25 de junio de 2012

"La arena del reloj", de Mayte Esteban.

Juan José Esteban siempre ha querido recoger sus recuerdos. Lo deja hasta la jubilación, pero una enfermedad terminal se interpone en su camino. Escrita a dos voces, La arena del reloj empuja al lector a la reflexión, a mirarse a sí mismo. Mientras el protagonista va repasando su vida, la autora, su hija, expresa los sentimientos que le produce la enfermedad de su padre. Empatía, emoción, rabia, rebeldía ante lo inevitable, discurren ante nuestros ojos mezclados con los recuerdos que entrecruzan su historia y la Historia. La arena del reloj te va a emocionar. 

Autoedición | 1ª edición | Abril 2011 | 156 pp. 

Probablemente, todos los seguidores de este espacio han escuchado ya hablar de Mayte Esteban y de sus publicaciones La arena del reloj, Su chico de alquiler y El medallón de la magia, sobre todo en las últimas semanas, a raíz de la iniciativa llevada a cabo por Tatty desde su rincón literario El universo de los libros, una propuesta de la que ya se habló en La Caverna Literaria, y que está logrando aportaciones muy enriquecedoras y sugerentes para el conjunto de los textos de esta escritora. En mi caso, decidí contribuir con la lectura de la primera de ellas, un sencillo y humilde homenaje al recuerdo de su padre, cargado de emoción en cada línea. Poco puedo aportar a todo lo que ya se ha dicho en otras páginas sobre el contenido, pero sí puedo reflejar mis sentimientos, esos recuerdos que también han vuelto a mi mente, historias contadas por mis padres que, de un modo u otro, conectan con las vivencias de La arena del reloj

Las imágenes evocadas en el relato responden a una dualidad de voces narrativas: por un lado, Juan José Esteban cuenta a su hija Mayte experiencias pasadas, momentos que son significativos en su infancia y adolescencia, puntos de inflexión que marcan la madurez, sufrimientos y alegrías; por otro, aparecen las reflexiones de Mayte en el presente narrativo, situándose en ellas la carga más emotiva, pues desde sus ojos el lector aprecia una leve llama que, a pesar de la intensidad con la que parece brillar en algunas ocasiones, marca irremediablemente la llegada del ocaso. La conjunción de ambas perspectivas, primeras personas a caballo entre el pasado y el presente —y luchadoras por un futuro— es uno de los grandes aciertos de La arena del reloj, pues gracias a ella se alternan la ternura, el amor, la desesperanza, el afecto y, sobre todo, la impotencia ante una fuerza indeseable que trasciende los límites del hombre.

Estas líneas son las única que desde aquí puedo aportar sobre la concepción de la obra. Todo lo demás es un continuo contraste de sentimientos en los que debe sumergirse el lector para experimentar la cercanía que Mayte Esteban transmite en cada página, a través del ejercicio de introspección de su padre. Es más que probable que todo aquel que haya tenido oportunidad de vivir en ciudades pequeñas y que, a su vez, haya superado la treintena, se identifique con muchas de las anécdotas evocadas por Juan José, bien por haberlas vivido personalmente, bien por testimonios familiares. Por eso, no he podido evitar algunas sonrisas en muchos momentos del relato, pues la historia narrada se convertía por instantes en la mía, en la de mis padres, incluso en la de mis abuelos. Y reconocer todos y cada uno de esos detalles aportan al texto una nueva perspectiva, una luz enriquecedora que añade a la obra un valor emocional incalculable, en el que llegan a eliminarse el espacio y el tiempo para permanecer en los recuerdos del corazón. La vida laboral desde una edad temprana, el luto continuo en niños y adultos por pérdidas cercanas, las fiestas alrededor de una matanza como acto de sociabilidad, la adquisición del primer automóvil… momentos contados por Juan José Esteban, que formaron parte de su vida y que continúan aún más reforzados en su núcleo familiar; momentos que a su vez puedo sentir como míos, creando un vínculo imaginario que alcanza a multitud de fibras sensibles con una delicadeza exquisita. Por todo esto, la iniciativa comenzada por Mayte para homenajear a su padre, transformada en un libro intenso que ha rozado la sensibilidad de muchos, acaba convirtiéndose en parte de todos, pues su experiencia la sentimos irremediablemente como nuestra. 

