15 de noviembre de 2012

"Trafalgar", de Benito Pérez Galdós.

La España de Carlos IV y Godoy se abraza a un Napoleón decidido a emplear a la invencible Armada de Gravina en pos de su único objetivo: aislar y derrotar a Gran Bretaña. Empeñado en demostrar su supremacía, el Emperador sitúa al frente de la flota franco–española al almirante Villeneuve, un hombre escasamente cualificado para un cargo de tanta responsabilidad. Ese será su gran error. Capitaneados por Nelson, los británicos destruyen sin dificultad el último símbolo del imperio, el español, que comienza a resquebrajarse.

Contraportada | Espasa – El Mundo | 1ª edición | 2008 | 384 pp.

Casi diez años han pasado desde la primera vez que me acerqué a la narrativa de Benito Pérez Galdós. Fue durante mis estudios universitarios, en una asignatura dedicada exclusivamente al realismo español. Hasta ese momento había escuchado hablar muchas veces del escritor canario, pero nunca me había perdido en sus historias —cosas de hacer un bachillerato con un profesor de lengua y literatura preocupado sólo por el análisis sintáctico—. Pero dicen que lo bueno se hace esperar, así que cuando me enfrenté por primera vez a la lectura de Fortunata y Jacinta, descubrí una parcela de nuestras letras que me ha acompañado hasta el día de hoy. En estos años han pasado por mis manos La Fontana de Oro, El audaz (reseña), Doña Perfecta, Marianela —actualmente la reseña más visitada del blog—, Tormento —mi novela favorita del autor— y La de Bringas. Mi pasión por estas historias me llevó a aprovechar dos colecciones con las que logré tener en casa la narrativa completa de Pérez Galdós, uno de mis pequeños tesoros. No obstante, hasta hace cinco años no me acerqué por vez primera a los Episodios Nacionales, cuando emprendí una aventura con mi grupo de investigación para realizar un nuevo trabajo sobre Cádiz —confiamos en que vea la luz el próximo año—(reseña). Ese fue mi primer contacto con los pasajes históricos recreados por el escritor canario, una magnífica experiencia al aunar acontecimientos reales con argumentos ficticios. Por eso, cuando me topé con la propuesta de Isi para embarcarnos —nunca mejor dicho— en la lectura de Trafalgar, no lo dudé ni un segundo. Era el momento de emprender esta aventura. Y aunque en aquella ocasión la flota española no llegó a buen puerto, nuestra convocatoria literaria ha sido todo un triunfo. ¡Al abordaje!

Galdós otorga un destacado protagonismo a la ciudad de Cádiz en el octavo de los Episodios Nacionales; sin embargo, desde la primera página de Trafalgar ya recoge este enclave para situar los orígenes de Gabriel de Araceli, protagonista principal de esta primera serie histórica. Relatado en primera persona, señala: «Yo nací en Cádiz, y en el famoso barrio de la Viña, que no es hoy, ni menos era entonces, academia de buenas costumbres» (p. 33). Gabriel es, por tanto, el encargado de hacer llegar al lector cada uno de los acontecimientos que forjaron la nación en los primeros años del siglo XIX. Con él llegan paulatinamente el resto de personajes que conforman este primer encuentro con la historia de España, en el año 1805. No obstante, y antes de que comiencen a ponerse las piezas para la gran batalla naval, el narrador permite espiar un poco los años anteriores al conflicto a través de su infancia y adolescencia, componiendo de esta manera un completo retrato del personaje desde sus primeros pasos por las calles gaditanas a finales de la centuria dieciochesca.

Los malos tratos que Gabriel soporta de su tío le llevan a emprender su andadura por otros municipios de la provincia: así, no tarda en pasar por San Fernando, Puerto Real y Medina Sidonia, donde encuentra el arropo necesario: «Mi buena estrella me llevó a cierta casa, cuyos dueños se apiadaron de mí, mostrándome gran interés, sin duda por el relato que de rodillas, bañado de lágrimas y con ademán suplicante, hice de mi triste estado, de mi vida, y sobre todo de mis desgracias» (p. 39). Es en este punto donde son presentados Alonso Gutiérrez de Cisniega, capitán de navío, y su mujer Doña Francisca, matrimonio con el que viaja hasta Vejer de la Frontera, donde comienza a fraguarse la gran aventura de la novela. Las porfías entre Paquita y Alonso serán constantes a lo largo del episodio, a pesar de la fidelidad y el amor que se esconden bajo sus rifirrafes a raíz de la pasión que siente Cisniega por los asuntos marítimos. A la gresca se une Marcial, «llamado entre los marineros Medio–hombre, […] contramaestre en barcos de guerra durante cuarenta años […], con una pierna de palo, el brazo izquierdo cortado a cercén más abajo del codo, un ojo menos, [y] la cara garabateada por multitud de chirlos en todas direcciones» (p. 46). Esta descalabrada presencia, de la que Gabriel llega a afirmar que su aspecto imponía respeto a la vez que hacía reír, desenfunda todas sus armas para convencer a Alonso y formar parte de la aventura contra el frente británico.

