15 de septiembre de 2011

"Un árbol crece en Brooklyn", de Betty Smith.

Corren los años veinte del siglo pasado y descubrimos a la pequeña Francie Nolan leyendo sentada en la escalera antiincendios de su casa, a la sombra de un árbol que solo crece en los barrios más pobres de las grandes ciudades. Poco a poco, la mirada se aleja de la chiquilla para abarcar a la estrafalaria familia Nolan, que malvive en un barrio de Brooklyn. Conocemos así a sus padres, a su hermano y a la entrañable tía Sissy, que usa a los hombres para aplacar sus instintos maternales.
Francie crece rodeada de los libros que tanto le gustan y pronto empieza a preguntar y a pedirle a la vida algo más que un triste acomodo en la mediocridad.

Contraportada | Debolsillo | Mayo 2009 | 504 pp.

La primera quincena de septiembre ha estado marcada en muchos blogs por la lectura conjunta de Un árbol crece en Brooklyn, novela de la escritora estadounidense Betty Smith. A lo largo de este mes irán apareciendo las diferentes reseñas de los lectores que decidieron formar parte de esta dinámica (podéis encontrar al final de esta entrada la lista completa con los correspondientes enlaces a medida que las recensiones vayan siendo publicadas). El proceso de lectura ha sido un tanto extraño. Al comienzo, encontré una obra que me recordaba en todo a Las cenizas de Ángela, de Frank McCourt, por lo que me sentí muy cómodo en el entorno de Francie Nolan. Más adelante, tuve la sensación de que la historia no remontaba, para quedarse en simples anécdotas sucedidas en Brooklyn en los inicios del siglo XX; sin embargo, una vez superado el ecuador de la novela, conseguí adentrarme definitivamente en el día a día de los personajes, haciendo de Un árbol crece en Brooklyn una novela entrañable, cargada de vivencias y de emociones que salen a relucir a cada paso de los protagonistas.

Antes de entrar en detalles, es necesario hacer una aclaración sobre la sinopsis que aparece en la contraportada de la edición que he manejado: el argumento no transcurre en los años veinte del siglo pasado. El fragmento de vida que Betty Smith nos presenta de los Nolan comienza en 1912, para llegar hasta el año 1918, permitiéndose la autora numerosas retrospecciones para dar a conocer al lector el pasado de la familia antes de esa escena inicial en la que Francie aparece junto a un árbol. Aclarado este punto, podemos adentrarnos en la trama del libro. Es difícil hacer un resumen incluso del comienzo de la novela pues, como he apuntado anteriormente, son continuas anécdotas de un grupo de personajes afincados en Brooklyn, Nueva York. La trama tiene como punto central a la pequeña Francie Nolan, una niña de once años enamorada de la lectura que encontrará poco a poco la satisfacción de plasmar en un papel tanto experiencias personales como mundos ficticios que trascienden todos los límites de la realidad conocida por la pequeña. A partir de este personaje comienza a configurarse el escenario en el que tendrán lugar las hazañas y desventuras de los protagonistas. Entre estos se encuentran Katie y Johnny, padres de Francie, cuyo matrimonio se verá obligado a vencer los obstáculos del día a día para lograr la supervivencia; Cornelius «Neeley», hermano pequeño de Francie, quien muestra unos intereses distintos a los de su hermana, adquiriendo una personalidad propia, pero sin que esto suponga la ruptura del vínculo entre ambos personajes; la tía Sissy, centro de muchas polémicas por su manera de pensar, hace de la vida una experiencia diaria en la que la verdadera protagonista será la pasión que siente por los hombres, algo que sacará de quicio al frente femenino de su familia. Otros tantos (Thomas y Mary Rommely, Ben Blake, Flossie Gaddis) irán apareciendo en el entorno de los Nolan para completar la historia trazada por Betty Smith, en la que predominan valores como la solidaridad, el compañerismo y la tolerancia.

