9 de junio de 2011

"Herederos. La verdadera historia de Carmen Orozco", de Roberto Villar.

En la España de mediados del siglo pasado, sumidos en un clima diario encapotado de desquiciantes secretos, la locura planea sobre varios miembros de la familia del consagrado matador de toros Manuel Orozco.
Nacida en El Campillo, la finca que cobija a esa pudiente familia de evidente éxito social y, aparentemente, idílica convivencia, la pequeña Carmen se transformará con los años en la poderosísima señora doña Carmen orozco, hija, esposa y madre de toreros.
Si alguien puede decir que se ha hecho a sí misma, es ella. Conocer la infancia y adolescencia de Carmen Orozco es adentrarse en un mundo inquietante, en el que se desvelan secretos inconfesables, conductas descarriadas y decisiones que marcarán para siempre la vida de una persona despótica y tierna a un tiempo.

(Contraportada. Espasa. 4ª edición. Diciembre 2008)

Pocas veces me he sentido atrapado por una serie española como lo estuve con Herederos, ficción emitida por Televisión Española y protagonizada por Concha Velasco, la cual daba vida a la impetuosa Carmen Orozco, poseedora de una de las mayores riquezas de España gracias al mundo de la ganadería y del toreo. Para mí, lo mejor que tenía esta producción era la labor de los guionistas, encargados de colocar en la imagen de esta férrea mujer un sinfín de expresiones que se convertirían en referente del personaje durante sus dos temporadas. Aprovechando el tirón que en su momento tuvo la serie, la editorial Espasa decidió publicar Herederos. La veradera historia de Carmen Orozco, del escritor argentino Roberto Villar. Casi tres años han pasado desde que el libro llegó a mi estantería. Mi deseo de volver a encontrarme con los secretos y las intrigas de los Orozco hicieron que me animara con la lectura de esta novela. Sin embargo, he encontrado una historia sin grandes alicientes, probablemente por haber tenido como referencia el producto televisivo. Aun así, el lector que desconozca esta ficción de Televisión Española también debe ser advertido, pues no encontrará gran cosa más allá del nacimiento, infancia y adolescencia de una Carmen Orozco un tanto insulsa que nada tiene que ver con la del serial de Cuarzo. 

Herederos. La verdadera historia de Carmen Orozco tiene el primer fallo, desde mi punto de vista, en la elección del título. Evidentemente, el hecho de querer promocionar esta publicación en el momento en que la serie estaba en su mayor éxito influyó a la hora de seleccionarlo, para apelar a los sentidos de los telespectadores, quienes comenzarían a plantearse qué más podría saberse de la empresaria Carmen Orozco, y si todo lo que se mostraba en la serie no era sino una fachada de lo que realmente ocultaba el personaje. Nada más lejos de la realidad: el título lleva a engaño, pues se limita a relatar los primeros años en la vida de la protagonista, hasta que recibe la herencia que le permite adquirir el poder en los círculos sociales más selectos. Cualquier historia de este periodo, tanto de ella como de los demás personajes (su hermana Isabel o su amiga Teresa, por citar algunos) es ya conocida por los seguidores de la ficción televisiva, por lo que el relato en ningún momento es sorprendente, lo que provoca el aumento del desinterés a medida que se van pasando las páginas.

No obstante, podría realizarse la siguiente pregunta: ¿qué puede ofrecer esta novela a los lectores que desconozcan la serie de televisión? He intentado responder esta cuestión, imaginando en mi mente el relato sólo con los detalles aportados en el libro, y el resultado es una trama sin grandes atractivos, en la que se presenta a una niña marcada por una oscura adolescencia, bajo la continua sombra de su padre, que será el encargado de forjar su dura personalidad y su hierática apariencia. Lo verdaderamente interesante de la vida de Carmen Orozco, los aspectos más enrevesados, truculentos y, por tanto, de máximo interés para el público, se encuentran en la producción televisiva. Entre esta última y el desenlace de la creación literaria transcurren entre veinte y treinta años, aproximadamente, quedando un vacío que debería haber cubierto la novela, debido a que el final propuesto por Roberto Villar es demasiado idealista, pues los seguidores de Herederos saben que la felicidad presente en la Orozco no es tal.

