17 de enero de 2014

"Odiseo. El juramento", de Valerio Massimo Manfredi.

«Mi nombre es Nadie», dice Odiseo y, más de dos mil años después, su persona sigue fascinando a los lectores. Valerio Massimo Manfredi narra esta magnífica aventura en primera persona para acercarnos a un protagonista muy humano. Nos presenta su historia repleta de maravillas y nobles hazañas magníficas desde la infancia de Odiseo en la pequeña isla de Ítaca hasta el final de la guerra de Troya. Una y otra vez el guerrero, hombre de Estado y diplomático, demuestra su inteligencia y sensatez. Propone acuerdos pacíficos, resuelve conflictos y predica paciencia y lealtad, rodeado de los héroes más orgullosos, tempestuosos y bélicos de la Antigüedad. Hércules, Paris, Laertes, Penélope, Helena… la lista de nombres, todos conocidísimos, es larga, y cada uno de ellos desempeña un papel fundamental en este gran drama íntimo y legendario a la vez.

Contraportada | Grijalbo | 1ª edición | 2013 | 413 pp.
Traducción de José Ramón Monreal.

Probablemente cualquier detalle que comparta a partir de estas líneas será conocido por el resto de lectores. No nos enfrentamos a un argumento novedoso; tampoco se trata de un autor desconocido. Y quién más, quién menos, tiene algunas nociones sobre mitología clásica. Por tanto, Odiseo. El juramento llega con el propósito de situar de nuevo al rey de Ítaca como referente literario en la narrativa actual. La novela —primera entrega de una bilogía— recrea el aprendizaje y el crecimiento personal del héroe desde su nacimiento hasta el desenlace de la guerra de Troya. En este largo periplo, que no es sino el comienzo de las vicisitudes del protagonista, Valerio Massimo Manfredi se adentra en una de las aventuras épicas más apasionantes, hilando con perfecta naturalidad las acciones mundanas con los pasajes en los que los dioses darán cuenta de su innegable hegemonía. 

Antes de que el lector se adentre en el viaje de Odiseo —o de Ulises, dependiendo de la tradición seguida—, es de mención obligada la «Nota del autor» que se recoge en las tres últimas páginas del libro, y que quizás hubiese sido interesante incluir al inicio, pues aporta las claves sobre la concepción de la novela. En esos pocos párrafos Manfredi anota brevemente el recorrido del expedicionario a través de los textos de otros autores —Eurípides, Sófocles, Virgilio, Shakespeare o Joyce, entre otros—; todo ello para ilustrar las múltiples interpretaciones que se han realizado del personaje, «reflejo de los hombres que la hicieron revivir de tiempo en tiempo como paradigma de la humanidad, tal como aparecía ante sus ojos» (p. 412). Unas pinceladas que sirven como justificación sobre el camino adoptado por Manfredi en este volumen, donde apuesta por una vertiente próxima al modelo original:
No tendría, pues, sentido […] atribuir al héroe vagabundo caracteres, vicios y virtudes que pertenecen a periodos, gustos y mentalidades tan alejadas entre sí. Por eso me he atenido esencialmente a la figura homérica del personaje tal como aparece en la Ilíada y en la Odisea, al menos según mi modo de ver, lo que, es obvio, se convierte en cualquier caso en una interpretación, pero esta es la característica de los clásicos: que consiguen hablar a los hombres de cada época manteniendo intactos su valor y vitalidad (p. 412).
Odiseo. El juramento principia con un desconcertante prólogo en primera persona en el que la desorientación y la soledad del rey de Ítaca acaparan la escena. Los recuerdos, las pérdidas y la sensación de vacío hacen pensar directamente en la recta final del periplo antes de su regreso a la isla; sin embargo, no es una cuestión que aquí resuelva Manfredi, sino que el entorno recreado no es más que una mera excusa para rememorar, a través de la mente de Ulises, los motivos desencadenantes del estado que refiere. Así se inicia la andadura desde su infancia, en busca del camino hacia un aprendizaje físico y ético que formarán al personaje como digno sucesor al trono ocupado por Laertes. Esta etapa, aunque tiene un peso considerable dentro de la novela, debe entenderse como preámbulo para el auténtico eje del primer volumen, esto es, la encarnizada lucha contra los troyanos tras el secuestro de Helena. Es aquí donde verdaderamente se pone a prueba la templanza del protagonista, esencial para mantener el consenso entre sus aliados.