Un árbol crece en Brooklyn presenta, desde mi perspectiva, muchos aspectos que hacen de este título una narración especial. Quien haya leído la novela Las cenizas de Ángela, de Frank McCourt, no podrá evitar recordar algunas de sus imágenes al sumergirse en las calles de Brooklyn: una estirpe que hunde sus raíces en Irlanda, la necesidad de emigrar a América para subsistir, una infancia marcada por numerosas carencias, el núcleo familiar como eje esencial en la vida de los personajes, el alcohol como válvula de escape… Suficientes similitudes que logran vincular casi de inmediato ambas novelas. En su momento disfruté mucho de las desventuras del pequeño Frank, así que descubrir los puntos en común en las primeras páginas de la obra de Betty Smith consiguió que, desde el comienzo, quisiera saber todo sobre esta parcela neoyorquina. Aparte de esta comparación, para mí lo verdaderamente interesante de Un árbol crece en Brooklyn se encuentra en la segunda mitad del libro, cuando un drástico acontecimiento cambia la realidad de los protagonistas, especialmente la de los pequeños, que se ven obligados a crecer antes de tiempo. Es ahí cuando las anécdotas quedan atrás, cuando las escenas en la escuela no son tan relevantes, cuando la inocencia se corrompe de improviso para toparse con la edad adulta… Fue en este punto cuando realmente conseguí adentrarme en las calles de Brooklyn, permaneciendo en ellas hasta el final de la novela, momento en que sentí cierta nostalgia al despedirme de aquella entrañable familia.

Sin embargo, no todo ha sido bueno en la trama protagonizada por los Nolan. Entre ese comienzo que me hacía rememorar tierras irlandesas con la familia McCourt y el suceso que marca el cambio importante de Un árbol crece en Brooklyn, se sucedieron algo más de doscientas páginas en las que el argumento apenas avanza, pues las imágenes que llegan al lector parecen responder a un intento de plasmar las costumbres diarias del barrio neoyorquino. No hay duda de lo entrañable de la mayoría de los personajes, de la excelente narración de Betty Smith, de la delicadeza depositada en muchos pasajes… pero llega un momento en que es necesario que sucedan cosas, que el ritmo se acelere para ver crecer a los protagonistas, no sólo físicamente, sino sobre todo en sus emociones y sentimientos. Sinceramente, creo que esa parte ha supuesto un problema al tratarse de una lectura conjunta con un plazo estipulado; en otras circunstancias en las que el ritmo hubiese sido más pausado, la prosa de esta escritora sonaría como música para los oídos, con pasajes realmente inolvidables, muchos de ellos cargados de verdaderas enseñanzas para la vida.

Sin duda, Un árbol crece en Brooklyn es una novela con encanto, en la que se reproduce a la perfección el comienzo del siglo XX en el pequeño condado de Nueva York, a través de unos personajes que, difícilmente, serán olvidados para el lector que se adentre en sus páginas. Sólo una recomendación: disfruta de cada palabra, de cada momento vivido por los protagonistas, sin ningún control del tiempo; sólo así es posible que Brooklyn esté al alcance de tu mano.

Valoración: 4 / 5
 
LISTA DE PARTICIPANTES
dsdmona - El mundo de Dsdmona
Kika283 - Kika283 Books  
Selvi - El templo de tinta 
Amaya - MisCosas
Inés (Bárbara Díaz)

26 comentarios:

  1. Bueno pues has sido el primero, coincidimos en varios puntos de vista pero a mí la novela no ha llegado a gustarme tanto. La segunda mitad es cierto que es más amena, pero yo ya estaba deseando terminar y no he conseguido meterme en la historia. También me ha recordado mucho a Las cenizas de Ángela, aunque el protagonista de ésta me gustó mucho más. Mi reseña saldrá la próxima semana, a ver qué les ha parecido al resto de participantes
    un beso!

    ResponderEliminar
  2. Hola Jesús:
    Me imaginaba una reseña más negativa por los comentarios que iba leyendo en el facebook, pero veo que tú eres de los que ha disfrutado con el libro.
    Yo lo leí cuando salió y mi memoria de pez casi no me permite acordarme de nada, sólo que me dejó una sensación de paz y ternura al terminarlo.
    También entiendo que es un libro para leer de una forma relajada, sin prisas y disfrutando, como bien dices, y que igual otras personas esperaban algo más ágil y emocionante y terminaran decepcionados....
    Yo sigo recomendándolo; es muy tiernecito :)

    ResponderEliminar
  3. Hola Jesús, mi reseña saldrá mañana pero te digo ya que la tuya está más completa que la mía aunque en lo fundamental coincidimos. No es un libro que me haya encantado pero he sabido encontrarle la magia y creo que eso le ha hecho sumar puntos. Yo lo recomiendo pero hay que tener en cuenta todo lo que comentas: lectura pausada, sin prisas, saboreando cada palabra...así se disfruta más seguro.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Jesús, como te he ido comentando, tengo muchas ganas de leer esta novela. Por lo que cuentas parece muy interesante y el resultado final veo que te ha dejado bastante satisfecho. Espearé a leer más reseñas porque con el atasco lector que tengo, tengo que ser muy selectiva :-)
    ¡Magnífica reseña!
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  5. La verdad no es el tipo de literatura que leo, pero tu reseña me ha gustado mucho. lo tendré en cuenta, un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Tatty, ¡estoy deseando leer tu reseña! Aunque por lo que dices en tu comentario, ya veo por dónde irán los tiros. Sinceramente, gracias a la segunda mitad de la novela, la nota final subió. Ya te digo, no me has disgustado, pero considero que "Un árbol crece en Brooklyn" no encajaba del todo en la lectura conjunta. ¡Por cierto, espero que más adelante organicemos otra! ¡Besos!

