27 de noviembre de 2012

"Crónica de una muerte anunciada", de Gabriel García Márquez.

Crónica de una muerte anunciada, séptima novela de Gabriel García Márquez, se publicó en 1981. Se trata acaso de su obra más «realista», pues se basa en un hecho histórico acontecido en la tierra natal del escritor, que tuvo conocimiento del mismo durante su infancia. Sin embargo, en García Márquez, la dialéctica entre mito y realidad ofrece caracteres tan peculiares como sorprendentes, pues el primero surge siempre de la segunda, de manera absolutamente natural, mientras que esa misma realidad —como sucede en este caso— está siempre potenciada por el conjunto de una prosa tan cargada de fascinación que la eleva hasta las fronteras de la leyenda.

Solapa | Mondadori | 7ª edición | Octubre 1988 | 118 pp.

A principios de julio tuve noticias de la convocatoria realizada por el espacio Literariamente hablando, en la que se propuso la lectura y posterior reseña de una de las obras de Gabriel García Márquez. Decidí formar parte con la relectura de Crónica de una muerte anunciada, novela que leí hace ya algunos años, pero que me apetecía recordar de nuevo. Previamente ya había tenido ocasión de conocer otros textos de García Márquez, concretamente El amor en los tiempos del cólera —leído en dos ocasiones— y Relato de un náufrago. Mi experiencia fue favorable en aquel momento, por lo que volver a las páginas de una novela conocida iba a ser todo un placer, además de tener el éxito garantizado.

Crónica de una muerte anunciada cuenta, probablemente, con uno de los comienzos más contundentes y mejor recordados por muchos lectores: «El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5.30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo» (p. 11). Él es la víctima de las intrigas, aunque la manera en que está concebida la novela hace que algunas veces su imagen quede relegada a un segundo plano, con el propósito de darle el protagonismo al resto del pueblo, a aquellos que no pudieron evitar la muerte de Santiago, así como a los que tuvieron esa posibilidad en su mano pero tomaron la decisión de mantenerse impasibles. Por tanto, desde el comienzo de esta crónica García Márquez ofrece una radiografía de los habitantes del municipio, vistos cada uno de ellos desde la distancia temporal del narrador, quien relata el suceso años más tarde.

Plácida Linero, la madre de Santiago, es el primer personaje que ofrece sus impresiones sobre el fatídico día. Para ello rememora en la narración algunos pasajes del último sueño tenido por su hijo, al ser conocida en el vecindario por la certeza de sus interpretaciones oníricas. Cuando el narrador vuelve a conversar con ella, es capaz de ver con completa claridad las señales que debería haber recibido de aquella ensoñación, con las que podría haber evitado el desastre. También en estas primeras líneas el lector conoce al fallecido Ibrahim Nasar, padre de Santiago, del que aprende el manejo de las armas, el amor por los caballos y la maestranza de las aves de presa. Su matrimonio con Plácida fue un constante foco de infelicidad para la pareja, aunque no supuso un problema para el crecimiento de su hijo, criado en un entorno alegre y pacífico. Tales desavenencias se encuentran en gran parte en Victoria Guzmán, cocinera amante de Ibrahim en el pasado y conocedora del oscuro proyecto para dar muerte a Santiago, aunque optará por no impedirlo. Sí intenta evitar el asesinato su hija Divina Flor, pero su miedo a hablar le lleva a introducir por debajo de la puerta una nota de la que nadie se percata antes del fatal desenlace.

Madre e hija son un reflejo de lo apuntado previamente, esto es, un personaje que pone trabas para que todo llegue a buen puerto, y otro que procura evitar la pérdida, pero sin pensar en un sino implacable que juega con su intento de salvar la vida de Santiago. Así, con la perspectiva de cada uno de los vecinos a través de los datos aportados al narrador, la novela presenta poco a poco a los miembros del municipio. El continuo trasiego que implica la llegada del obispo hace que todas las piezas se sitúen sobre el tablero, para así desgranar paulatinamente la intriga y los motivos que conducen al asesinato del joven, de manera que el lector está obligado a recomponer el puzle con los fragmentos diseminados por el relato. «Muchos de los que estaban en el puerto sabían que a Santiago Nasar lo iban a matar» (p. 25). Esta frase da cuenta de la cercanía temporal de los acontecimientos, lo que supone plantear cómo pudo llevarse a cabo el crimen, cuando tantos ojos tenían puesta su mirada en Santiago, en un momento en el que la comunidad al completo se había echado a la calle para aplaudir la visita episcopal.