No son estos los únicos personajes sobre los que se construye la ficción, pues Galdós decide aportar también a la trama una línea sentimental, focalizada fundamentalmente en Rosita, hija de Alonso y Francisca, que se convierte al instante en el primer amor de Gabriel. Los juegos de niños y el acercamiento entre ambos van despertando en el protagonista el interés por su compañera, hasta que la adolescencia cambia las emociones y las fisonomías de ambos. Pronto Rosita olvida aquel estrecho vínculo para entregar todas sus atenciones a Rafael Malespina, con el que formaliza un compromiso que pronto se trunca al tener que acudir su futuro esposo a la contienda en las costas gaditanas. Con él, su padre José María, coronel de artillería retirado, cuyas historias —aderezadas con alguna que otra mentira para dotar a su relato de mayor dramatismo— darán algunas sorpresas interesantes a lo largo de la narración. No hay que perder de vista a Doña Flora, prima de Alonso, pues si bien no tiene en este episodio un protagonismo relevante, logrará convertirse en una de las presencias más destacadas de esta primera serie.

Con todo lo apuntado, sólo queda resaltar la maestría con la que Benito Pérez Galdós aúna su relato ficticio con las coordenadas históricas y geográficas en el que se desenvuelve. Su rigor y su vasto conocimiento convierten a Trafalgar en el primer peldaño de esta ambiciosa empresa narrativa, en la que el lector se deleita con cada pasaje en que las grandes gestas de la nación se postran a los pies de la creación del autor canario. Así, la novela ofrece unas primeras estampas que comienzan a reflejar la situación social y política en un contexto que se acercaba al final del Antiguo Régimen —con el nefasto reinado de Carlos IV— para abrirse hacia las primeras luces del liberalismo, en una etapa donde los franceses ya no serán aquellos aliados que buscaban la destrucción de la flota capitaneada por Nelson, sino los súbditos de Napoleón en su intento por oprimir a los españoles bajo el yugo al que estaba sometiendo al resto de Europa.

Trafalgar, primera entrega de los Episodios Nacionales, supone un excelente punto de partida para la reconstrucción histórica de España desde principios del siglo XIX, por medio de una perspectiva literaria que otorga al relato un interesante atractivo para conocer de primera mano los acontecimientos sobre los que surgieron los pilares de un ferviente patriotismo, vistos en esta ocasión desde una perspectiva ficticia que mantiene la seriedad y el rigor del desastre bélico ocurrido en último trimestre de 1805. Galdós consigue en cada una de sus novelas que el lector viva una experiencia única, como parte de su innegable capacidad para dar vida a unos personajes construidos sobre la base del diálogo y las descripciones detalladas propias de la corriente realista. Como era previsible, Trafalgar confirma una vez más la habilidad narrativa del escritor canario.

          [Reseña nº 18 del desafío «25 obras escritas en español»]          


Otras ediciones recomendadas



Título: Trafalgar
Autor: Benito Pérez Galdós
Editorial: Cátedra
Páginas: 256
I.S.B.N.: 978-84-376-0419-0
Precio: 9,70 €

37 comentarios:

  1. Oh Jesús, qué gran reseña!
    Cómo se nota que este libro es para ti tanto disfrute como trabajo, que es tu rama del conocimiento, vamos ;)
    ¡Me alegro de que te animaras a participar!

    ResponderEliminar
  2. ¡Pedazo de reseña Jesús! Cómo se nota que dominas la materia... Y es que Galdós es mucho Galdós. Un narrador increíble. Aún me quedan muchas novelitas suyas por leer y creo que para el año que viene me voy a hacer mi propio reto con este autor, que siempre me ha hecho disfrutar. Y a propósito, ¿no te has leído Misericordia? Es mi novela favorita...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Esta semana he encontrado varias reseñas sobre esta novela. Como ya he dicho Galdós me gusta pero sus Episodios nacionales me dan un poco de miedo. Temo no estar a la altura.