No es necesario detallar más la trama de Odiseo. El juramento. Los que ya conozcan el pasaje mitológico tendrán una idea clara de lo que podrán encontrar en estas cuatrocientas páginas; por otro lado, aquellos que no hayan tenido todavía la oportunidad de conocer al rey de Ítaca, esta es la ocasión perfecta. Como lector apasionado por la cultura clásica, he llegado hasta la novela de Manfredi deseoso de acompañar de nuevo al esposo de Penélope en su travesía. Antes de comenzar la lectura surgieron para mí algunas preocupaciones, como el miedo de no conectar con la narrativa del escritor italiano —Odiseo es el primer título del autor al que tengo acceso—, o la posibilidad de enfrentarme a una lectura tediosa por el simple hecho de tratarse de una historia harto conocida. Ninguno de estos hipotéticos obstáculos aparecieron durante la ofensiva aquea. El estilo de Manfredi convence desde su inicio, quizás por su intención de conservar un lenguaje que remite a la tradición homérica, algo que dota al mito de una ambientación propicia para su disfrute. Tal acierto ayuda indudablemente a los que conocen la esencia de La Odisea y La Ilíada, pues la experiencia continúa siendo gratificante. El cierre de esta entrega, aunque esperado, deja una ferviente necesidad de proseguir la marcha, pues es en el retorno a Ítaca donde realmente la voluntad divina y el destino inexorable se muestran en todo su esplendor.

Odiseo. El juramento, de Valerio Massimo Manfredi, primera entrega de la bilogía sobre Ulises, deleita al lector con un renovado reencuentro con el hijo de Laertes, desde sus primeros pasos hasta el trazado de la estrategia definitiva para combatir a la inexpugnable Troya. Con un lenguaje que recuerda irremediablemente al poema homérico, Manfredi logra hacer de este extenso periplo un obsequio para los entusiastas de las narraciones bélicas y de las fábulas mitológicas. Ahora sólo resta tomar las armas, desplegar las velas, y contar con el beneplácito de un Olimpo que lleve a buen término la proeza de los mortales.

Muchas gracias a Grijalbo por el ejemplar facilitado


36 comentarios:

  1. Manfredi es un magnífico narrador, así que me llevo el título aunque sepa que por el momento no voy a leerlo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he descubierto a Manfredi con esta novela. Si duda seguiré con otros títulos, aunque esperaré antes a que llegue la continuación de Odiseo. Un saludo.

      Eliminar
  2. Sigo con ganas de este libro que me han regalado por reyes y que ya he prestado. A ver si no tardan mucho en devolvermelo. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que ya esté de nuevo en tus manos y hayas podido leerlo. Un beso.

      Eliminar
  3. Justo vengo de leer otra reseña de este libro y aunque me había quedado con alguna duda, creo que después de leerte no me animaré con este libro
    Besos

    ResponderEliminar
  4. A mí no me gustó, la verdad. Leí la mitad y no pude seguir. Quizá no congenié con el estilo del autor, pues me pareció excesivamente forzado. En todo caso, puede resultar una forma amena de conocer la historia de Odiseo, al menos para los lectores de Manfredi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo lo que dices, Pablo, es un estilo difícil en algunos momentos, por lo que puede haber lectores que no conecten con él. En mi caso creo que la manera de escribir de Manfredi es la adecuada para este tipo de historias. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  5. Como me gusta la mitología y me gustó la trilogía Alexandros del mismo autor tengo claro que lo leeré.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Genial, Lu! La trilogía de Alexandros la leeré, seguro. Mi experiencia con esta novela de Manfredi ha sido muy gratificante, ¡así que no me queda otra! Saludos.