Sin embargo, es otro evento el que origina el triste episodio: la boda celebrada el día anterior entre Ángela Vicario y Bayardo San Román. Los deseos de este último de llevar a cabo una ceremonia fastuosa, organizada milimétricamente, hace que cada vecino acabe formando parte de la fiesta, incluido Santiago Nasar. Pero el júbilo de los recién casados se trunca pronto, pues esa misma noche Ángela es devuelta por el novio al descubrir que su esposa había perdido la virginidad con otro hombre. La madrugada oculta el escándalo, pero la familia no duda en poner remedio a su honra. Pedro y Pablo Vicario, gemelos de 24 años y hermanos de la mujer repudiada, serán los encargados de intentar reparar el agravio.

Pocas páginas precisa Gabriel García Márquez para estos primeros apuntes, ampliados en el resto de la novela gracias a la introducción de numerosos personajes que se encargan de aportar su testimonio para la crónica sobre la muerte de Santiago. Cada discurso aumenta la intriga sobre la implicación que pudo tener la víctima en los hechos ocurridos aquella noche, a la vez que ofrecen ejemplos adicionales de cómo pudo evitarse el crimen; todo ello, por medio de la constante alternancia de voces y el uso continuo de saltos temporales. Quizás la gran virtud de esta obra, más allá de contar el desenlace en las primeras líneas y recomponer las últimas horas de Santiago, sea la capacidad de construir un protagonista coral, en el que cada habitante participa con su propia experiencia, sin destacar sobre otros, de manera que la inocencia y la culpabilidad quedan irremediablemente dentro de una villa cómplice.

Crónica de una muerte anunciada es más que la reconstrucción de un asesinato. Es una historia sobre el deseo, la pasión, la venganza, la ausencia, la familia, la sinceridad, el odio y la mentira. Es la voz de un pueblo que tuvo todo en su mano para salvar a Santiago Nasar, pero que nada pudo —o quiso— hacer para lograrlo. Y es que, sobre todas las cosas, el destino siempre tiene la última palabra.

          [Reseña nº 20 del desafío «25 obras escritas en español»]          

          [Reseña del desafío «Leyendo a García Márquez»]          

50 comentarios:

  1. Siempre me sorprenderá la maestría con que el autor consigue mantener el interés del lector, aunque este sepa, desde la primera página, el final. Bravo.

    Un saludito y feliz martes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Xavier, totalmente de acuerdo con tu comentario. Tengo aún un par de novelas de García Márquez por casa pendientes de lectura, así que seguiré descubriendo al autor. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Leí este libro hace ya bastantes años y me ha gustado recordar la trama que tenía un poco olvidada. Si recuerdo con claridad que disfruté mucho leyéndolo, pero es que García Márquez es un auténtico maestro al que da gusto leer siempre.
    Estoy de acuerdo también con el comentario de Xavier, recuerdo bien como se mantiene el interés por conocer los motivos que llevan a un desenlace conocido desde el primer momento.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jara, el interés no decae en ningún momento. No es cuestión de saber quién asesino al protagonista, sino cómo fue posible con todo un pueblo sabiendo del futuro crimen. Una obra maestra. ¡Besos!

      Eliminar
  3. Lo leí hace ya como 10 años xDD. La verdad es que le tengo muy buenos recuerdos. LO que no he hecho ha sido repetir con el autor.
    A ver para cuando.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lesincele, ¡pues te animo a que sigas! Te recomiendo El amor en los tiempos del cólera. Lo he leído dos veces, y es probable que vuelva a sus páginas en algún momento. ¡Un beso!

      Eliminar
  4. Hola, lo leí no hace mucho está bien desde el punto de vista que no le resta interés el saber ya de antemano el desenlace pero me pareció un poco corto y lo calificaría como que ni fu ni fa. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos mis libros, la verdad es que es bastante corto, pero no creo que la historia requiera más, tal y como está planteada. Distinto habría sido si García Márquez hubiese querido centrar la intriga en quién asesinó a Santiago Nasar, donde las distintas investigaciones si darían para más páginas. ¡Besos!

