquier iniciativa literaria es bienvenida. ¡Besos!

      Eliminar
  3. Es verdad que el día del libro se convierte en algo especial y poético para todos nosotros, y con tus palabras aún más.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Precioso texto y precioso tú :)
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es que te como! ¡Mil gracias, amiga! Más besos.

      Eliminar