24 de octubre de 2011

"Un día más", de Mitch Albom.

Charles Benetto es un héroe americano: jugador de béisbol que ha saboreado las mieles de la gloria, hombre felizmente casado y con una hija preciosa. Pero nada de eso evita que su vida empiece a derrumbarse por la pendiente del alcohol, hasta perder el trabajo y divorciarse. El día que recibe las fotos de la boda de su hija, a cuyo enlace no ha sido invitado, comprende que su existencia se ha convertido en una auténtica calamidad. […] Así que Charles Benetto decide suicidarse. Pero antes de poder atentar contra su vida sufre un aparatoso accidente de coche que le mantiene suspendido entre la vida y la muerte.
En ese estado, atrapado en una suerte de limbo, Charles Benetto tendrá un encuentro inesperado con su madre, fallecida años atrás. Juntos pasarán un día entero, el día más decisivo de su existencia.

Solapa | Maeva – Círculo de Lectores | 2007 | 215 pp.

Hace cuatro años, coincidiendo con unos cursos de francés que estuve haciendo en mi facultad, conocí a una persona que me recomendó este libro. Me contó en pocas palabras de qué trataba, pero consiguió que el título se quedara en mi cabeza —probablemente influyó también su historia personal, lo que me hizo valorar aún más lo que podía encontrar en esta novela—. Al poco tiempo comprobé que estaba disponible en el catálogo de Círculo de Lectores, por lo que no dudé en incluirlo en aquel pedido. No obstante, ha sido ahora cuando me he animado con esta lectura. En ella, como bien aparece en la sinopsis, el protagonista tiene un día más para valorar el rumbo que ha tomado su vida; para ello contará con la ayuda de su madre, fallecida unos años atrás. Ambos emprenden un viaje con el que rememorarán momentos puntuales del pasado que se convirtieron en puntos de inflexión para su familia. Un día más, sin ser una gran novela, consigue que el lector sepa apreciar la importancia de decir las cosas, de mostrar los sentimientos y, sobre todo, de reconocer los errores para lograr reconducir cada paso en un nuevo día a día.

Las primeras líneas de esta historia están, desde mi punto de vista, perfectamente seleccionadas para quedar atrapado en la historia desde el primero momento, tanto por aludir al punto clave de la novela como por apelar a los sentimientos del lector: «Ésta es una historia sobre una familia y, como hay un fantasma de por medio, podría decirse que es una historia de fantasmas. No obstante, todas las familias tienen una historia de fantasmas. Los muertos se sientan en nuestra mesa mucho después de haberse ido» [p. 6]. Esa última frase es la que consigue conectar con cada uno de nosotros, consiguiendo que evoquemos en nuestra mente todas aquellas personas a las que hemos tenido que despedir. Esta «historia de fantasmas» es un viaje al pasado, para rescatar todos esos recuerdos en los que el protagonista sintió el apoyo de su madre —aunque en algunos momentos le costara reconocer su ayuda—, así como aquellos instantes en que no supo valorar el hecho de que se dedicara plenamente a su familia antes situaciones adversas, algo que la edad de Charles Benetto, por aquel entonces, no le permitía comprender.

La historia está contada en primera persona, salvo las páginas introductorias, en las que un personaje cuenta cómo conoció al protagonista, cómo tuvo ocasión de escuchar su historia de primera mano. Un relato tan profundo e íntimo que no puede ser contado por otra persona, salvo que lo haga a través de la rememoración de su propio recuerdo. En palabras de este primer narrador: «Lo que he escrito aquí es lo que Charles Chick Benetto me contó durante la conversación que tuvimos aquella mañana —y que se prolongó en otras ocasiones—, así como las notas personales y páginas de su diario que encontré después, por mi cuenta. Lo he recopilado en el siguiente relato, narrado con su propia voz, pues dudo que creyeras la historia si no la contara él mismo» [p. 7]. Son muchos los pasajes que se pueden rescatar a lo largo de la obra de Mitch Albom, tanto por las emociones que consigue transmitir como por los momentos de reflexión que proporciona. A todo esto hay que añadir una sorpresa final, relacionada con las páginas iniciales, un hecho que sin duda logrará que cualquier lector esboce una pequeña sonrisa, especialmente después de conocer todo lo que Charles Benetto tiene que contar.