    Isi, ahí es donde ha estado el problema, creo yo, en la necesidad de leerlo en un tiempo determinado. De todas formas, al final disfruté mucho la historia. Hubo un momento en que pensé "esta novela no la acabo para el día propuesto", pero entonces sucedió algo con Francie y ya no pude soltarlo. ¡Yo también lo recomendaré! ¡Besos!

    M., ¡mañana leeré tu reseña sin falta! Tengo ganas de ir descubriendo las impresiones desarrolladas de los demás participantes y compararlas con la mía. En lo que sí que parece que coincidimos es en que no se trata de una lectura para leer con un tiempo estipulado, sino con tranquilidad y sin mirar el reloj. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  7. María, yo te animo sin duda a que te sumerjas más adelante en las páginas de esta novela. Tiene un encanto especial. De todas formas, creo que haces bien esperando al resto de reseñas, así podrás tener una idea más formada. ¡Muchas gracias por tus palabras, dentro y fuera del blog! ¡Besos!

    Mr. Sandman, ¡muchas gracias por tu comentario! ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Excelente reseña Jesús. Más o menos coincidimos en opinión. Es un libro que cuesta entrar al principio, pero cuando llegas al final del libro te das cuenta de que ese inicio tan lento, tan lleno de anécdotas de la familia, ayudan mucho a conocer a toda la familia Nolan, cómo llegaron a América, cómo fueron esos primeros años, cómo se conocieron... Pero es algo de lo que te das cuenta cuando terminas la obra. Coincido contigo, es un libro que hay que leer lentamente, disfrutando de cada página.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. Tenía curiosidad por empezar a leer reseñas de este libro, y aunque he leído varias creo que en ninguna se aclaraba lo del "despiste" con los años veinte... Eso de que se pasen 200 páginas sin que avance la cosa me echa un poco para atrás, pero igual me animo con él.

    ResponderEliminar
  10. Yo lo leí hace com un par d años y me gusto bastante. Creo que le di la misma valoración que tu.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Margari, ¡gracias por tus palabras! Tienes toda la razón: las anécdotas, cuando te vas acercando al final del libro, las recuerdas de forma entrañable, sin que pese el tiempo dedicado a ellas. Vuelvo a decirlo: es una lectura para leerla con plena libertad, sin ataduras. ¡Besos!

    Espe, del despiste de la contraportada me percaté cuando hice la reseña. Pocas veces leo la sinopsis antes de empezar el libro, así que cuando fui a redactar esta entrada caí en la cuenta del error. Pero bueno, tampoco es muy relevante. Sobre la lentitud de la trama, puede que acabe pesando al principio, pero luego te alegras de haber conocido al detalle a los Nolan. ¡Saludos!

    LAKY, ¡sin duda, unos personajes que quedarán en mi memoria! ¡Besos!

    ResponderEliminar
  12. Bueno, Jesús, pues por lo que cuentas a mí creo que me podría gustar aunque esa época de principios del XX no sea la que más me atrae. Tomo nota por si hay ocasión aunque con la de lecturas ( y reseñas) pendientes que tengo...
    Besos,

    ResponderEliminar
  13. Buena reseña!!!
    Muy completa, que es de agradecer siempre =)

    En general hay buenas opiniones sobre esta novela, pero a mí no me termina de llamar especialmente...
    Lo dejo pasar =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  14. He publicado hoy mi reseña. Estoy totalmente de acuerdo con tus palabras y me ha encantado tu reseña. La trama es muy lenta, no existe como tal, es cierto que son ancdótas, pero los personajes son muy buenos. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  15. Carmen, estoy convencido de que te gustará. Si tienes tiempo para leerlo con calma, lo disfrutarás de principio a fin. ¡Besos!

    Shorby, ¡gracias por tu comentario! Ya sabes que si algún día te animas con la lectura, te encontrarás con una historia entrañable. Por cierto, ya ande inmerso en la lectura de "El cebo". ¡Besos!

