29 de mayo de 2012

"Perversiones. Breve catálogo de parafilias ilustradas", de Varios Autores.

Hasta mediados de los 70, la Asociación Estadounidense de Psiquiatría consideraba desviado todo acto sexual que no fuera la penetración en la vagina. Este libro no es, en principio, un acto sexual, pero sí podemos considerarlo bastante desviado. Setenta escritores e ilustradores de diverso sexo, edad y condición —entre ellos Ángel Olgoso, Raúlo Cáceres, Andrés Neuman, Pablo Gallo, Óscar Esquivias, Raúl Brasca— han imaginado, fingido o dado alas a un variopinto catálogo de perversiones. Algunos se han tomado la tarea muy en serio, otros a broma, y no faltan —te lo advertimos— los que se han puesto muy bordes. Adéntrate en sus páginas para descubrir qué tienen en común los enemas, las muñecas y las faltas de ortografías. Quién sabe, quizá esta noche, como propone Isabel Wageman, «también tú usarás una venda». 

Contraportada | Ediciones Traspiés | 1ª edición | Noviembre 2010 | 94 pp. 

No hace mucho os mostré en este espacio varios títulos que la editorial Traspiés había tenido la gentileza de facilitarme, a raíz de la lectura conjunta realizada sobre Una sombra en Pekín, de José Ángel Cilleruelo. Entre los títulos recibidos, sin duda el que captó rápidamente mi atención fue Perversiones, publicación formada por una serie de microrrelatos e ilustraciones con la finalidad de crear un breve catálogo de parafilias. Textos que se leen en un suspiro, tanto por la originalidad de muchos de ellos como por los límites insospechados que pueden mostrar algunos de los autores. 

Es difícil hacer una reseña de Perversiones fundamentalmente por dos motivos: por un lado, la fugacidad de los relatos, capaces de contar historias completas en pocas líneas, sin que eso sea un problema para crear impacto y sorpresa en el exigente lector; por otro, la amplia variedad de prácticas que se alejan de lo convencional, ofreciendo perspectivas inimaginables de la sexualidad en múltiples niveles. Por tanto, cualquier lector que decida acercarse a estas parafilias debe llegar a ellas siendo plenamente consciente de que va a encontrar un producto novedoso, a ratos inquietante, donde el pudor queda completamente aniquilado.

Para ilustrar esta visión general, nada mejor que ofrecer algunos apuntes sobre aquellos fragmentos que me han resultado más interesantes, independientemente de los factores que hayan influido para esta selección: 
  • «Videofilia», de Ginés Cutillas: un laberinto de grabaciones como vehículo para la excitación sexual.
  • «El cuerpo arder», de Fusa Díaz: una mujer, una ventana y un sutil desnudo ante un amor adolescente casi inesperado. 
  • «Secretos», de Elías Moro: una peligrosa unión de ninfomanía y necrofilia. 
  • «Historia abreviada del sexo en pantalla», de Miguel Ángel Cáliz: «lujuria frente a un universo plano y cuadrado». 
  • «¡Oh, vaya historia de amor!», de Pepe Cervera: la pasión a través de uno de los grandes tabúes de la humanidad. 
  • «Bibliofilia», de José Abad: porque el sexo, la literatura y el aprendizaje pueden complementarse perfectamente. 
  • «Viva el Orden y la Ley», de Óscar Esquivias: como diría aquel artículo de Larra, «El mundo todo es máscaras. Todo el año es carnaval». 
Tanto para aquellos que puedan estar interesados en Perversiones, como para los que ya han encontrado en estas páginas una lectura satisfactoria, Editorial Traspiés ha publicado recientemente una segunda entrega bajo el título PervertiDos. Catálogo de parafilias ilustradas, y que también acabará teniendo su hueco en La Caverna Literaria. 

En esta ocasión, creo que la mejor manera de finalizar esta entrada es la reproducción de una de las parafilias, una pequeña representación de lo que se puede encontrar a lo largo de casi cien páginas. Una original «desviación» que tienen a la palabra como protagonista. 

El dictado – Manuel Rebollar 
Iba a realizar el primer dictado después de su vuelta a clase. Allí estaban todos sus jóvenes alumnos, bolígrafo en mano sobre el virginal folio, expectantes ante las palabras que manarían de su boca. 
El corazón le latía intensamente, conocedor de que el primer día era el más difícil después de meses de terapia, ingresado, por propia decisión, para intentar superar su insana obsesión.
No quiso dilatar más la prueba y comenzó a dictar pausadamente, supuestamente distraído, sin querer fijar la mirada en nada, para que las tentaciones no tuvieran un hueco donde encarnarse.
Terminó de leer con un inapreciable suspiro. Pidió al delegado que recogiera los dictados y se los llevara a su mesa. Todo iba bien, ninguna reacción, ningún estímulo que le pudiera preocupar. Una vez presos en su mesa los ejercicios, ordenó a sus alumnos que abrieran el libro por el tema siguiente.
Y entonces sucedió lo que tenía que suceder. Una mirada fugaz inició la presión en la sien y el bombeo incesante de deseo hacia el precipicio que se abría en su interior al observar detenidamente el folio en el que, descaradas, resaltaban esas haches desaparecidas, esas jotas disfrazadas de ges, esas uves travestidas… [p. 37] 

Valoración: 8 / 10 

[Reseña nº 6 del desafío «25 obras escritas en español»]


- Información adicional facilitada por Traspiés -

Próximas presentaciones y firmas de la publicación PervertiDos.

Málaga - 1 de junio - 19:00 a 21:00 horas
Firma de libros. Caseta de la AEA (número 25) en la Feria del Libro.

