31 de marzo de 2011

IMM 4. Últimas adquisiciones (Febrero-Marzo 2011).

Como sabéis, enero fue un mes inusual, cargado de muchísimas novedades literarias para mi biblioteca, lo que me obligó a hacer el repaso de todas ellas en tres entradas diferentes. Como era de esperar, la llegada de nuevos libros se vería reducida en próximos meses. Por eso, en esta ocasión, he decidido unificar febrero y marzo en un mismo IMM, pues solamente son cinco los títulos que he agregado a mis estanterías en este intervalo temporal. ¡Vamos allá!

Haz click para ampliar
La primera de estas novedades es La mano de Fátima, de Ildefonso Falcones (Debolsillo). Estoy seguro de que sois muchos los que en su momento leísteis La catedral del mar. En mi caso, me animé a su lectura al haber encontrado muchos comentarios que la comparaban con Los pilares de la tierra, de Ken Follett, una novela que me apasionó en su momento. Finalmente, descubrí que no eran muchas las similitudes, pero tampoco me importó demasiado, pues en sus páginas se hallaba una historia igual de interesante. Así que me quedé con más ganas de este autor. Gracias a mi amiga Auro, recibí desde Segovia La mano de Fátima, como regalo de cumpleaños. La historia está ambientada en Córdoba, a mediados del siglo XVI, donde se centran los conflictos entre moriscos y cristianos. Hernando, su protagonista, se verá atrapado entre dos culturas irreconciliables, una guerra, las presiones del cristianismo y un amor apasionado. La verdad es que, con estos elementos, la historia parece atractiva, aunque he leído algunos comentarios algo desalentadores. Pero bueno, no me dejo influenciar, pues no hay nade mejor que averiguar estos lances por uno mismo.

27 de marzo de 2011

"1969", de Jerónimo Tristante.

Murcia, Nochebuena de 1968. Julio Alsina, un policía fracasado, apegado al Licor 43 y abandonado por su mujer, recibe el aviso de que una mujer se ha arrojado desde el campanario. La suicida resulta ser una prostituta de lujo y Alsina decide averiguar lo que se esconde detrás de este caso, a pesar de la resistencia de sus superiores. Sus investigaciones lo llevan a un pequeño pueblo, consternado por unas misteriosas desapariciones e incluso una extraña muerte. Los lugareños están asustados, el cura hace procesiones de rogativa y un ufólogo investiga por los alrededores. ¿Qué está ocurriendo en ese lugar?

(Contraportada. Maeva Bolsillo. 2ª edición)

Mi primera toma de contacto con las novelas de Jerónimo Tristante tuvo lugar en septiembre del año pasado, cuando decidí comenzar la lectura de El misterio de la casa Aranda, en la que descubrí el Madrid de finales del siglo XIX, de la mano de Víctor Ros, subinspector de policía, y encargado de resolver dos casos bastante enrevesados. Sin duda, una grata sorpresa que me llevó a buscar en fechas navideñas otras de sus publicaciones. Ahora ha sido el momento de leer 1969, pues consideraba esta novela, de antemano, como una apuesta segura, después de haber tenido varias lecturas que no me han satisfecho completamente. Sabia que con Tristante no podía fallar. Lo que no esperaba es que fuera a disfrutar aún más de lo que ya lo hice en su descubrimiento.

25 de marzo de 2011

Bloguzz, Premios y Nominaciones

El comienzo del fin de semana llega con algunas novedades para el blog, que está a punto de cumplir sus primeros dos meses. Una de ellas es mi primera participación en una promoción de Bloguzz, web que permite hacer llegar a los propietarios de blogs productos para su valoración y análisis posterior en su espacio en la red. Decidí apuntarme, hace poco tiempo, a la organizada por Grijalbo, sello editorial de Random House Mondadori. Hoy he tenido la gran noticia de haber sido seleccionado para este proceso, lo que supondrá la lectura del libro que veis en la imagen: Las cien voces del diablo, de Ana Cabrera Vivanco. Todo un lujo, siendo la primera vez que intento acceder a una promoción. Así que, más adelante, volveréis a tener noticias de esta novela.

24 de marzo de 2011

"La ladrona de libros", de Markus Zusak.

Érase una vez un pueblo donde las noches eran largas y la muerte contaba su propia historia. En el pueblo vivía una niña que quería leer, un hombre que tocaba el acordeón y un joven judío que escribía cuentos hermosos para escapar del horror de la guerra. Al cabo de un tiempo, la niña se convirtió en una ladrona que robaba libros y regalaba palabras. Con estas palabras se escribió una historia hermosa y cruel que ahora ya es una novela inolvidable.

"La novela, excepcionalmente narrada por la Muerte, el único ser que podía contarlo todo desde su privilegiado cometido, brilla como uno de los libros más duros, oscuros y trágicos, pero, a la vez, llenos de ternura, valentía, amistad y verosimilitud". José Luis Charcón, La Razón.

Esta novela llegó a mí en abril de 2008, gracias a mi gran amiga Auro. Sin embargo, no fue hasta noviembre del año pasado cuando me puse con esta lectura, a pesar de que ya lo había intentado previamente. Al poco tiempo de recibirlo, comencé a leerlo con muchas ganas (suele pasar siempre que el título y el argumento están relacionados con otros libros). Lo primero que me encontré hizo que me animara (siempre me ha gustado todo lo que tiene que ver con la representación de la Muerte y, en este caso, era la narradora). Pero algo falló, y a las pocas páginas, lo aparqué a un lado. Cuando volví a retomarlo hace unos meses, todo cambió. Creo que lo cogí en el momento idóneo, pues me dejó una de las mejores lecturas del 2010.

22 de marzo de 2011

IMM 3. Últimas adquisiciones (Enero 2011 - 3ª parte)


Tercera y última parte de las novedades llegadas a mi biblioteca durante el mes de enero. En esta ocasión, un libro comprado por impulso (y que ha sido toda una decepción), y tres regalos de cumpleaños. ¡Adelante!

Descansa en paz, de John Ajvide Lindqvist | Come, reza, ama, de Elizabeth Gilbert

19 de marzo de 2011

"Amaneceres cautivos", de Nieves Hidalgo.

Corre el año de 1521, y las calles de Toledo son el epicentro de la revuelta de los Comuneros contra Carlos I. Días de azadas, puñales y pistolas oxidadas en mano, de gritos de revolución que claman por justicia, y que se mezclan con la lucha de España, al frente de los ejércitos de la Cristiandad, contra la perenne amenaza del Imperio otomano. Entre los adalides de la lucha contra el turco destaca con luz propia Carlos Arteche, conde de Osorno, convertido en corsario para saciar su inagotable sed de aventuras. Pendenciero y mujeriego, Arteche se cuenta entre quienes creen que las mujeres están para ser conquistadas, amadas, halagadas, y, por supuesto, abandonadas. Españolas, italianas, inglesas, francesas e incluso turcas... ninguna ha conseguido retener más allá de unos suspiros al conde, que mantiene impoluta así su fama de seductor.
Ninguna hasta que conoce a Marina Alonso y de la Vega, joven viuda de su mejor amigo, Juan de Aranda, fallecido en extrañas circunstancias. Marina es una mujer víctima de la desgracia, que a la pérdida de su esposo suma también las muertes recientes de su padre y de su hijo no nato, infortunios todos ellos que la han conducido al borde de la locura. Pero es también una luchadora nata, dispuesta a plantarle cara a la vida y a los obstáculos que ésta se atreva a ponerle de por medio. Su indómito carácter, junto a su belleza nada común serán capaces de obrar la proeza de llegar hasta donde ni las más fieras armas turcas han alcanzado: el alma del impenitente conde.

Mis incursiones en la novela histórica han sido mínimas, y mis lecturas de novelas románticas, inexistentes. Cuando hace algún tiempo vi esta novela en el catálogo del Círculo de Lectores, a un precio bastante atractivo (creo recordar que menos de 13 euros si se compraba junto a otro libro), pensé que quizás era una buena ocasión para ir supliendo ambas carencias, a pesar de que, en principio, no me atraía mucho. Me decidí, solicité el libro y se quedó en la estantería. Esta semana, a saber por qué motivo, llamó poderosamente mi atención. Al ser un libro relativamente corto (poco más de 300 páginas), no corría grandes riesgos si no me gustaba, así que comencé a leerlo. Ha sido entretenido, los datos históricos no ensombrecen la trama pero, desde mi punto de vista, me he encontrado tópicos con los que esperaba no chocarme.

18 de marzo de 2011

IMM 2. Últimas adquisiciones (Enero 2011 - 2ª parte)

Como ya comenté en mi primer IMM, enero supuso un cúmulo de celebraciones que acabaron dejándome uno de los meses más cargados de libros que recuerdo. Por eso decidí dividir las nuevas adquisiciones en dos partes, aunque finalmente van a ser tres, para no hacer las entradas demasiado extensas y poder centrarme más en cada libro. Sigamos, pues.

1969, de Jerónimo Tristante | El gremio de los magos, de Trudi Canavan | El caso de la viuda negra, de Jerónimo Tristante

16 de marzo de 2011

"El símbolo perdido", de Dan Brown (Edición Especial Ilustrada).

Washington. El experto en simbología Robert Langdon es convocado inesperadamente por Peter Solomon, masón, filántropo y su antiguo mentor, para dar una conferencia en el Capitolio. Pero el secuestro de Peter y el hallazgo de una mano tatuada con cinco enigmáticos símbolos cambian drásticamente el curso de los acontecimientos. Atrapado entre las exigencias de una mente perturbada y la investigación oficial, Langdon se ve inmerso en un mundo clandestino de secretos masónicos, historia oculta y escenarios nunca antes vistos, que parecen arrastrarlo hacia una sencilla pero inconcebible verdad.
Con la ayuda de Katherine Solomon, hermana de Peter y experta en ciencias noéticas, Robert Langdon tiene doce horas para salvar a su amigo y, al mismo tiempo, evitar que uno de los secretos mejor guardados de nuestra historia caiga en las manos equivocadas.

Como comenté en la anterior entrada (IMM 1), dedicada a algunas de las novedades que habían ampliado mi biblioteca personal durante el mes de enero, El símbolo perdido llegaba a mis manos gracias a las fiestas navideñas. He de decir que fue un título solicitado -previamente, me habían pedido una lista de novelas que me interesaran-, y decidí incluir la última entrega de Dan Brown, principalmente porque me resultó entretenida la lectura de El código Da Vinci y Ángeles y demonios -más el primero que el segundo-. El día que me lo dieron, me llevé una grata sorpresa, al descubrir que se trataba de la edición especial ilustrada, a todo color, y con muchísimas imágenes que contextualizaban los pasos de Langdon en esta nueva aventura. Con todo esto, sabía que no iba a demorarme mucho. Finalmente, tantas expectativas han acabado en una ligera decepción.


13 de marzo de 2011

IMM 1. Últimas adquisiciones (Enero 2011 - 1ª parte)

Cada vez que hago un repaso a los blogs literarios, encuentro con bastante frecuencia entradas dedicadas a los libros llegados a las estanterías de los usuarios, esas últimas adquisiciones (compras, regalos, intercambios) que pasan a engrosar nuestra lista de libros pendientes. Es normal ver estas entradas bajo las iniciales IMM (In My Mailbox), que serán las que utilizaré al comienzo del título. Muchos blogs hacen esta sección semanalmente; en mi caso, la actualización de mi biblioteca os la comentaré mes a mes, aunque en los próximos días veréis un par de actualizaciones, correspondientes a los dos meses que ya han pasado de este año. Dicho esto, os dejo con la primera parte de  las novedades de enero (este mes, que contó con regalos por mi santo, mi cumpleaños y las fiestas navideñas, tuvo bastantes novedades, así que lo dividiré len dos entradas diferentes). 

Angelology, de Danielle Trussoni | El símbolo perdido, de Dan Brown

11 de marzo de 2011

Noticias. Stephen King decide ampliar "La Torre Oscura".

Cuando parecía que la saga La Torre Oscura, una de las obras más ambiciosas de Stephen King, había encontrado su final, el autor sorprende a sus seguidores con una ampliación de la misma. En un newsletter oficial se ha informado sobre esta nueva publicación que, al parecer, verá la luz el próximo año. En contra de lo que podría pensarse, no se trata de una continuación de la misma, sino que este nuevo volumen quedaría situado entre Mago y cristal y Lobos de Calla, cuarta y quinta entrega, respectivamente.

Os dejo con la traducción del boletín, en el que también se dan detalles de la que será la nueva novela del rey del terror:

En algún momento, mientras me preocupaba por la edición del próximo manuscrito (11/22/63, a la venta el 8 de noviembre), comencé a pensar -y a soñar-, de nuevo, en el Mundo Medio. La gran historia de Roland y su ka-tet fue contada, pero me di cuenta que había por lo menos un agujero en la progresión narrativa: ¿qué sucedió con Roland, Jake, Eddie, Susannah y Oy entre el momento de dejar la Ciudad Esmeralda (el final de Mago y cristal) y el tiempo de recogerlos de nuevo, en las afueras de Calla Bryn Sturgis (el comienzo de los Lobos del Calla)?

10 de marzo de 2011

"La soledad de los números primos", de Paolo Giordano.

Entre los números primos hay algunos aún más especiales. Son aquellos que los matemáticos llaman primos gemelos, pues, aunque permanecen próximos, entre ellos se interpone siempre un número par. Esta verdad matemática es la hermosa metáfora que el autor ha escogido para narrar la historia de Alice y Mattia, dos personas cuyas vidas han quedado condicionadas por las consecuencias de sendos episodios ocurridos en su niñez. Pese a la fuerte atracción que los une, la vida erigirá entre ellos barreras invisibles que pondrán a prueba la solidez de su relación.
La sutileza de los rasgos psicológicos de los personajes, así como la hondura y complejidad de una historia que suscita en los lectores las reacciones más variadas, resaltan la admirable madurez literaria de este joven autor a la hora de asomarse, nada más y nada menos, a la esencia de la soledad.
La soledad de los números primos fue galardonada con numerosos premios, entre los que destacan el Campiello Opera Prima y, especialmente, el Premio Strega 2008 —el más importante de Italia—, además de cosechar un éxito sin precedentes para un autor novel: más de un millón de ejemplares vendidos. En España recibió el Premio de los Lectores 2009 de la revista Qué leer. 

(Sinopsis extraída de Librería Navlan)

Esta primera novela de Paolo Giordano, que ya cuenta con una adaptación cinematográfica, llamó mi atención desde el primer momento en que se cruzó en mi camino mientras descubría las novedades de un catálogo de Círculo de Lectores. Las razones fueron varias: una portada y un argumento sugerentes, un precio atractivo y, sobre todo, un título que captó mi atención al instante. Como le comentaba no hace mucho a Rusta en su blog Devoradora de Libros, una de mis grandes pasiones desde pequeño fueron las matemáticas: las disfrutaba, no me cansaba de ellas, deseaba en el instituto que llegara esa clase para poder resolver problemas matemáticos de cualquier tipo... Mucho influyeron en esto los profesores que formaron parte de mi adolescencia, que se desvivían por su trabajo y valoraban mi interés. Cosas de la vida, acabé dedicándome a la filología -nunca sabré si mi decisión fue la acertada-. Pero bueno, a lo que iba, que con una pasión tan significativa por los números, un título así era difícil que lo dejara atrás. Rellené la hoja de pedido, solicité la obra de Giordano, y en cuanto llegó a casa, no tardé en leerla. Un nuevo acierto.

9 de marzo de 2011

"El misterio de la casa Aranda", de Jerónimo Tristante.

En el convulso Madrid de finales del siglo XIX, Víctor Ros, un joven de gran inteligencia y antiguo delincuente de poca monta convertido en subinspector de policía, debe enfrentarse a su primer caso. En la casa de los Aranda se ha producido una extraña serie de asesinatos: varias mujeres, en diferentes épocas, intentaron matar a sus maridos después de la lectura de La Divina Comedia, de Dante. Pero ¿qué contiene este clásico para provocar semejante efecto? ¿Está la Casa Aranda embrujada? Al mismo tiempo, una amiga prostituta, muy asustada, pide ayuda a Víctor ya que dos de sus compañeras han sido cruelmente asesinadas. El misterio de la casa Aranda es la primera novela de misterio de Jerónimo Tristante que cuanta con el protagonista Víctor Ros.

Mi interés por este autor comenzó a surgir allá por 2008, cuando varias amigas lectoras me habían hablado de El misterio de la casa Aranda, novela de un tal Jerónimo Tristante que contaba las peripecias de un viejo delincuente que acababa formando parte del cuerpo de policía, y cuya profesión le llevaba a implicarse en un par de casos truculentos -uno de ellos, aparentemente, con tintes sobrenaturales-; todo esto, contextualizado en el centro de Madrid a finales del siglo XIX. El mismo año en que se publicó esta novela, coincidiendo que la llegada a mis oídos de las primeras impresiones positivas sobre Tristante, mi amiga Clara, lectora empedernida, me la regaló durante mi visita anual a la capital madrileña. Pero, cosas del destino -o cosas mías, que fui dándole prioridad a otras lecturas-, se quedó aparcado en mi estantería. Víctor Ros, el protagonista de la trama, tuvo que esperar hasta octubre del año pasado para mostrarme los avatares de su historia. Nunca debí esperar tanto para conocer la resolución de tan impactantes asesinatos, pues la lectura de esta obra supuso uno de los grandes descubrimiento del 2010.

7 de marzo de 2011

"La dama azul", de Javier Sierra.

Hay secretos que la Providencia no puede mantener ocultos por más tiempo. Sólo así se explica que un proyecto científico del Vaticano destinado a captar imágenes y sonidos del pasado remoto sea interceptado por el Departamento de Defensa norteamericano y obligue a Jennifer Narody, una de sus mejores agentes, a enfrentarse a un don de la época de los grandes misterios. Mientras tanto, en España, el Destino -¿qué si no?- aboca a un joven periodista a investigar la vida de una religiosa del Siglo de Oro que, sin haber abandonado jamás su clausura en Soria, predicó milagrosamente en Nuevo México, a diez mil kilómetros de distancia. Su técnica, cuidadosamente silenciada, esconde una revelación estremecedora.
Nunca una obra de ficción ha desvelado tantas verdades ocultas. Con ella, Javier Sierra nos descubre el apasionante género de las "novelas de investigación".

Llevaba mucho tiempo sintiendo curiosidad por la obra de Javier Sierra, por descubrir esos misterios e intrigas que tan famoso lo han hecho tanto aquí como más allá de nuestras fronteras; además, casi siempre que visitaba una librería o algún centro comercial y echaba un vistazo a las diversas secciones  aparecía ante mí varias de sus novelas. Así que la semana pasada, aprovechando una nueva visita a uno de estos puntos, me paré a revisar las publicaciones en formato bolsillo con la firme idea de llevarme a casa algún título del escritor turolense. Sinceramente, mi idea era haber conseguido La cena secreta, novela de la que he leído numerosas opiniones (bastante dispares entre sí), pero el destino (¿providencia? ¿casualidad? ¿sincronicidad?, términos empleados por el autor en este libro) quiso que el único disponible fuera La dama azul. Y como mi idea ya estaba fijada, lo compré e inmediatamente comencé su lectura. Ahora creo que quizás debería haber esperado a que La cena secreta se cruzara en mi camino.

5 de marzo de 2011

"La tienda", de Stephen King.

En el pueblo de Castle Rock, en el estado de Maine, acaba de abrir sus puertas una tienda nueva: Cosas Necesarias. En ella venden ese objeto que llevas buscando tanto tiempo, o que quizá no hayas buscado jamás, aunque con sólo verlo sabrás que lo necesitas sin falta. Simplemente debes pagar un precio pactado, casi irrisorio, y añadirle algo más: un trato, un favor, una travesura inocente en apariencia, para que sea tuyo para siempre. Leland Gaunt, el extraño propietario de la tienda, sabe cuánto estás dispuesto a pagar... y puede que en el precio vaya incluido un asesinato.

En los últimos años, siempre ansío la llegada de la época veraniega para realizar mi puntual escapada a Madrid, lo que supone siempre volver a casa con la maleta cargada de libros. En el último viaje, entre junio y julio del año pasado, esta actividad llegó a suponer un verdadero problema de espacio, pues al contenido que ya tenía mi equipaje -para sobrevivir en la capital algo más de un mes-, tuve que sumar la adquisición de casi una docena de libros, sin contar los que ya llevaba de casa para pasar los momentos de descanso en el trabajo. Y, sin duda, fue también el momento de aumentar mi colección de títulos de Stephen King. En aquella ocasión, fueron cuatro las novelas del rey del terror que regresaron conmigo: Apocalipsis, El misterio de Salem's Lot, El resplandor y la protagonista de esta entrada, La tienda. Tras Duma Key (leído en abril de 2010) y La historia de Lisey (allá por 2008), la vuelta a King fue más que gratificante.

2 de marzo de 2011

"La Universal", de Toti Martínez de Lezea.

Descubre una visión diferente de nuestra historia. El azar ha unido a unos personajes singulares que se han visto salpicados, sin comerlo ni beberlo, por el atentado que sufrieron Alfonso XIII y Victoria Eugenia de Battenberg el día de su boda. Su único deseo es sobrevivir en una época donde la corrupción, la agitación social y la delincuencia están a la orden del día. Una novela que combina con maestría la ironía y el rigor histórico. Además, la autora sorprende con la investigación de una misteriosa desaparición, a la vez que hace un retrato agridulce del Madrid de la época, en el que nos deleita con una serie de personajes inolvidables dotados de un gran ingenio para adaptarse a su situación. Una novela con sentido del humor.

No suelo prestar mucha atención a esas novelas que, desde hace algún tiempo, se tildan de "históricas", etiqueta que creo que ha perjudicado mucho a la literatura actual y que han conseguido que, a pesar de tener muchos seguidores, haya otros tantos -entre los que me incluyo- que rechacen cualquier libro que venga "avalado" por tal adjetivo. Esta ha sido la razón principal por la que nunca he prestado atención a Toti Martínez de Lezea, aunque en algún momento tuve cierto interés, cuando se publicó El jardín de la oca, aunque nunca llegué a darle una oportunidad. Sin embargo, en el último catálogo que había recibido de Círculo de Lectores, aparecía La Universal, nuevo título de la escritora. A primera vista, y leyendo sólo la sinopsis, parecía que se apartaba un poco de lo "habitual", para traer al lector un Madrid convulso a comienzos del siglo XX, con personajes muy variopintos (anarquistas, videntes, profesores, prostitutas, abogados...), y con una intriga que resolver: la desaparición de alguien apellidado Mendoza. Con todo esto, y el atractivo precio que ofrecía el catálogo, decidí que era el momento de dar esa oportunidad a la escritora, y ha sido todo un acierto.