7 de noviembre de 2012

"El perro del hortelano", de Lope de Vega.

El perro del hortelano, llamada también La condesa de Belflor, es un ejemplo de comedia de enredo y costumbres, escrita hacia 1618. Diana, la condesa, está enamorada de Teodoro, que ama a Marcela aunque está dispuesto a prestar oídos a su señora. Pero Diana se encuentra en un dilema: ni quiere casarse con él porque no pertenece a su clase, ni le da el consentimiento para que se case con Marcela. Sin embargo, cuando se entera de que Teodoro puede ser descendiente del conde Ludovico, acaban sus dudas.

Contraportada | El País | 1ª edición | 2005 | 127 pp.

Siempre es un buen momento para rescatar clásicos de la literatura española entre tantas novedades editoriales de las que recibimos noticias a diario. En esta ocasión he querido adentrarme de nuevo en otra de mis grandes pasiones, el teatro, para presentaros un referente barroco del género dramático: El perro del hortelano, de Lope de Vega. Creador del Arte nuevo de hacer comedias en este tiempo (1609), el escritor madrileño consiguió dar un paso adelante en la escena española con una nueva reformulación que marcaría la manera de componer para las tablas desde los primeros años del siglo XVII. Con El perro del hortelano Lope de Vega ofrece un constante tira y afloja entre la condesa Diana, su secretario Teodoro, y la futura esposa de este, Marcela; un triángulo amoroso donde los celos aparecen como el verdadero motor de las intrigas cortesanas.

No se puede decir mucho del argumento más allá de lo previamente apuntado, pues ofrecer detalles de cómo se van situando los personajes dentro de la obra conllevaría desvelar información relevante de la trama, al tratarse de una obra teatral relativamente breve, pensada para la representación y con un número de personajes limitados. Aun así, es fácil proporcionar algunos rasgos del planteamiento inicial. El acto primero comienza en el palacio de la condesa de Belflor, con la huida de Teodoro y su lacayo Tristán, sin que el lector —o espectador— conozca las causas de esta trepidante salida. Diana no tarda en solicitar a Fabio noticias sobre el intruso: «Corred, necio, enhoramala, / pues merecéis este nombre / y mirad quién es un hombre / que salió de aquesta sala». La historia comienza a trazar su primer enredo con la intervención de Anarda, quien no tarda en confesar a su señora que el desconocido caballero tiene que ver con una de las criadas del palacio: «El verte, señora, ansí, / y justamente enojada, / dejada toda cautela, / me obliga a decir verdad, / aunque contra el amistad / que profeso con Marcela. / Ella tiene a un hombre amor, / y él se le tiene también; / mas nunca he sabido quien». Este último verso pierde pronto su sentido, al confesar poco después que el amado de su amiga es Teodoro, el secretario de la condesa. Es en este punto cuando los celos de Diana toman las riendas de la historia, dando sentido al título de la comedia. Las palabras de Teodoro en el segundo acto recogen la esencia del texto de Lope: «Mas viénele bien el cuento / del perro del hortelano: / no quiere, abrasada en celos, / que me case con Marcela / y, en viendo que no la quiero, / vuelve a quitarme el juicio / y a despertarme si duermo».

El Arte nuevo de hacer comedias consta de unas características sobre las que se construye la comedia nacional: la mezcla de lo trágico y lo cómico —en un intento de dar mayor verosimilitud al drama—; la ruptura de la unidad de tiempo, de lugar y de acción; la división de la obra en tres actos, correspondiente al esquema tradicional de exposición, nudo y desenlace; la utilización de un lenguaje propio para la configuración del personaje; o el uso de la polimetría, esto es, el empleo de determinados tipos de versos y composiciones estróficas en función de las distintas situaciones. No obstante, el propio Lope se desentenderá en ocasiones de sus propias reglas; así lo señala Edelmira Martínez Fuentes, quien propone El perro del hortelano como ejemplo de esas pequeñas fisuras en las mencionadas innovaciones (p. 7). Sin embargo, para el lector que sólo busque el entretenimiento de esta comedia palatina, todos estos elementos carecen de relevancia, pues el texto creado por el escritor madrileño cumple perfectamente su función. Quizás haya que señalar dos pequeños obstáculos a la hora de enfrentarse a El perro del hortelano, pero fácilmente superables una vez pasadas las primeras páginas: por un lado, una utilización del lenguaje que se aparte notablemente del uso actual, especialmente en el empleo de determinados vocablos; por otro, como ya se ha venido apuntando, la composición en verso que conlleva algunos cambios de ritmo en los diálogos y soliloquios de los personajes. En cualquier caso, no dejan de ser mínimas barreras que, una vez rebasadas, permiten disfrutar de una de las comedias más destacadas de la literatura española.