      Eliminar
  5. Jolín, tengo a García Márquez medio abandonado; la verdad es que se me hace bastante pesado leerlo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espe, esta novela tiene pocas páginas, podrías probar. Así, en caso de que la lectura te resulte pesada, no se alargará mucho. ¡Besos!

      Eliminar
  6. Me encanta como García Márquez nos cuenta el final del libro en la primera página y es capaz de mantener nuestra atención como si no lo hubiera hecho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Albanta, ¡todo un logro del escritor colombiano! Aunque teniendo en cuenta su trayectoria, no sorprende que consiga cosas como esta. ¡Saludos!

      Eliminar
  7. Cuanto me gustó este libro que te hace dudar de si lo que cuenta sucedió o no realmente... lo he leído ya tres o cuatro veces y lo tengo a mano. Por si lo leo otra vez
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientrasleo, en mi caso ya van dos lecturas, y es probable que en el futuro vuelva de nuevo a este pequeño universo. ¡Besos!

      Eliminar
  8. El Gabo es uno de mis favoritos... ésta no la he leído, pero la tengo en casa y la voy a leer en cuanto termine con mi amiga Almu, que empecé ayer "el lector de julio verne". un abrazo gigante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ismael, ya vi en tu última entrada en el blog que Almudena Grandes ha conseguido un papel muy destacado en tus mejores lecturas. En cuanto a la novela de García Márquez que aquí reseño, quedo a la espera de tus impresiones. ¡Más abrazos!

      Eliminar
  9. Este es el único libro que he leído del autor, tengo en casa Cien años de soledad y espero leerlo pronto.
    Me gustó mucho Crónica, y espero seguir leyendo más de García Márquez.
    Un besín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Shanny, yo también tengo en casa pendiente de lectura Cien años de soledad. Lo compré después de leer El amor en los tiempos del cólera, pero todavía no he encontrado el momento. ¡Un beso!

      Eliminar
  10. Lo tengo pendiente desde hace un montón! =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  11. Este título lo tengo en casa y como es cortito siempre pienso en liberarlo de la estantería para leerlo pero al final nada... Cien años de soledad lo tuve que abandonar en su día porque me costaba avanzar y ahora me cuesta arrancar con el autor...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raquel, como bien dices, es un libro corto, así que podrías probar de nuevo con el escritor colombiano. Ya nos contarás si finalmente te animas. ¡Besos!

      Eliminar
  12. Tuve que leerlo en segundo de bachiller, hace ya diez años, porque al menos entonces, no sé ahora, en Navarra entraba en selectividad junto con Luces de bohemia y Cernuda. Y en contra de lo que me esperaba me encantó y he seguido leyendo a García Márquez desde entonces. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Goizeder, yo no recuerdo qué entró en mi selectividad (cosas de haber tenido un profesor obsesionado con la sintaxis), pero no leí a García Márquez. Descubrí su narrativa en la carrera. ¡Pero todavía me quedan muchas obras en las que adentrarme! Muchos besos.

      Eliminar
  13. Pedazo de reseña para un gran libro! Me encanta. Me sorprendió mucho porque es un tanto diferente al resto de producción de García Márquez y por cómo es capaz de mantener nuestro interés aún sabiendo el final desde el principio.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari, ¡muchas gracias por tus palabras! Como ya he comentado más arriba, el interés no decae en ningún momento, a pesar de cómo está configurada la obra. ¡Besos!

      Eliminar
  14. Tengo que leer más de García Marquez y este es uno de lo candidatos y más después de leer esta magnífica reseña. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marilú, ¡gracias por tu comentario! Adelante con esta novela, no te dejará indiferente. ¡Besos!

      Eliminar
  15. Este libro lo lei hace años y me gustó mucho, como todos los del autor, es uno de mis favoritos aunque para mí su mejor obra es Cien años de soledad
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tatty, pues yo sigo teniendo pendiente de lectura Cien años de soledad, y eso que hace ya mucho tiempo que tengo la novela en casa. ¡Si es que hay demasiados títulos en la pila! Un beso.