A pesar de lo anotado, no ha sido una lectura plena. No sé exactamente lo que ha fallado en esta lectura, pero en algunos momentos perdía el interés por las evocaciones de los recuerdos del protagonista. Quizás la explicación se encuentre en la introducción de numerosos saltos temporales con pequeñas anécdotas, las cuales aparecen mezcladas con documentos y cartas pertenecientes a Charles Benetto, con la intención de apoyar determinados pasajes. Probablemente en ese continuo cambio de escena podría estar la razón que justifique esa sensación agridulce con la lectura.

Mitch Albom, con su novela Un día más, consigue transmitir al lector la importancia que debemos darle a todo aquello que nos rodea, a lo que no se presta atención simplemente por formar parte de lo cotidiano, y que cobra su pleno valor cuando perdemos el acceso a lo que ya no está a nuestro alcance. Un relato hecho para la reflexión.

Valoración: 4 / 5

40 comentarios:

  1. No lo conocía pero pinta genial. Me lo apunto. Gracias por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. He leído de este autor Martes con mi viejo profesor y me enamoró. Fue un libro precioso y aunque no te ha llenado plenamente hace tiempo que quiero repetir con él.

    Besos (hoy llueve a cántaros aquí xD)

    ResponderEliminar
  3. Bueno, para que veas que no solo nosotros hacemos crecer tu lista, sino que tú también haces crecer la nuestra... este va para mi lista

    besos
    Lourdes

    ResponderEliminar
  4. Me sonaba este libro de haberlo visto en el catálogo de Círculo de Lectores, pero no me había parado a mirar de que trataba el libro. Me ha gustado tu reseña, así que me lo anoto.

    Por cierto, referente a lo que dice M., creo que está lloviendo en toda España, porque aquí, en Barcelona, parece que se acaba el mundo con el cielo tan negro que hay :(

    Besos

    ResponderEliminar
  5. No conocía el libro pero tiene buena pinta por lo que cuentas en tu reseña, lo anotaré para futuras lecturas

    ResponderEliminar
  6. Parece muy interesante, aunque no lo conocía :) Tomo nota, y ahora voy a ver tu reseña de la "Ladrona de libros"!

    ResponderEliminar
  7. Las historias que tienen fantasmas de por medio no siempre me gustan. Creo que me lo pensaré antes de decidir leer este libro.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  8. Me leí de este autor Martes con mi viejo profesor, muy buena lectura, pero no creo que pruebe con éste... Besines,

    ResponderEliminar
  9. No conocía al escritor pero me ha gustado leer sobre él y pienso buscar algún libro suyo, me parece que aborda temas sensibles, me gusta eso de que cuando quiere suicidarse cae en un accidente, eso invierte las perspectivas ciertamente, la vida gira de posición frente a nuestra mente, esa es la grandeza de la humanidad y a la vez su calvario. Grata la recomendación. Saludos.

    Mario.

    ResponderEliminar
  10. Para serte sincera, por el momento no me animo, pero en un futuro... (He visto que estás con La casa Riverton, yo estoy con el Jardín olvidado, de la misma autora).

    ResponderEliminar
  11. Espe, me alegra que te haya interesado el título gracias a la reseña. Si finalmente lo lees, estaré encantado de compartir impresiones. ¡Un saludo!

    M., me han hablado muy bien de "Martes con mi viejo profesor", así que tomo nota del título. Sobre las lluvias, aquí ha llovido sin parar desde las 2 de la madrugada hasta las 2 del mediodía. El resto del día, nada. ¡Muchos besos!

    Lourdes, ¡qué bien que lo hayas anotado en tu lista! Ya sabes que en cuanto lo leas y hagas reseña, compartiremos opiniones. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  12. Kristineta, espero que disfrutes de esta novela cuando llegue a tus manos. Sin dudas, las lluvias han sido hoy constantes en todos partes. ¡Y parece que seguirán esta semana! Un beso.

    Tatty, me alegra haberte presentado este título. Ya me contarás. ¡Muchos besos!

    Offuscatio, ¡gracias por pasarte por el blog! Ahora paso a ver tu comentario sobre "La ladrona de libros". ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Narayani, no sé si cuando piensas en fantasmas, vienen a tu mente apariciones, espíritus y temas paranormales. En este caso, todo eso está ausente, no es más que una nueva oportunidad para que madre e hijo tengan la conversación que quedó pendiente. :) ¡Besos!