    ResponderEliminar
  4. Yo de disfrutado mucho de la lectura de Trafalgar, a la que me apunté como tú siguiendo la iniciativa de nuestras amigas. Ha sido una oportunidad estupenda no solo de conocer la obra sino de ahondar en un tema que ya no estudiamos con la suficiente atención. Además en mi caso he tenido la oportunidad de aprender mucho con las reseñas que todos hemos ido colgando.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. ¡Una reseña estupenda!
    De Galdós me temo que solo he leído Fortunata y Jacinta que por cierto me gustó mucho. Los Episodios Nacionales, quizá por el título siempre sospechaba que debían ser una lectura un tanto sesuda y oscura y ni se me pasó por la cabeza dedicarles mi atención.
    Veo que estaba completamente equivocada y de reseña en reseña van aumentando mis ganas de ponerme manos a la obra y corregir el malentendido. ¡Con lo que me gusta a mi la novela histórica!
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Aún no he empezado con los episodios nacionales de Galdós, y eso que hay algunos de ellos en casa, no tengo perdón. Increíble reseña, Jesús, se nota tu dominio del tema.

    Un beso shakiano!!

    ResponderEliminar
  7. A ver si me pongo con él, que tengo a don Benito un poco abandonado...

    ResponderEliminar
  8. Quiero leerlo desde hace mucho tiempo. Más aun cuando el año pasado, en literatura, leí un fragmento en el que Gabriel describía un barco. Me encantó. Mi padre leyó este y -me parece- el siguiente en la "saga" y la verdad es que le gustaron mucho, pero a mí en ebook no me gusta leer y todavía no he podido catarlo :/

    Es probable que compre esa edición que dices en una próxima visita a la librería, ¡qué baratas y bonitas son las ediciones de Cátedra!

    Besos :D

    ResponderEliminar
  9. Pues debe de estar bastante interesante y debe de aprender uno mucho con éste tipo de lecturas. A ver más adelante si me animo. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Tormento es tu novela favorita de Galdós? Y la mía!! Bueno, yo diría que lo es en términos absolutos.
    Te recomiendo vivamente La Desheredada.
    Veo que picaste como yo con La de Bringas, pero ya te digo que me pareció la más floja de la trilogía. El doctor Centeno la supera en mucho.
    Y como veo que eres un sabio, por favor acércate a Lo prohibido, y a Incógnita y Realidad. Que creo que no son para todos los paladares pero que a ti que ya estás metido en harina ....
    Muy bien Jesús qué alegría me has dado.

    ResponderEliminar
  11. Yo me quedo con Marianela entre mis favoritas, pero tendré que leer Tormenta por lo que cuentas. La reseña completísima y estupenda, Gracias!! Besos

    ResponderEliminar
  12. Hijo, te haces de esperar pero menudas reseñas haces. Yo me acerqué también hace muchos años a la obra de Galdós (y me encantó) pero nunca me adentré en sus Episodios Nacionales. Con estas entradas que estáis haciendo de Trafalgar ya sé que tengo que ponerme con ellos. ¡Y mándale un enlace de la reseña a ese "fistro" de profesor!

    ResponderEliminar
  13. Cuando se nota cuando alguien disfruta con la lectura de un libro.
    Leí este libro hace años y me gustó mucho; tenía intención de seguir leyendo los Episodios Nacionales pero, por una cosa o por otra, nunca me he puesto a ello.
    Sí que leí Marianela y Miau y ambos me gustaron mucho también
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Conocí a este hombre por Marianela, es uno de mis libros favoritos =)
    Tengo en mente ir leyendo los Episodios poco a poco =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  15. No me apuinté a la lectura por falta de tiempo, pero si que quiero leerlo más adelante...Impecable la reseña. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  16. ¡Qué reseña más completa!

    Lo único que yo había leído de Galdós fue Tristana y te juro que lo aborrecí tanto que lo leí a toda prisa, para que me durara lo menos posible, pero enterándome de todo. Menos mal que Trafalgar me ha gustado, jeje.
    A ver qué tal los siguientes Episodios…

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  17. Una reseña impresionante Jesús! Yo no me uní a la iniciativa de Isi y ahora me da mucha envidia ver lo mucho que están disfrutando todos los participantes... Y encima, a mi me encanta Galdós! Tendré que ponerme con los Episodios Nacionales en cuanto pueda. 1beso!