    Goizeder, ¡muchas gracias a ti también por tus palabras! Y sí, coincido en eso contigo: los personajes son muy buenos, es el punto fuerte de la novela, sin duda. Voy ahora mismo a leer tu reseña y a coger el enlace para actualizar la lista. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  16. Muy buena tu reseña, Jesús,como todas! Me parece que este es un libro para saborear más que para leer con prisa, pero no estoy yo muy segura de que me gusten este tipo de libros en los que la trama avanza tan despacio. Desde luego no ahora, que voy leyendo a "poquitos".
    De todos modos lo tendré en cuenta para un futuro.
    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  17. Bueno, a mí me gustó bastante, aunque confieso que en esta línea, me gustó todavía más "El castillo de cristal". De todos modos creo que es un libro muy recomendable y vale la pena leerlo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Me encantan estas lecturas conuntas donde puedo ir viendo las distintas opiniones que tenéis varios blogueros sobre un mismo libro. A este le tengo echado el ojo en la biblio así que caerá algún día, a ver qué opinión me merece a mi. Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. me ha gustado tu reseña, y te cuento que cuando lo leí, me gustó mucho. Supongo que el amor de la niña por la lectura, me conectó con ella. Ahora que lo leo, si en algunas cosas rememora a las "Cenizas de Angela" aunque esto no lo vi cuando lei o reseñé el libro ¡esto es lo bueno de ir compartiendo lo que nos dejan las lecturas!
    un abrazo,
    Ale.

    ResponderEliminar
  20. Trescatorce, ¡gracias, gracias, gracias! Como bien dices, es una historia para saborearla. Así que ya sabes, cuando quieras algo para leer sin prisas, cargado de anécdotas, con personajes que luchan por hacerse un hueco, este es tu libro. ¡Muchos besos, y pásalo bien!

    Bookworm, ¡totalmente de acuerdo! Por cierto, el libro que mencionas no lo conozco, así que voy a buscar ahora información. ¡Besos!

    Carol, estaré encantado de leer tus impresiones cuando te adentres en esta novela. ¡Un beso!

    Ale, como he puesto en la reseña, no pude evitar que me recordara a "Las cenizas de Ángela" desde los primeros capítulos. Sobre lo que comentas, creo que ese vínculo que se establece entre el lector y Francie aparece en cualquiera que ame la literatura. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  21. Creo que el ritmo lento es lo que más me desanima y que la historia no sea tan "atrapante" hasta pasando la mitad del libro...
    Pero bueno, parece que al final te ha gustado mucho...
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  22. Kyra, precisamente me ha gustado por esa segunda mitad de la novela. Si el ritmo se hubiese mantenido, mi opinión final probablemente sería otra. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  23. Ains, me da que junto con Tatty mi reseña será la más negativa.
    De verdad que no puedo considerarlo como un libro malo, pero es muy lento, denso y para mi sin nada destacable ni interesante.
    En su misma línea he leído libros infinitamente mejores y sobre todo adictivos.

    Es una pena, pero me decepcionó muchísimo.
    Espero que podamor leer otro libro en conjunto pronto :)
    Un beso

    ResponderEliminar
  24. Dácil, la verdad es que el resultado de esta lectura conjunta ha sido más negativo de lo que podríamos haber pensado. Pero bueno, hay que mirarlo por el lado positivo: ¡en la próxima convocatoria, remontaremos! Tengo que leer tu reseña. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  25. Acá tomándome mi tiempo para publicar la reseña ^^;(apenas ayer), así que apenas dando vuelta por las reseñas de los participantes.

    La verdad es que coincido con la mayoría en que la novela es buena pero no destacable, aunque si tiene algunos fragmentos que sin duda me gustaron mucho.

    Lenta, tal vez; larga, sin duda; aunque contraria a ti lo que menos me gusto fue la ultima parte, me quedo con el principio de la historia, que si bien cuesta trabajo adentrarse (porque nunca atrapa la historia) creo que la "enseñanza" que pueda estar en la historia se encuentra en su primera mitad.

    Una pena, pero bueno, espero con ansias la próxima lectura conjunta (algo de suspenso o ciencia ficción, para que haya un poco de acción que se hecho de menos XD)

    ResponderEliminar
  26. Kika283, antes de nada, decirte que ya he incorporado tu reseña a la lista de arriba. ;) Sobre lo que comentas, me gusta mucho contrastar las opiniones (al fin y al cabo, creo que es el gran atractivo de las lecturas conjuntas), sobre todo cuando estas difieren. En este caso, me resulta muy curioso que a ti la segunda parte te haya gustado menos. Creo que has dado con la clave para hablar de esta novela: "es buena pero no destacable".

    Por cierto, estoy contigo, podríamos pensar en algún título de suspense o ciencia ficción para más adelante. ¡Por mi parte, encantado! ¡Un beso!

    ResponderEliminar