La arena del reloj se convierte en una llamada al interior del ser humano, en un intento por combatir el clásico tempus fugit a través de una voz inmortal, de una letra impresa sobre un húmedo papel, de una vivencia pasada con la que aferrarnos al presente y a cada mínimo detalle que lo conforma. En otras palabras, una batalla contra el tiempo vivida por otros, pero también por nosotros, en la que la inmortalidad se antoja una quimera inalcanzable que intenta reírse de nuestra debilidad ante una derrota anunciada. No obstante, si algo nos enseña La arena del reloj es que está en nuestras manos hacer más fácil el camino hasta ese indeseado final, aferrándonos a los pilares que sustentan nuestra vida. Pilares que poco a poco irán cayendo, inevitablemente, sin que ninguna mano pueda detener la deslizante y caprichosa arena. Así pues, persigamos nuestra felicidad y la de nuestro entorno mientras que el último grano busca alcanzar el lado opuesto del reloj. Tempus fugit, sicut nubes, quasi naves, velut umbra. 
«Siento que cada minuto que no estoy a su lado es irrecuperable y es estúpido porque eso pasa estés enfermo o no, pero nunca lo pensé. Nunca me di cuenta de que estamos solo un tiempo. Que la eternidad es de novelas y de héroes míticos. Sólo somos humanos». 
«Este reloj es un misterio. Nadie sabe la arena que contiene, el tiempo que tardará en agotarse, ni siquiera el orden que elegirán los granos, o los acontecimientos de nuestra vida, como se quiera, para sucederse. Tampoco podemos saber cuándo un grano brillará más que otro y se hará un sitio en nuestros recuerdos. Tu vida ha estado compuesta de muchos granos de arena pero la memoria es selectiva y sólo has sacado del reloj aquellos que brillaron de una manera especial cuando atravesaron el agujero. Y los has puesto aquí, ordenados, para quien quiera mirarlos más de cerca». 

[Reseña nº 9 del desafío «25 obras escritas en español»]

39 comentarios:

  1. Lo lei hace unos meses y me gusto mucho. Es un libro que merece la pena leer con calma y disfrutar del sentimiento con el que esta escrito. El mes que viene me sumergiré en las otras dos novelas de esta autora. Besos

    ResponderEliminar
  2. He visto muchas reseñas acerca de esta escritora y de esta novela en concreto. Por lo visto está gustando mucho, así que en algún momento me animaré a leerla.

    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  3. Una reseña estupenda!!! Al igual que la novela, tus palabras, también son emotivas, por todo lo que te ha hecho sentir y por los sentimientos que la novela ha despertado en tí al leerla. Ésto nos ha pasado a muchos de los que lo hemos leído y para mí, las palabras de tu reseña, no hacen más que reflejar los sentimientos de algunos de los que hemos leído la novela.
    Felicidades!!!

    ResponderEliminar
  4. Pues a ver si me estreno con esta autora, porque efectivamente ya he leído más cosas sobre ella y sus novelas, y tengo curiosidad.

    ResponderEliminar
  5. A mi me está gustando, lo estoy terminando

    ResponderEliminar
  6. me ha gustado mucho tu reseña, y el libro lo tengo esperando que le encuentre un hueco este verano. Un beso

    ResponderEliminar
  7. Qué reseña tan bonita Jesús, me ha gustado mucho y me alegro de que hayas disfrutado con este libro tan especial
    besos

    ResponderEliminar
  8. Tiene pinta de ser un libro realmente bonito y emotivo. Ya me llamó mucho la atención cuando leí la reseña de Tatty pero aún no he tenido oportunidad de leerlo. Me lo dejo apuntadito para cuando me descargue de las lecturas que tengo en casa :-)

    Yo también estoy ahora mismo con Las sombras de Grey, creo que publicaremos la reseña a la par, jeje.

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Yo me decidí a leer Su chico de alquiler. Estoy en un momento que huyo de sentimentalismos, prefiero las lecturas con humor.

    ResponderEliminar
  10. Te ha quedado una reseña estupenda. A mi el libro me encantó =)

    ResponderEliminar
  11. He leído muchas muchas reseñas de las tres novelas de esta autora. Esta es la que más me apetece. Tod@s habláis maravillas de él...
    Besos,

    ResponderEliminar
  12. Los libros de Mayte Esteban me persiguen, aprece una llamada del destino, de las reseñas que he leído creo que es este el que más se adapta a lo que yo suelo leer así que en cuanto pueda voy a por él, tengo la impresión de que voy a descubrir a una autora que me va a gustar mucho. Un abrazo Jesús.

    ResponderEliminar
  13. ¡Muy buena reseña! He leído el libro en marzo y comparto tus impresiones. Es una novela intimista, con los sentimientos a la flor de la piel y un bonito mensaje. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Me alegro mucho, Jesús, que al final hayas leído el libro de Mayte. Nos has dejado una impresionante reseña llena de recuerdos y sentimientos. Es un libro que llega al corazón y que no deja indiferente a nadie.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. ¿Qué te digo? Pues que me ha encantado lo que acabo de leer. Es un libro diferente y me está regalando muchas cosas, entre ellas palabras como las tuyas que me las quedo para siempre.

    Gracias, Jesús. Ahora sé que nos conocemos un poquito más.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Preciosa reseña la que has hecho de esta fantástica novela. Es imposible no disfrutar, no emocionarte con las palabras de Mayte, con las palabras de su padre... Es imposible. Porque tras esas palabras aparecen por detrás las palabras de nuestros seres queridos también: sus historias, sus recuerdos, las historias de aquellos que ya nos dejaron... Y ese es el mérito de Mayte, que nos hace sentir todo esto a través de su novela.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  17. Buena reseña!!
    No me importaría leer a esta autora, tiene muy buenas críticas =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  18. Me parece una novela bien interesante ;) muy bonito lo de recordar si algun dia se olvida

    ResponderEliminar
  19. Entrañable reseña Jesús! La verdad que gracias a Internet conocemos a unos autores diferentes y que nos aportan otro punto de vista de la literatura. Me alegro que te haya gustado. Yo no le pierdo la vista a la autora :)
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  20. Ultimamente se ven muchas reseñas de los tres libros de Mayte Esteban por la blogosfera, y la mayoría buenas. Tengo ganas de estrenarme con ella... aunque no me decido con cual de ellos...

    Besos!

    ResponderEliminar
  21. preciosa reseña, intentaré leerlo ;)
    un abrazo,
    Ale.

    ResponderEliminar
  22. Hola. Parece un libro muy bonito y que seguro que consigue llegarte muy dentro. Pero como creo que es un poco triste, todavía no he encontrado el momento para leerlo.
    Buena reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Lo estoy terminando....no tengo palabras....

    ResponderEliminar
  24. Siento que me estoy perdiendo la mitad de la literatura nueva al no tener un Kindle. La verdad es que me llama mucho la atención leer algo de esa escritora.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Muy buena la reseña.
    A mi me encantó, me hizo sentir una mezcla de emociones, sentimientos y recuerdos mezclados impresionante.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  26. Xula, como bien dices, es un libro para leer con calma, para disfrutar de cada detalle, a pesar de que luego dure un suspiro por esas ganas de querer conocer más detalles de la vida de Juan José Esteban. Espero que nos cuentes sobre las otras dos novelas de Mayte. Un beso.

    MAV, como puedes imaginar, desde aquí te animo a que la descubras, un conjunto de vivencias que merecen la pena. Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Al, ¡muchísimas gracias por tus palabras! Me encantó escribir esta reseña, y si además he conseguido reflejar en ella los sentimientos de muchos, mejor que mejor. ¡Un abrazo!

    Espe, ¡adelante, anímate! Además, tienes diferentes modalidades entre las que elegir. Seguro que disfrutas de la lectura. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  28. Cartafol, ¡genial, me alegra que también lo hayas disfrutado! Un abrazo.