    ResponderEliminar
  18. Hola, pues yo también me he apuntado a la lectura conjunta, aunque como lo he hecho un poco tarde me acabo de empezar el libro ^^

    De este hombre solo he leído Marianela, en la ESO, tuve una gran profesora de lengua ^^ Y creo que ya te comenté en la reseña que me había encantado.

    El año pasado por estas fechas mi novio me regaló la edición de Destino de los Episodios Nacionales, una edición preciosa en cinco tomos. Y es que yo estudié historia y los Episodios Nacionales no pueden faltar en casa de ningún historiador ^`

    Bueno, el caso es que me alegro de que la lectura que ha organizado Isi me hay animado por fin a ponerme con ellas y espero disfrutar Trafalgar tanto como tú. ^^

    Muak

    ResponderEliminar
  19. Tengo los libros en casa pero aún no me he decidido a leer ninguno, espero hacerlo pronto ya que las reseñas de la lectura me han animado
    besos

    ResponderEliminar
  20. Isi, ¡muchas gracias! Como sabes, no tuve que pensarlo mucho para participar en este evento. Además, me alegro de haber formado parte de él, porque ha sido (está siendo) todo un éxito. ¡Gracias por organizarlo! Un beso.

    Margari, ¡gracias a ti también por tus palabras! No he tenido todavía el placer de pasar por "Misericordia", pero tengo la suerte de tener la novela a mano, así que pronto. Me gusta la idea del reto de Galdós. Piensa en ello, dale forma y conviértelo en una nueva convocatoria en tu blog para todos los lectores. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  21. Albanta, ¡seguro que estás a la altura! Sólo tienes que probar con la primera entrega, o con cualquier otro episodio que te llame la atención sobre los demás. Así sacas tus propias conclusiones. ¡Un abrazo!

    Mariuca, tu comentario resume perfectamente lo que ha supuesto esta lectura conjunta. Para mí también ha sido un placer formar parte de ella. ¡Espero que todos los que hemos participado sigamos el camino marcado con la segunda entrega! Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Jara, ¡muchas gracias! Como le he dicho a Albanta, deberías probar con cualquiera de los episodios para descubrir estas series. Me alegra que tu percepción haya ido cambiando con nuestras reseñas y que tu interés haya ido en aumento. A ver si nos cuentas pronto. ¡Un abrazo!

    Shaka Lectora, ¡gracias por tu comentario! Como puedes imaginar, te animo desde aquí a la lectura de estas novelas. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  23. Espe, ¡eso no puede ser! Adelante con Galdós. ¡Muchos besos!

    Sasy, ¡tienes toda la razón!, las ediciones de Cátedra son muy buenas, tanto en su presentación como en sus estudios introductorios. En cuanto a "Trafalgar", a pesar de todas las reseñas que están a mano, tienes la suerte de poder preguntarle a tu padre sus impresiones. Él también sabrá indicarte. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  24. Todos mis libros, espero que finalmente te animes a probar con estas novelas. Así podrás darnos tu punto de vista. Un saludo.

    Loquemeahorro, ¡la alegría me la he llevado yo al ver que coincidimos tanto! Genial. Tomo nota de todas tus recomendaciones. Precisamente, tenía en mente que la próxima novela de Galdós que pasara por mis manos fuera "Lo prohibido". En cuanto a "Tormento", tengo que hacer una relectura, porque quiero que tenga su espacio en el blog. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  25. Marilú Cuentalibros, ¡gracias por tus palabras! Debes leer "Tormento", estoy convencido de que pasará a formar parte de tus novelas favoritas. ¡Un beso!

    Rebeca de Winter, ¡mil gracias por tu comentario! ¿Sabes qué? A pesar de los años, sigo teniendo contacto con el profesor que me introdujo en el realismo y en el apasionante mundo de Galdós. Así que en cualquier momento, cuando coincida con él (que suele ser con relativa frecuencia), se lo comento. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  26. Laky, gracias por tus palabras. Quizás podrías animarte para la segunda etapa de la lectura conjunta el próximo año y así continuar tu lectura de los Episodios Nacionales. ¡Me encantaría! "Miau" es otra de mis novelas pendientes. ¡Hay tanto que leer de Galdós! Muchos besos.