    Carmen, como le he dicho a M., anoto "Martes con mi viejo profesor", para cuando quiera volver a Mitch Albom. ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  14. Mario, has conseguido recoger en tu comentario la esencia del libro, ni siquiera has necesitado leerlo. La nueva perspectiva tras un accidente, y el paso por un trance como el del protagonista, dan pie a importantes reflexiones sobre el comportamiento del ser humano. ¡Un abrazo!

    Rebeca, sí, estoy leyendo "La casa de Riverton", aunque ahora tengo la novela descansando justo en la mitad de la historia. En cuanto acabe la lectura conjunta en la que estoy participando, vuelvo a Kate Morton. "El jardín olvidado", sin duda, también pasará por mis manos en algún momentos. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  15. No conocía este libro, pero a pesar de que me parece una lástima que para ti no haya resultado una lectura plena, me gusta eso de que invite a reflexionar.

    ResponderEliminar
  16. Espe, hay muchos pasajes en los que detenerse para pensar un rato sobre los mensajes del autor. Lo podréis comprobar cuando dedique una entrada a los fragmentos que he seleccionado. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  17. No conocía el libro pero me has picado la curiosidad, aunque no te haya satisfecho del todo su lectura. Habrá que apuntarlo,
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  18. Suena muy interesante, aunque no sé si de momento me lo leería, porque de forma general es apetecible, pero parece que en los detalles no es tan satisfactoria.
    En fin, estoy de indecisa hoy... no sé... tal vez si me lo encontrara y esa portada simple y hermosa me cautivara.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  19. No conocía la novela pero creo que se me quedará grabada hasta que la lea.
    Me gusta el argumento, quiero saber como supera o no esa época tras el accidente.
    Pese a esos momentos en los que la lectura flojea.

    Un beso
    Dácil

    ResponderEliminar
  20. Me gusta este autor, es muy sereno a la hora de plasmar sus palabras. Este libro es una clara muestra, son remansos de tranquilidad por el tono, no por la historia. Leemos desde el fondo de la cabeza muchas veces.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. La verdad es que no sé cómo explicarlo porque los fantasmas como tal cuando hablamos de historias de fantasmas sí me gustan. Lo cierto es que cuando escribí el comentario tenía dos historias concretas en las que había fantasmas que no me terminaron de convencer, jajaja.

    Creo que será mejor que lo deje porque me estoy liando, jajajaja.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  22. Margari, qué bien que te haya interesado esta lectura. Compartiremos impresiones cuando la leas. ¡Besos!

    Kyra, ya sabes que en muchos casos, hay libros que precisan de su momento, y creo que "Un día más" es uno de ellos. Si finalmente lo lees, esta´re encantado de conocer tu opinión. ¡Un abrazo!

    Dácil, ¡me parece genial! A ver si se te presenta pronto la oportunidad de leer esta historia, para así despejar la incógnita del desenlace. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  23. Mientrasleo, me ha gustado mucho tu comentario, son palabras muy acertadas para definir la narrativa de este autor, al menos en esta obra. ¡Abrazos!

    Narayani, jajajaja, ¡no pasa nada! Conclusión de todos: que los fantasmas, como las personas, son cada uno de su padre y de su madre, unos caerán bien y otros no tanto. :) ¡Besos!

    ResponderEliminar
  24. En principio voy a pasar página porque no me llama mucho, pero en el futuro quien sabe.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Hola Jesús, la verdad es que tiene buena pinta, sí. Yo de este autor leí hace mucho ya Martes con mi viejo profesor, y recuerdo que me gustó aunque, como dices, no fue una "lectura plena", no sé, igual es el momento de darle una segunda oportunidad.
    Un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  26. Conocía el titulo pero no sabia de que iba. Parece interesante así que quizás le de una oportunidad. Gracias!

    ResponderEliminar
  27. Qué curioso, estoy leyendo un libro de este mismo autor. Esto es el "ka", amigo...

    Pero no me apunto este libro, lo siento. No me termina de atraer, así que oye, me alegro, que después de apuntar un montón de libros a la lista de plan infinito, viene bien dejar pasar alguno que otro.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  28. Tabuyo, ¡algunas veces hay que dejar pasar algunos títulos, si no sería imposible! Un abrazo.

    Ismael, tengo curiosidad por leer "Martes con mi viejo profesor", porque parece que es el título que ha leído casi todo el mundo, y con buenas opiniones. ¡Ambos tendremos que darle otra oportunidad a Mitch Albom! Por cierto, tengo que pasarme por tu blog, para ver la crónica de esos días de diversión que has tenido. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  29. Laky, ya me contarás si finalmente te decides. Me encantaría compartir impresiones. ¡Besos!

    Lady, ¡sí, hemos coincidido en autor! Te lo comenté por Twitter, no sé si lo llegaste a ver. ¡Ya me contarás sobre tu título! ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  30. El de "Martes con mi viejo profesor" está muy bien.
    Sobre éste me has dejado con dudas sobre si leerlo o no. El tiempo dirá.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. Blanca, sin duda, tengo que conseguir "Martes con mi viejo profesor". ¡Sólo con vuestros comentarios dan ganas de leerlo! Un beso.

    ResponderEliminar
  32. De este hombre, tengo apuntado "Martes con mi viejo profesor", que por lo que veo en los comentarios, tiene bastante éxito jejej
    Me ha encantado la frase seleccionada, siempre he pensado en ello y me ha llamado la atención =)

    Besotess

    ResponderEliminar
  33. A mi "martes con mi viejo profesor" no me gustó mucho ... Creo que es un tipo de libro que no me va...así que este tampoco. Saludos!!

    ResponderEliminar
  34. Hola Jesus

    No conocía al autor ni la obra, pero gracias por mostrarnosla. No sé si será mi tipo de libro, pero gracias por la reseña. Un besito

    ResponderEliminar
  35. Lástima que no haya sido una lectura plena. A veces pasa, ¿verdad?. No se sabe lo qué falla pero algo pasa... Aún así le has dado una muy buena puntuación y la verdad que parece una historia muy atractiva. Lo apunto para futuras lecturas.
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  36. A mí tampoco me gusta este tipo de literatura, como soy escritor estoy casado con los policiacos, aunque escribo cuentos y poesias que no tienen nada que ver.
    Muy interesante el comentario.
    Te sugiero la novela policiaca Tostado Tostado, una novela policiaca que por ahora solo cuesta $1 usd. a lo mejor la comnetas aca.
    Te copio la sinopsis:
    Una herencia lleva al clímax el viejo conflicto entre Lino y su hija Inés. Las pasiones se destapan: codicia, desamor, intereses malsanos, deshonestidad, manipulaciones. Un oculto pasado amenaza a todos. La muerte sale de las tinieblas dejando una estela de desgracias. Alguien que ha escondido el pasado lucha por sus hijos. Una terrible carnicería se desencadena tras la herencia y el amor negado. La bella Celia y su jefe luchan por encontrar al asesino. Un inesperado final les espera en el policíaco “TostadoTostado”.

    Búscala en:
    http://www.smashwords.com/books/view/95870?ref=AlbertoAcostaBrito

    Alberto Acosta Brito
    http://albertoacostabrito.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  37. Shorby, ya me contaras cuando leas "Martes con mi viejo profesor", que parece que es un éxito en los comentarios. Sobre la frase seleccionada, más adelante os traeré otros fragmentos que estoy convencido que también te gustarán. ¡Besos!

    Perkins, en otra ocasión será. Como digo siempre, de vez en cuando hay que dejar pasar algunos títulos. ¡Saludos!

    Metgaladriel, ¡las gracias a ti por dedicarle tiempo! ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  38. María, me alegra que te haya atraído lo suficiente como para tenerlo en cuenta. A ver si algún día tienes ocasión de leerlo. Sobre lo de no tener claro qué había fallado en la lectura, me di cuenta cuando fui a escribir la reseña. Me ha pasado varias veces, ¡y otras tantas que ocurrirán! ¡Muchos besos!

    Alberto, gracias por el comentario y por la información. Un saludo.

    ResponderEliminar
  39. Me he leido varios de Albom, todos me han gustado pero no me han acabado de llenar, aún así me lo apunto.
    besos

    ResponderEliminar
  40. Sonia, esa sensación es la que he tenido con este libro. Tendré que probar con otras de sus novelas para saber si mi impresión es similar a la que he tenido con esta. ¡Saludos!

    ResponderEliminar