Poco más puedo decir de Herederos. La verdadera historia de Carmen Orozco, pues cada punto en el que me detengo para su valoración, sólo crea en mi mente críticas, insuficiencias y vacíos que podrían haber sido cubiertos con múltiples fórmulas. Sin embargo, y a pesar de todo lo reseñado, ha sido una experiencia ligeramente gratificante, al haberme podido reencontrar en el papel con unos personajes que son tan entrañables para mí, un sentimiento que difícilmente se creará en un lector que tome contacto con la novela antes que con la serie. Junto a este elemento, también quiero valorar el contundente comienzo de la obra, que invita inmediatamente a su lectura:
Le pondría el nombre de una puta. Por despecho contra el mundo. Contra Dios. Contra su esposa. Por vengarse de la vida, le pondría el nombre de una prostituta. Por no haber nacido varón, iba a penar. Por no ser su heredero, sólo heredaría infelicidad. Se llamaría Carmen, y sería su hija porque no hay otro remedio. Pero esa niña lo iba a pagar. Toda la vida. Nadie le hace algo así a Manuel Orozco y sale indemne.
En conclusión: una novela con algunas escenas y actuaciones impactantes, pero que no consigue despegar con el paso de las páginas, desembocando la trama en un desenlace que, aunque cierra el relato, no concluye la verdadera historia de Carmen Orozco. Simplemente, una verdad a medias.

Valoración: 3 / 5

17 comentarios:

  1. Menos mal, Jesús, que lo pones fácil, porque con todo lo que hay por leer, nos permites descartar uno.
    Este no se apunta, ¡Qué bien! jeje

    ResponderEliminar
  2. Jaja coincido con Icíar, descartado solo por el hecho de que vi unos capítulos de la serie y no la soporté....y hay tanto que leer..

    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Yo no veía la serie pero leo que a ti te encantaba ;-) La verdad que no creo que lea este libro. Si no me llamaba la serie, esta novela no creo que me llene lo suficiente...
    Muy buena reseña ya que has expuesto muy bien los pros y sobre todo los contras.
    No queda nada para nuestra lectura conjunta...
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  4. Icíar, ¡encantado de poneros las cosas fáciles, jajajaja! No lo apuntes, es totalmente prescindible. Es más, te recomendaría la serie antes que el libro.

    M., ya ves, yo disfruté como un niño con esta serie (hasta la tengo comprada en dvd). Por eso caí sin dudarlo en la tentación del libro. Pero nada, que Concha Velasco & cía son insustituibles, jajaja. ¡Besos!

    María, ¡muchas gracias por tus palabras! Ha sido difícil para mí hacer esta reseña, porque estaba plenamente influenciado por la serie, pero quería exponer también cosas positivas que me habría encontrado de no haber estado condicionado. ¡Y todavía no sé si lo he conseguido! Jajaja. ¡Y sí, la lectura conjunta ya está aquí! ¡Más besos para ti!

    ResponderEliminar
  5. Vaya, pues no he llegado nunca a ver la serie, pero si por lo que cuentas el libro no aporta gran cosa, creo que si un día me da por curiosear me decantaré por la serie...

    ResponderEliminar
  6. Espe, sin que sirva de precedente, ¡creo que sería la elección acertada! ¡Besos!

    ResponderEliminar
  7. Yo por ésta vez paso. Uno menos para la lista. No me llama la serie ni el libro.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. No me llama nada la atención este libro, y tampoco he visto la serie. Así que no me pierdo nada, jeje.

    bsos!

    ResponderEliminar
  9. Tabuyo, Rosalía, ya sabéis que tenemos muuuuuuuuuchos libros por descubrir, así que, ¡adelante! ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  10. No he visto la serie y este libro tampoco me llaman la atención así que no me animaré con su lectura. Besos

    ResponderEliminar
  11. Tatty, creo que esta reseña va a ser la menos popular del blog, jajajajaja. Pero sigo diciendo lo mismo: es una novela prescindible, y antes de recomendaría la serie. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  12. No he visto la serie, pero tengo claro que la novela la voy a dejar pasar. ¡Tengo ya bastante por leer en casa!
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Luisa, ¡cuánta razón tienes! Besos.

    ResponderEliminar
  14. Hola yo soy de Puebla,Méx. Y vi la serie por tv ye impacto tanto que ando buscando la forma de que alguien me envíe el libro desde espñolas y yo hasta no leer no creer. Agradezco la reseña del libro. Ya diré como me fue.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo, el libro se encuentra actualmente descatalogado. Por tanto, la única posibilidad que tienes es buscando una venta de segunda mano. Te aconsejo que consultes en el portal IberLibro, muchas librerías realizan envíos a América. ¡Suerte!

    ResponderEliminar
  16. Me encanto. La novela todos sus personajes pero la mejor d todos CARMEN OROZCO la admiro x su fortaleza

    ResponderEliminar
  17. Anónimo, Carmen Orozco es, sin duda, la esencia de la serie y de la novela. ¡Gran personaje! Un saludo.

    ResponderEliminar