    Shorby, me alegra saber que vas a seguir leyendo a Galdós. Merece la pena. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  27. Meg, ¡muchas gracias! A ver si te animas el próximo año a la segunda fase de la lectura conjunta. ¡Un beso!

    Lady Boheme, ¡gracias a ti también por tus palabras! Como ya comenté en tu espacio, me alegra mucho que te hayas reconciliado con Galdós. Además, eso ha servido también para que sigamos viéndonos el próximo año en la lectura de los episodios. ¡Mil besos!

    ResponderEliminar
  28. Tizire, ¡gracias por tu comentario! Puedes ponerle solución a lo de la lectura, sólo tienes que leer lo antes posible "Trafalgar"; así, cuando comencemos con el segundo episodio, podrás formar parte de la lectura. ¡Un abrazo!

    Alhana, ¡qué bien que al final formes parte de esta lectura! Quedo a la espera de tus impresiones. No he tenido ocasión de ver la edición de Destino, así que pasaré ahora por la web para echarle un vistazo, aunque sea al exterior. Yo estoy encantado, como filólogo, de tener todos los episodios y novelas de Galdós, así que imagino la alegría que te dará como historiadora tener los acontecimientos históricos del XIX en versión literaria. ¡Un beso!

    Tatty, ¡a ver si te animas pronto! Tus reseñas son, probablemente, de las más completas de la red, así que estaría encantado de ver a Galdós en tu espacio. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  29. Esta reseña lo anima a uno a acercarse a la obra de Galdós ¡y veo que es la 18 del reto de obras escritas en español! ayyy yo voy muy mal con ese reto, no creo terminar :(
    un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
  30. ¡Ole! ¡Menuda reseña!

    No me animé a la lectura conjunta porque pensé que no tendría tiempo, pero mira por donde les mandaron esta novela en el instituto y la he terminado hace unos días, lo que ha hecho que disfrute el doble tu reseña, Jesús.

    Había leído Marianela y Doña Perfecta, pero no me había estrenado con los Episodios Nacionales, y creo que ha sido un buen comienzo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  31. Bibliobulimica, ¡todavía no estoy seguro de si podré acabar el reto! Estoy poniendo todo de mi parte, pero no dispongo del tiempo que me gustaría. ¡A ver qué puedo hacer! Un beso.

    Mayte, ¡mil gracias por tu comentario! Me alegra que tu estreno con los episodios haya sido un éxito. ¡Espero que continúes! A ver si pronto vemos tu reseña de esta novela en el blog. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  32. Muy buena reseña. Yo también he participado en esta lectura que me ha parecido fascinante.
    La verdad es que tengo ganas de leer más de este escritor.
    Espero que Isi nos embarque de nuevo en la lectura.
    Un saludo
    Teresa

    ResponderEliminar
  33. Este barco en el que nos hemos embarcado, tienes razón, nos ha llevado a muy buen puerto.
    Besines,

    ResponderEliminar
  34. Teresa, muchas gracias por tus palabras. Espero que a comienzos del próximo año continuemos con los episodios de Galdós. ¡Un saludo!

    Carmen, ¡así ha sido, no esperaba menos! Un beso.

    ResponderEliminar
  35. Aish, que me perdía tu reseña... Ando de un despistado. Me gusta que realces la importancia de los Episodios Nacionales como documentos de reconstrucción histórica, sí señor. Por cierto, me sorprende un poquito cuando hablas del "escritor canario". Es curioso pero aunque sabía que Galdós nació en Las Palmas, siempre lo había tenido por un ciudadano de Madrid. Supongo que porque casi todas sus obras están ambientadas en esa ciudad y por cómo habla de sus calles y gentes. Un beso!!

    ResponderEliminar
  36. Una gran reseña. Sin duda conoces la obra de este autor y es un placer que nos la presentes con ese acierto y sabiduría. Ahora solo me queda empezar con este gran escritor español cuanto antes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Mónica-Serendipia, aún hay gente que desconoce la procedencia canaria de Galdós. Hace cuatro años estuve en Gran Canaria y pude visitar la casa donde vivía. Fue toda una experiencia. ¡Besos!

    Pakiko, ¡gracias por tu comentario! Como os he dicho, me encanta este escritor, así que no me cuesta nada hablar de él en este espacio. Y si consigo que otros lectores lo descubran, mejor que mejor. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar