27 de mayo de 2011

"La tía Julia y el escribidor", de Mario Vargas Llosa.

La relación amorosa del joven escritor Varguitas con una mujer de su familia mayor que él, la tía Julia, y la desaforada presencia del folletinista Pedro Camacho en la misma emisora de radio donde Varguitas trabaja, son las dos historias en que se vertebra el argumento de La tía Julia y el escribidor.
La noble pasión amorosa entre la tía Julia y el aprendiz de novelista, que la sociedad limeña de los años cincuenta trata por todos los medios de impedir, se combina con las narraciones truculentas del folletinista de las ondas.
Esta narración mayor de Mario Vargas Llosa reúne el interés de los relatos de aventuras, donde coinciden de forma brillante la encendida pasión shakesperiana con su correlato melodramático, la inesperada confluencia del devoto de la alta literatura con el escribidor rastrero.

(Contraportada. Punto de Lectura. 2006)

Mi primer contacto con la narrativa de Vargas Llosa se produjo hace aproximadamente unos quince años, cuando en una clase de literatura durante mi etapa en el instituto, mi profesor nos propuso leer Los cachorros. Desde que leí aquella historia, se me quedaron grabadas muchas imágenes en la cabeza, y sabía que en algún momento volvería al autor. Lo que no imaginaba por aquel entonces es que el reencuentro se produciría más de una década después. Ahora que he leído La tía Julia y el escribidor (regalo de cumpleaños de mi amiga Sonia en enero de 2010), la vuelta a Vargas Llosa ha sido amena, aunque no tan satisfactoria como cuando empecé a leer esta novela, no porque la historia sea mala, sino por cierta técnica usada por el autor que ha hecho que mi interés se desvíe de la trama principal hacia otros asuntos no resueltos. Paso a contaros.

Como indica la sinopsis, Vargas Llosa centra esta novela en una de las partes más conocidas de su vida: su relación y posterior matrimonio con su tía política Julia Urquidi, unión que se llevaría a cabo en el año 1955. Mientras se van desarrollando los entresijos de esta parte de la trama, el autor presenta al que es, sin duda, el personaje estrella de la novela: Pedro Camacho, creador de folletines, entregado plenamente a la literatura y con gran fama en el ámbito de los radioteatros. Mario Vargas Llosa, en el prólogo inserto en La tía Julia y el escribidor, recoge los motivos que le llevan a plantear esta parte de la historia:
Me costó trabajo dar una forma aceptable a aquellos episodios que, sin serlo, parecieran los guiones de Pedro Camacho, y volcar en ellos los estereotipos, excesos, cursilerías y truculencias característicos del género, tomando la distancia irónica indispensable pero sin que se volvieran caricatura. El melodrama ha sido una de mis debilidades precoces, atizada por las desgarradoras películas mexicanas de los años cincuenta, y el tema de esta novela me permitió asumirlo, sin escrúpulos. Las sonrisas y las burlas no llegan a ocultar del todo, en el narrador de este libro, a un sentimental propenso a los boleros, las pasiones desaforadas y las intrigas de folletín. (pp. 7-8)
Así pues, con este deseo de Vargas Llosa por ofrecer algo cercano los relatos por entregas, comienza el planteamiento estructural de la novela. El lector que decida acercarse a esta obra va a encontrar dos partes bien diferenciadas, aunque una y otra se van intercalando hasta el final de la obra: por un lado, tenemos la narración autobiográfica que se combina con las peripecias del joven autor de melodramas; por otro, aparecen esos guiones mencionados en el párrafo anterior, y que permiten descubrir las historias que, más adelante, serían radiadas para los oyentes. Es aquí donde, desde mi punto de vista, se encuentra el verdadero atractivo de la novela y, a su vez, el principal obstáculo.

En esos guiones intercalados, el lector encuentra una serie de pequeñas historias, independientes entre sí, que van a ofrecer numerosos casos cuya truculencia e imaginación desbordada irán en aumento a medida que las páginas avancen. Las relaciones de los personajes en estas historias, contadas en los capítulos pares son, en palabras de Rita Gnutzmann, "mucho más perturbadoras, anárquicas y primitivas [...]: el amor incestuoso, la lujuria y el hedonismo, el odio parricida, la 'infantofobia', la locura homicida, relaciones contendientes y combativas, etc." (cfr. Análisis estructural de la novela "La tía Julia y el escribidor", de Vargas Llosa"). Cada una de las historias finaliza con una escena abierta, seguida de una serie de preguntas que quedan en el aire sobre el desenlace de la misma. Es aquí donde empecé a encontrar el problema: los pequeños relatos son tan atractivos que acabaron desviando mi atención del episodio autobiográfico de Vargas Llosa para centrar mi interés en los radioteatros de Camacho; pero claro, estos quedaban uno tras otro en suspenso, fomentando así la intriga, a la espera de una resolución que no llega. Finalmente, acabé perdiendo la curiosidad por ambas partes de la novela.

En definitiva, La tía Julia y el escribidor es una buena historia, muy bien escrita, con unos personajes inolvidables y con pequeñas narraciones que hacen disfrutar al lector más incluso que con la trama principal. No obstante, hay que llegar con la mente muy abierta para conocer esta novela, teniendo en mente que el eje central se encuentra en los capítulos impares, es decir, la relación de Julia y Mario y su amistad con Pedro. Todo lo demás es un atractivo que se suma a la historia, como un regalo, pero que puede acabar provocando lo que ha conseguido en mí: un desinterés in crescendo.

Valoración: 3,5 / 5

32 comentarios:

  1. Vargas Llosa es uno de mis eternos pendientes, pero despues de lo que cuentas no creo qeu comience justo por este...

    ResponderEliminar
  2. Carmina, a pesar de mi opinión, te lo recomiendo, aunque también entiendo que no quieras arriesgarte. Fíjate, tengo varios amigos que han leído esta novela de Vargas Llosa, y todos han quedado encantados. he tenido que llegar yo para poner un poco el contrapunto. Con eso quiero decirte que, aunque mi opinión sea algo desfavorable, es una buena novela, y las opiniones suelen ser más positivas que las mías.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Coincido con Carmina, no he leído nada de este autor pero este libro no me atrae demasiado, así que escogeré otro para conocer a Vargas Llosa

    ResponderEliminar
  4. De Vargas Llosa solo he leído Travesuras de la niña mala y la verdad es que me gustó aunque dicen qe no es el mejor libro del autor. Yo sé que repetiré pero me da "miedo" porque me han avisado que tiene algunos libros MUY Vargas Llosa (supongo que se referiran a muy profundos) y si me gustó Travesuras de la niña mala me comentan que a lo mejor no me gustan otros....yo que sé. Al final creo que iré a la librería, leeré sipnosis y me compraré el que me de la gana xD

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te recomiendo "La guerra del fin del mundo". Para mí, es excelente!

      Eliminar
    2. Muchas gracias por la recomendación. Un saludo.

      Eliminar
  5. No he leído esta obra de Vargas Llosa pero me ha gustado mucho tu reseña, aunque no sea del todo favorable. Así que, como este libro está en mi estantería, tiene muchos puntos para que sea leído pronto.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Tatty, no importa el título que elijas, pero merece la pena conocer la narrativa de Vargas Llosa.

    M., el título que comentas no lo tengo, así que cuando vuelva a probar con Vargas Llosa, lo haré con "El paraíso en la otra esquina", que está esperando en mi estantería. Creo que harás una buena elección yendo a la librería y consultando las sinopsis. ¡Ya me contarás si te decides! ¡Besos!

    Margari, ¡muchas gracias por tus palabras! Anímate a leerlo. Como digo, mi opinión se aparta de la línea general, que es bastante buena. Y aun así, he disfrutado, sólo ha sido ese aspecto el que no me ha convencido. ¡Más besos!

    ResponderEliminar
  7. Muy buena reseña pero con lo que has contado y lo que tengo en casa creo, que por el momento, dejaré pasar esta obra. De todos modos, si quiero leer algo de Vargas Llosa creo que 'Los cachorros' será mejor plan, al menos es lo que tengo oído.
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  8. Yo también tengo pendiente a Vargas Llosa. Este libro no me atrae demasiado, creo que empezaré por "Los Cachorros" o con "travesuras de la niña mala".
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. María, ¡muchas gracias! Te recomiendo "Los cachorros". Como he comentado, hace ya unos quince años que leí esta obra, pero tengo buen recuerdo. Es una buena opción. ¡Más besos para ti!

    Margaramon, te digo lo mismo que a María, "Los cachorros" es una buena manera de comenzar con Vargas Llosa. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Pues este es el único libro que he leído de Vargas Llosa y a mí me gustó mucho, aunque reconozco que acabaron enganchándome más los folletines ¡je,je! pero me desesperaba no saber el desenlace de los mismos. Cuando apareció el primer folletin no acaba de entender qué tenía que ver con el resto, hasta que te das cuenta de cómo está estructurado el libro.
    Yo creo que no es una mala lectura para conocer al autor, a mí me dejó con ganas de volver a probar. Tengo en casa pendiente "Pantaleón y las visitadoras". Ambos títulos los compré como comienzo de una colección. Ya sabes que a veces los primeros títulos suelen ser muy económicos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Hola,

    Estupenda reseña. Sí, a veces, pasa eso. Los secundarios son más interesantes que los protagonistas y sentimos una especie de decepción, cuando en un punto del libro se le da una atención -a nuestro juicio, poco merecida- a la historia principal y nos deja con la miel en los labios en relación a la otra.

    Enhorabuena por el blog :)

    ResponderEliminar
  12. Bookworm, eso fue precisamente lo que me pasó a mí, que la parte folletinesca me enganchó mucho más que la vida de Varguitas, y claro, perdí interés en su relación con Julia. A eso le unes que los radioteatros se quedaban con final abierto, y tienes como resultado mi opinión. Pero pienso como tú, que es una buena lectura para conocer el autor. Es más, creo que lo recomendaría. No me canso de decir que es algo puntual que me ha pasado, pero la considero una buena novela.
    ¡Besos!