      Eliminar
  6. Este no me lo llevo porque la mitología clásica no me atre nada, no sé que me pasa con esta temática pero no me gusta ni en cine ni en libros.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pasa nada, ¡no nos puede gustar todo! Un beso.

      Eliminar
  7. Me encanta la mitología clásica, espero poder leerlo pronto.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Adelante, Dolores! Si te gusta la mitología esta novela no te defraudará. Un beso.

      Eliminar
  8. No me he estrenado aún con este autor. Y me parece que cuando lo haga, será con este libro, que la mitología clásica me gusta mucho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta esta lectura no había leído nada de Manfredi, y la experiencia ha sido muy buena, así que te recomiendo empezar por aquí. ¡Más besos!

      Eliminar
  9. Si algún día me animo con algo de mitología clásica me acordaré de Manfredi,
    saludos

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que no termina de llamarme, creo que también es porque ahora mismo no me apetecen este tipo de lectura
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En otra ocasión será. Toma nota de todas formas para cuando necesites una lectura de estas características. ¡Besos!

      Eliminar
  11. Pues yo me muero por ponerle los ojos encima. Tal cual te lo estoy diciendo
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que revisar en tu blog si ya lo has leído. Mi ausencia de estos dos meses me tiene un poco perdido. ¡Espero que lo disfrutes! Besos.

      Eliminar
  12. No recuerdo el título, pero intenté hace años leer una novela de este autor y no pude acabarla, así que de momento no lo intento de nuevo. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo que de momento no quieras darle otra oportunidad si te ha pasado eso, a mí me ha ocurrido con otros autores. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  13. A mí es que me dan muuucha pereza este tipo de novelas... la dejo pasar!
    un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No pasa nada, amigo! Hay que elegir y dar prioridad a lo que realmente nos interesa. ¡Más abrazos!

      Eliminar
  14. Me gusta mucho la cultura clásica, no llegué a leerme la Iliada ni la Odisea, pero sí que las estudié, en clase de mitología clásica.
    Quizás me anime con éste, le veo como más asequible.
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces estamos igual, ni "La Odisea" ni "La Ilíada" pasaron por mis manos más allá de algunos fragmentos, pero sí estudié mucha mitología clásica, por lo que he disfrutado mucho de la novela. ¡Besos!

      Eliminar
  15. Me apetece leer algún libro de este autor pero no sé si empezaré por esta, me parece un poco densa para mis pocos conocimientos de mitología clásica.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piénsalo, quizás te interesaría entonces empezar por otro título de Manfredi. ¡Besos!

      Eliminar
  16. Jo, yo lo tengo en casa pero como me volví a Chile no he podido leerlo. Será de los primeros que lean cuando vuelva a casita :)
    No sabía que era bilogía, eso me gusta un poco menos, pero seguro que igualmente lo disfruto. Me gusta mucho este autor.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te espera una lectura interesante tras tu vuelta. La primera parte es cerrada, así que no tienes que preocuparte si no te convence. La primera entrega llega hasta la guerra de Troya, por lo que imagino que la segunda abarcará al completo la vuelta de Ulises a Ítaca. ¡Besos!

      Eliminar
  17. Este me llama la atención pinta bien. De Manfredi sólo me leido uno El Oraculo que te lo recomiendo para mi la mejor novela que tiene y la menos conocida.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu recomendación, Saggara. No conocía ese título de Manfredi. Anotado queda. Un saludo.

      Eliminar
  18. Pues a mi me ha sabido a muy poco, la verdad, se me ha hecho tedioso y repetitivo, terminando bastante cansado del asedio a Troya; esta vez Manfredi no me ha convencido. Me conquistó con "Alexandros", pero me ha dejado frío con "Odiseo".

    Os dejo mi reseña, siempre es bueno que haya opiniones dispares.
    http://booksymusic.blogspot.com.es/2014/04/odiseo-el-juramento-valerio-m-manfredi.html

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En fin, Dimitri, otra vez será. Muchas veces pasa eso, autores que nos encandilan con una novela nos dejan indiferentes con otras. Yo espero con muchas ganas la segunda parte del viaje de Odiseo, que es la que realmente me entusiasma. Un saludo.

      Eliminar