El perro del hortelano, de Lope de Vega, se presenta como una comedia palatina en la que los protagonista quedan puestos al servicio del amor y de los celos, de las intrigas y de las preocupaciones por la honra, en una constante lucha entre la verdadera pasión y el desvelo por las convenciones sociales. Obra representativa de la nueva comedia nacional, El perro del hortelano no sólo supone un referente en la vasta producción del Fénix, sino en la tradición teatral de las letras hispánicas, como demuestran las innumerables representaciones y adaptaciones que ha experimentado hasta nuestros días.

          [Reseña nº 17 del desafío «25 obras escritas en español»]          


Aprovecho la publicación de esta entrada para recomendar la versión cinematográfica dirigida por Pilar Miró en 1996, protagonizada por Emma Suárez, Carmelo Gómez y Ana Duato.

29 comentarios:

  1. Reconozco que leer teatro no me gusta nada y esta obra no la he leído pero sí he visto la película de Pilar Miró, estupenda por cierto, y me aúno a la recomendación.
    Musus.

    ResponderEliminar
  2. El teatro no es lo mío. He leído alguna obra de Shakespeare pero es un género que me cuesta bastante. Esta obra tiene una pinta muy buena y el trailer me ha encantado (¡¡qué vestuario y qué escenarios!!) Me apunto la peli. El libro creo que lo dejo para otra ocasión.

    Gracias por la recomendación.

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Hace tiempo que no leo nada de teatro. Creo que desde los tiempos de la facultad y ya ha llovido. Y es que cogí un vicio con Lope y Calderón... Esta obra me encantó. Y hasta alguna sonrisa me arrancó con más de una situación. La peli es una adaptación buenísima. Me gustó muchísimo y es que los actores están geniales.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. He leído poco teatro, pero esta es una de esas excepciones y coincido contigo en recomendarla mucho, tanto en papel como esa versión de Pilar Miró que mencionas.

    Un beso shakiano!!!

    ResponderEliminar
  5. Esta comedia de Lope la he leído solo una vez pero la película la he disfrutado en varias ocasiones.
    Besos, Jesús!

    ResponderEliminar
  6. Hace poco que vi una representación de otra obra de Lope y, la verdad, me pareció horrorosa: probablemente era culpa de los actores, que no supieron darle vida a un texto que tampoco es de los mejores del autor. Por ello no creo que lea a Lope en breve, aunque seguro que esta obra es mejor experiencia que la última que tuve. 1beso!

    ResponderEliminar
  7. Pues mira, me apunto la versión cinematográfica porque el libro lo leí hace siglos pero la película no la llegué a ver nunca.

    ResponderEliminar
  8. Me gusta mucho el teatro y esta obra es una maravilla, deliciosa. Igual que la película de Pilar Miró, que he visto varias veces. Es una pena que a mucha gente le cueste leer teatro, porque es una experiencia ir imaginando los personajes y los escenarios.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Lo tengo en casa sin leer...no sé por que pero los clásicos aunque sea teatro (que me suele gustar leerlo) los acabo retrasando...y vaya yo creo que este año y el anterior...no he leído ningún clásico...
    A ver si me vuelvo a animar.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Un autor interesantísimo, qué duda cabe. De él leí Fuenteovejuna, obra de la que vi una magnífica adaptación teatral.

    Es imposible negar la influencia que ha tenido Lope de Vega en la literatura española medieval, moderna y contemporánea.

    Un saludito.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta Lope de Vega!!
    Tiene unas obras buenísimas, así que qué te voy a decir =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  12. Mira que me gusta Lope de Vega (uno de mis dramaturgos favoritos) y que he leído un montón de obras suyas y visto en teatro otras tantas, sin embargo, esta, con lo famosa que es aún no la he leído o visto, ni siquiera la famosísima película, tendré que ponerle remedio. Gracias por recordarla! Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. leí mucho a Lope de Vega en la facultad y la verdad es que me gustaba bastante. Lo que no he visto es la película, y eso que no solía perderme ninguna de Pilar Miró. Intentaré rescatarla en algún momento. Un beso

    ResponderEliminar
  14. Una gran reseña. Gracias por desgranarnos este clásico del teatro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Aunque me da un poquito de vergüenza tengo que reconocer que todavía no he leído esta obra, ni tampoco la he visto en teatro o en película. De Lope de Vega he leído poesía únicamente. Pero me ha encantado la reseña. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  16. Lope de Vega me encanta, pero debo reconocer que no sé porqué leo más autores clásicos extranjeros. Besos.