Madrid - 2 de junio - 20:00 horas
La Marabunta. Torrecilla del Leal, 32 (Lavapiés).
También firmas en la caseta 261 de la Feria del Libro los días 1, 2 y 3 de junio.

Málaga - 8 de junio - 20:00 horas
Librería Luces. Alameda Principal 16, Málaga.


24 comentarios:

  1. Suena requete interesante. Gracias por la reseña porque no lo conocía. Otro más que habrá que apuntarse.

    ResponderEliminar
  2. Me llama muchísimo este libro, que el microrrelato es un género que estoy disfrutando de hace muy poquito y me estoy encontrando con verdaderas maravillas. Y ésta parece una de ellas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Parece que te ha dejado buen sabor de boca...yo no sé...no me llama mucho

    ResponderEliminar
  4. Los relatos no es que me tienten demasiado pero el que has escogido me ha parecido interesante y Perversiones no tiene mala pinta, si lo tienen en la biblioteca tal vez me anime.
    Musus.

    ResponderEliminar
  5. Yo estoy como Margari. He aprendido hace poco a disfrutar de libros relatos, y me he tropezado con algunos muy interesantes. A ver si llega en breve a mi estantería. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Madre mía, a este paso voy a tener una lista de libros pendientes que va a llegar hasta el infinito y más allá...

    ResponderEliminar
  7. Precisamente hoy he recibido el libro, lo gané en un concurso del blog de Traspiés pero todavía no me he puesto. Te haré caso e intentaré tener una mente abierta cuando lo lea, espero no escandalizarme, jeje. Bss.

    ResponderEliminar
  8. Últimamente leo muchas recomendaciones de microrelatos, será cuestión de ponerme! Este pinta interesante.

    ResponderEliminar
  9. Tiene que estar muy bien. Creo que va a ser de los primeros que busque este mes que viene.

    ResponderEliminar
  10. Me gustan las perversiones, así que este libro seguro me encanta. Me ha encantado el fragmento que has puesto, creo que le sabré encontrar el lado interesante al libro.
    Me lo apunto.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  11. Pues por lo que veo es muy similar al segundo...ya me contarás si ves diferencias, un beso!!

    ResponderEliminar
  12. A mi me gustan bastante los libros de relatos y este me lo llevo apuntado. Ya lo comenté hace poco en otro blog que lo vi apuntado. Me llama la atención
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Desde la primera frase de tu reseña, me has hecho recordar el libro que acabo de leer El amante lesbiano de J.L. Sampedro, que tengo que decir que me ha gustado y que tiene alguna relación con lo que nos cuentas, que tambien parece muy interesante, besos

    ResponderEliminar
  14. Lo gané en un concurso y me llegohace nada así que aun no he podido leerlo. Desd luego, es un libro diferente a lo que yo suelo leer, ya veremos qué me parece.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Me lo leí en menos de dos horitas, y eso que sólo iba a echarle un vistazo. Publicaré la reseña la semana que viene.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Laura S. B., sin duda, es un libro bastante curioso, fuera de lo común. Ojalá puedas leerlo en algún momento. ¡Un abrazo!

    Margari, hay en estas pocas páginas grandes microrrelatos, de esos que te sorprenden mágicamente en la última línea. A ver si tienes ocasión de leerlo. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  17. Cartafol, ha sido interesante, sin duda. No obstante, si no llama tu atención, mejor que pienses en otra lectura. ¡Un abrazo!

    Mafaldas, ojalá puedas encontrarlo en la biblioteca. Se lee rápido, no te quitará mucho tiempo y podrás contarnos tu opinión. El que he compartido con vosotros es mi favorito. Cosas de filólogo, quizás. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  18. Offuscatio, aquí podrás encontrarlos más interesantes, tal vez menos en ocasiones, pero seguro que no te dejan indiferente. ¡Saludos!

    Espe, ¡es la condena (o la fortuna) con la que tenemos que vivir, nuestra amada (y extensa) lista de pendientes! Besos.

    ResponderEliminar
  19. Rebeca de Winter, me alegra saber que lo tienes en casa a través del concurso de Traspiés. ¡Estoy deseando conocer tu opinión! Muchos besos.

    Sandra ya sabes eso de que a veces las grandes esencias se guardan en frascos pequeños. :) ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  20. Los libros de Eva, ¡me alegra saberlo! Ojalá lo encuentres y puedas contarnos pronto. ¡Saludos!

    Trescatorce, si te gustan las perversiones y te ha convencido el relato que he reproducido, seguro que disfrutas con cada una de las pequeñas historias que contiene el libro. ¡Espero que nos acabes contando tus impresiones! Muchos besos.

    ResponderEliminar
  21. Meg, no creo que tarde en leer "PervertiDos", así que pronto podré hacer comparaciones con la primera entrega y contárosla en el blog. ¡Un abrazo!

    La Vieja Encina, no he tenido la ocasión de leer el libro que comentas de Sampedro, pero tomo nota del título. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  22. Laky, tus reseñas son muy completas, así que ya tengo ganas de descubrir tu opinión sobre "Perversiones". Ojalá encuentres pronto el hueco para la lectura. ¡Besos!

    Sandra M., ¡desde ya me dejas con ganas de conocer tus impresiones! Aunque si lo leíste de una sentada cuando sólo ibas a echarle un vistazo, parece que te convención. Lo dicho, quedo a la espera de tus impresiones. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  23. ¿El cuento de "El dictador" está completo o es sólo un fragmento?

    ResponderEliminar
  24. Anónimo, "El dictado" está completo. Ten en cuenta que son microrrelatos. Un saludo.

    ResponderEliminar