      Eliminar
  16. Lo leí hace tantos años que ni me acuerdo, sólo recuerdo que me gustó muchísimo, pero no he vuelto a adentrarme en la pluma de este autor... Tengo que remediarlo algún día.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lady Boheme, ¡pues sí, tienes que ponerle remedio! Sobre todo si te gustó tanto como comentas. ¡Besos!

      Eliminar
  17. No lo he leído, sin embargo espero hacerlo pronto. De Márquez solo he leído cuentos (Ojos de Perro azul, y la colección Doce cuentos peregrinos), y en casa tengo la novela El amor en los tiempos del cólera. De este que comentas me han hablado maravillas, espero conseguirlo pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pablo, te animo con la recomendación. También leí El amor en los tiempos del cólera, dos veces, otra maravilla de García Márquez. Con sus cuentos no he probado aún. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  18. Lo leí obligada en el colegio y a pesar de que acababa harta de todos los libros que me exigían leer, este me gustó mucho. Tengo un buen recuerdo de él.
    Quiero leer más de Gabriel García Márquez, a ver que tal.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carla, aún me queda mucho por leer de García Márquez, pero aun así te recomiendo que sigas con el autor, no defrauda. ¡Un beso!

      Eliminar
  19. Otro libro que me falta de mi adorado gabo ;)
    gracias por la reseña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Liz, ¡de nada, gracias a ti por tu comentario! Un abrazo.

      Eliminar
  20. Bueno Jesús, siempre es un placer leer a García Márquez. Este libro en concreto no lo he leído, pero he visto la película.
    Sin embargo, como "Cien años de soledad" creo ninguno...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marian, Cien años de soledad lo tengo en casa, aunque sin leer. ¡Tengo que remediarlo! Por cierto, no sabía que Crónica de una muerte anunciada tenía versión cinematográfica. ¡La buscaré! Besos.

      Eliminar
  21. Me encantó cuando la leí de adolescente hace ya .... ¡mil años por lo menos! Ji Ji Ji. Pero aún así la recuerdo como si fuera ayer. Una novela original, dura y absolutamente preciosa.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sandra, con pocas palabras has conseguido describir la esencia de esta novela. Sin duda, merece la pena descubrirla. Un abrazo.

      Eliminar
  22. Siempre se lo digo a mis chicos, es un libro increíble: desde la contundencia de la primera frase que te desvela el final, es capaz de seguir manteniendo el interés del lector. No es casualidad que detrás de esta historia esté la mano de todo un maestro.

    Creo que fue la segunda obra de García Márquez que leí, después de Cien años de soledad, y me gustó tanto que empeñé un verano de mi adolescencia en leerme todos los libros de él que estaban en la estantería de la biblioteca.

    Me encanta la reseña.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mayte, muchas gracias por tus palabras. La verdad es que, como ya he comentado, el interés no decae nunca, y esto se debe a que no se centra en el crimen, sino en cómo no consiguió evitarse. Una joya de la literatura hispanoamericana. ¡Besos!

      Eliminar
  23. Es uno de esos libros que siempre me han dado pereza pero que, según pasa el tiempo, me entran ganas de leer aunque siempre lo voy postergando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al rico libro, ¡no lo dejes pasar! Dudo que te decepcione. Saludos.

      Eliminar
  24. Me encanta esta novela, es que me parece perfecta, tanto la historia, cómo está escrita como la estructura misma de la novela, yo creo que es una de las imprescindibles. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carol, totalmente de acuerdo contigo, imprescindible en cualquier biblioteca. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  25. Esta novela es buenísima, a pesar de que, como comentan por arriba, se sepa desde la primera página qué es lo que va a suceder a continuación. El modo de mantener la trama, y la intriga, esa tensión que se palpa en cada página... pocos escritores pueden hacerlo como García Márquez.

    Ahora, te tienes que poner con "Cien años de soledad" pero YA. Pedazo de novela. Para releer una y mil veces.

    Este autor es tan bueno que parece que uno está perdiendo el tiempo leyendo otras cosas... ¡jo, mierda de escasez de tiempo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La hierba roja, ¡tomo nota de tu recomendación, por supuesto! Cien años de soledad lleva mucho tiempo en casa, así que tendré que ir pensando en buscarle un hueco. ¡Ay, el tiempo, nunca tenemos suficiente! Un abrazo.

      Eliminar