    AM Editorial, ¡no podría haberlo dicho mejor! Eso es precisamente lo que me ha pasado. Gracias por unirte al blog y por tus palabras. ¡Bienvenido!

    ResponderEliminar
  13. Y yo todavía sin estrenarme con este hombre... Ais...

    Besotes

    ResponderEliminar
  14. Todavía no he leído nada de Vargas Llosa, no será por ganas pero... siempre se va dejando pendiente. Aunque me ha chocado el título con lo de "escribidor" no sabía ni que existiera esa palabra...

    besos :)

    ResponderEliminar
  15. Shorby, pues entre mi entrada y los comentarios de los demás usuarios, ya tienes varias propuestas entre las que elegir. ¡Besos!

    ...moi, la verdad es que la palabra suena extraña, dando esa sensación. Si la buscas en el diccionario, es curioso lo que aparece: por un lado, es una palabra anticuada que significa "escritor", y por otro, en su uso coloquial, significa "mal escritor". Ambos significados dan juego en la novela.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  16. Hola Jesús! Lo siento pero no me llama en nada la atención este escritor, ya he visto varios libros de él pero no sé, no me dan ganas de leer sus obras
    Saludos!

    ResponderEliminar
  17. ¿Te puedes creer que nunca he leído nada de Vargas Llosa? No sé si me animaría con este de todas formas, pero que sepas que si lo hiciera sería precisamente por haber leído tu reseña.

    ResponderEliminar
  18. Shanny, pues no pasa nada, ¡a por otros escritores que te llenes! ¡Saludos!

    Espe, espero que antes o después te animes con Vargas Llosa, da igual el título que sea. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  19. Vargas Llosa¡¡¡uno de mis grandes pendientes¡pese a que mi novio es peruano,no me ha llamado mucho la atencion,asi como Isabel Allende todos sus libros son unicos..pero esta en mi lista de libros pendientes

    ResponderEliminar
  20. Soycazadora, bienvenida a este rincón, gracias por unirte. A ver si pronto descubres a Vargas Llosa y así, de paso, le das una alegría a tu chico. :P Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. En realidad nunca he leído nada de Vargas Llosa, pero es uno de mis eternos pendientes.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  22. Kyra, fíjate que cuando escribí esta entrada, pensaba que sería el único que tendría olvidado a un autor como Vargas Llosa, pero veo que no, que hay más gente que desconoce su narrativa. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  23. Hace poco leí "La ciudad y los perros". Es interesante estructuralmente, además de entretenida. Me gustó. También me gustó mucho "La fiesta del chivo", que te recomiendo si no lo has leído. De lo poco que he leído del autor lo que menos me ha gustado son los relatos de "Los jefes-Los cachorros". Tengo entendido que fue su primer libro, y creo que se nota: me parece más embrionario que otra cosa. El próximo que lea creo que será "Conversación en la Catedral", que dicen que es otro de sus libros clave. Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Jesús, tomo nota sobre tu recomendación de "La fiesta del chivo". Es curioso, el relato de "Los cachorros" me gustó bastante, a pesar de la edad con la que leí aquella historia. Quizás me anime a releerlo de nuevo, para descubrir si sigo encontrando esas sensaciones de hace quince años. Sobre "Conversación en la Catedral", no lo he leído, pero tengo amigos que me lo han recomendado. Así que si te animas, estaré encantado de conocer tus impresiones. Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Hola :)

    Vargas Llosa es un genio :):)
    No he tenido el placer de leerme este, pero sin duda, está en mi lista.

    Un besito.
    Buen día,
    Lily

    ResponderEliminar
  26. Lily, si consideras a Vargas Llosa un genio, tienes que leer esta obra, porque estoy convencido de que la disfrutarás. ¡Buen día también para ti! ¡Besos!

    ResponderEliminar
  27. De Vargas Llosa sólo he leído La ciudad y los perros pero me encantó, me sorprendió y me impactó muchísimo así que no descarto leer algo más de este autor, lo que no sé cuándo tendré tiempo. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  28. Goizeder, empiezo a sentir ya curiosidad por "La ciudad y los perros", he encontrado bastantes comentarios positivos. Como he dicho más arriba, cuando decida volver a Vargas Llosa, será con "El paraíso en la otra esquina", que es el que tengo en casa. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  29. Le tengo muchas ganas a esta obra de Vargas Llosa. Tu reseña no me ha desanlentado en absoluto...
    Besos,

    ResponderEliminar
  30. Carmen, me alegra que no te haya desalentado. Es más, te animo a que la leas. Como ya he dicho en varias ocasiones, mi nota se deben a un hecho puntual en la manera de concebir la novela, de focalizar mis intereses en una parte de la trama que no es la central. Pero disfruté mucho del conjunto. Te gustará, seguro. ¡Más besos!

    ResponderEliminar