    ResponderEliminar
  17. En su tiempo, cuando era mas joven, leí mucho teatro. Entre ellos esta obra. Ahora ha pasado a ser un género que no me gusta mucho.

    ResponderEliminar
  18. Mafaldas, sin duda, Pilar Miró hizo un gran trabajo a partir de la obra de Lope de Vega. Versión cinematográfica muy recomendable. ¡Un beso!

    Narayani, espero que en este tiempo que ha pasado hayas tenido ocasión de ver la adaptación cinematográfica. Si te gustó lo que viste en el avance, la película la disfrutarás de principio a fin. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  19. Margari, ¡a ver si te animas de nuevo a retomar la lectura de teatro! Sobre la obra, hay escenas muy buenas. Especialmente me encantaron los diálogos de Diana (la condesa) con Marcela, donde se ve perfectamente cómo la primera tantea el terreno y juega con la situación a través de la fidelidad de su doncella. ¡Muchos besos!

    Shaka Lectora, me alegra saber que te unes a mi recomendación. ¡Ojalá más gente se anime a descubrir esta joya de Lope de Vega! Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Carmen, ambas cosas merecen que nos acerquemos a ellas en más de una ocasión. ¡Besos!

    Tizire, lo bueno que tiene Lope es que fue un autor muy prolífico, así que lo que no encuentres en una comedia, seguro que lo encuentras en otra. ¿Recuerdas el título de la obra que viste en el teatro? Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Espe, ¡adelante, te encantará! Cuéntame cuando la veas. Muchos besos.

    Dorothy, totalmente de acuerdo contigo, la experiencia de leer teatro es fantástica. Por eso siempre tengo a mano algún texto dramático del que tirar cuando estoy saturado con tanta novela. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  22. Lesincele, ¡anímate! Aprovecha que tienes el libro en casa. Es una lectura que no te llevará más de dos horas. Así, tanto si la disfrutas como si no, no tendrás que dedicarle mucho tiempo. ¡Un abrazo!

    Xavier Beltrán, pues sí, la influencia de Lope hasta nuestros días es indudable. Me uno a la recomendación de "Fuenteovejuna". Además, guardo buenos recuerdo de esta obra, pues tuve que explicarla en clase cuando me dieron la oportunidad de impartir docencia en la universidad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Shorby, ¡Lope tiene grandes tramas en su producción teatral! Un beso.

    Carol, me encanta que, gracias a esta reseña, Lope de Vega haya llegado de nuevo a tu mente. Anímate a rescatar "El perro del hortelano", la disfrutarás. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  24. Pilar González, como he comentado más arriba, es una magnífica adaptación cinematográfica la que realiza Pilar Miró, así que te animo a verla. ¡Un beso!

    Pakiko, ¡gracias a ti por tus palabras! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Goizeder, ¡de vergüenza, nada! Yo tampoco la había leído hasta hace un par de meses. Es lo que tiene acercarse a autores que han sido tan prolíficos en su escritura, que es difícil abarcar toda su producción. ¡Muchos besos!

    Todos mis libros, ¡curioso! Quizás muchos lectores se acercan más a los clásicos extranjeros porque, al pasar por una traducción, el texto final es más accesible, mientras que los clásicos españoles mantienen el castellano tal y como fue escrito, por lo que suele dificultar la lectura. ¡Un abrazo!

    Albanta, curioso el cambio que comentas. ¿Quizás leiste en exceso, y por eso ahora no te gusta? Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. el teatro no es lo mío, pero reconozco que es importante leerlo así que me apunto esta obra. Veré si por aquí se puede conseguir la película, para verla.
    ¡Gracias Jesús!

    ResponderEliminar
  27. Bibliobulimica, me alegra mucho saber que gracias a esta reseña te animarás a leer teatro. Y si no, al menos, podrás ver la adaptación, completamente fiel al clásico de Lope. ¡Gracias a ti por tu interés!

    ResponderEliminar
  28. No es que me guste leer teatro la verdad... creo que lo poquito que he leído ha sido en el cole, así que no creo que vaya a leer esta obra. Besos!

    ResponderEliminar
  29. Kristineta, no hay problema. De todas formas, si algún día te animas a leer teatro, aquí tienes una recomendación. ¡Saludos!

    ResponderEliminar