    Pilar González, muchas gracias por tus palabras sobre la reseña. Espero que encuentres pronto el hueco para "La arena del reloj" y compartas con nosotros tus impresiones. Un beso.

    ResponderEliminar
  29. Tatty, ¡muchas gracias por tus palabras y, sobre todo, por haber llevado a cabo esta iniciativa! Ha sido todo un acierto, sin duda. ¡Besos!

    Narayani, ¡al final tu reseña de "Cincuenta sombras de Grey" ha llegado antes! Yo tardaré todavía en publicarla. En cuanto a "La arena del reloj", sin duda es un libro emotivo, así que ¡adelante! Un beso.

    ResponderEliminar
  30. Laura S. B., eso es lo bueno que tienen las tres novelas de Mayte, que son muy distintas entre sí, así que hay lecturas para cada momento. ¡Dsifruta de tu elección! Un abrazo.

    Marina, ¡muchas gracias por tus palabras! Un beso.

    ResponderEliminar
  31. Carmen, espero que las descubras pronto para tener tu propia opinión, ¡y sobre todo para que nos puedas contar en tu espacio! Un beso.

    Yossi Barzilai, a veces pasan esas cosas, que un autor o una novela te piden casi a gritos que los descubras. Si este es tu caso, como bien comentas, te animo a que sigas la llamada y nos transmitas tus impresiones, a ver qué tal. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  32. Offuscatio, ¡gracias por tus palabras! Creo que todos los que hemos pasado por las páginas de esta historia coincidimos en esa emotividad. ¡Un abrazo!

    Margaramon, mil gracias por tu comentario sobre la reseña. La verdad es que para mí ha sido un placer descubrir esta historia y poder hablar sobre ella en el blog, sobre todo cuando sois muchos los que ya la habéis descubierto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Mayte Esteban, ¡las gracias siempre a ti! Por regalarme esta lectura, que ha sido una auténtica delicia. Además, como ya te había dicho en alguna que otra ocasión, tenía ganas de que esta novela tuviese su espacio en La Caverna Literaria. ¡Muchos besos!

    Margari, muchas gracias por tu comentario, no sólo por las palabras que dedicas para la reseña, sino porque en él sintetizas perfectamente lo que he relatado en esta entrada. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  34. Shorby, ¡muchísimas gracias! ¡Y adelante con la lectura! Un beso.

    Liz, al igual que le he dicho a Shorby, te animo a que te adentres en estas páginas cargadas de emociones. Un saludo.

    ResponderEliminar
  35. María, ¡gracias por tus palabras! Cuánta razón llevas con eso de internet... nunca pensé cuando creé este espacio que pudiese abrir tanto mi perspectiva sobre la literatura, más allá de las editoriales y de los autores conocidos. ¡Muchos besos!

    Sandra Rivero, se debe a la iniciativa creada por Tatty, y comentada en esta misma entrada. Gracias a ella la difusión de las obras de Mayte ha sido extraordinaria. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  36. Bibliobulimica, ¡gracias por tus palabras! Un beso.

    Marian, gracias a ti también por tu comentario. Es evidente que, a pesar de los momentos que hacen sonreír al lector, no faltan los emotivos, donde la presión de la tristeza se deja sentir. Un saludo.

    ResponderEliminar
  37. Meg, ¡qué bien que lo estés disfrutando! Un abrazo.

    Pablo, sé que leer en el ordenador no es muy cómodo, pero podrías probar con esta historia, pues no es muy extensa. Espero que puedas tener acceso a ella. Un abrazo.

    Lesincele, ¡gracias por tus palabras! Esa mezcla es la que reina de principio a fin en "La arena del reloj". ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  38. Lo he leído hace nada (de hecho, tengo aún pendiente la reseña) y me ha encantado.
    Besos

    ResponderEliminar
  39. Laky, conociendo tus intereses literarios a través de lo que cuentas en cada una de tus reseñas, estaba convencido de que te encantaría esta lectura. Un beso.

    ResponderEliminar