22 de abril de 2011

Un pequeño viaje por mi biblioteca personal.

Desde hace algún tiempo tengo pensada esta entrada, en la que pudierais echar un vistazo rápidamente a mi biblioteca personal, al escenario que me rodea día tras día, lo primero que veo al levantarme y lo último que miro antes de abandonar la vigilia y lanzarme a los sueños. Siempre he estado orgulloso de estas estanterías, principalmente por dos motivos: el primero, y fundamental, porque salvo una de ellas, todas las ha hecho mi padre, un manitas en toda regla. Siempre que he necesitado una, me pedía el diseño en un folio; una vez realizado mi planteamiento, desaparecía horas, días, en su espacio de ocio, hasta que me llamaba para que diera el visto bueno. Siempre me ha sorprendido su capacidad para hacer realidad un triste dibujo. Y luego, la segunda razón, es que el contenido de estas baldas reflejan mis últimos años: mis estudios de filología hispánica, mi primer sueldo, mis horas de trabajo, mi tesis (aún en proceso)... En fin, que espero que la disfrutéis, aunque tenga que ser a través de imágenes.


Esta instantánea, la que tengo justo enfrente de mí, se resumen otras tantas historias más allá de la pasión por la literatura. En la parte superior se observa, aunque no al completo, mi colección de películas y series, que poco a poco he ido formando en estos años, muchas veces por contribuciones familiares. Lo que principalmente destaca de esta sección es que está formada casi en su totalidad por cine de terror, una de mis grandes aficiones. Un poco más abajo ya aparecen las primeras novelas, mezcladas con títulos relacionados con mi labor investigadora, donde prácticamente todo está centrado en los siglos XVIII y XIX. Dos elementos más a tener en cuenta: me encanta coleccionar botellas y me fascinan los bambúes. En lo referente a la parte exclusivamente literaria, podría destacar, por ejemplo, la trilogía de Stieg Larsson, los cuatro volúmenes que componen la saga El siglo de las quimeras, de Phillipe Cavalier, o los siete títulos que forman las aventuras de Harry Potter (que comencé en su día a leer con mucho recelo y que acabó cautivándome).



Justo al lado de la primera estantería queda la que veis en esta segunda imagen, en la que se repiten los motivos anteriores. Sin duda, lo que más me enorgullece de este espacio es la balda central, dedicada exclusivamente a Stephen King (también a su mujer y a su hijo). Así, se puede apreciar la saga completa de La Torre Oscura, además de títulos como Misery, Un saco de huesos o El pasillo de la muerte. No faltan otras grandes aventuras, como La sombra del viento, de Carlos Ruiz Zafón o Zigzag, de José Carlos Somoza.



No hay mucho que decir de este nuevo apartado: está dedicado, fundamentalmente, a los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós, un autor que nunca puedo dejar de lado, y que me apasiona con cada una de sus tramas. Sin embargo, poco he leído de esta historia novelada (hasta el momento, sólo el episodio dedicado a Cádiz, por cuestiones de trabajo). Esta serie está acompañada por otras novelas, como El caballero Hector de Sainte-Hermine, de Alejandro Dumas, o El quinto día, de Frank Schätzing.



Más Galdós llega en este rincón, pues aquí aparecen todas y cada una de sus novelas recopiladas en diez volúmenes. En ellos, historias tan apasionantes como Fortunata y Jacinta, La Fontana de Oro, Tormento o La de Bringas. De la misma editorial, otras compilaciones: una dedicada a parte de la obra de Pablo Neruda, y otra que tiene como protagonista a Julio Cortázar, en la que se incluye su famosa Rayuela, una de mis grandes lecturas pendientes. También se aprecian títulos como Los pilares de la tierra, de Ken Follett (además de su continuación, Un mundo sin fin), varios libros de Isabel Allende y algún que otro bestseller, como El niño con el pijama de rayas, de John Boyne.


La siguiente está dedicada en gran parte a los libros de bolsillos. La gran particularidad de esta estantería es que hay doble fila, es decir, detrás de los que se ven, hay más títulos, por lo que el espacio queda mucho más aprovechado. En esta ocasión, destaco otro estante dedicado en exclusividad a Stephen King, la Enciclopedia de Lost, el volumen 1001 libros que hay que leer antes de morir y algunos títulos en tapa dura, como La caída de los gigantes, de Ken Follet, o El tiempo entre costuras, de María Dueñas.



He aquí la única estantería comprada, donde se encuentra otro elemento sin el cual mi vida sería diferente: la música. En cuanto a los libros, este espacio destaca pro alguna que otro trilogía y saga: los Guardianes de Serguéi Lukyanenko, la Crónica del Mago Negro de Trudi Canavan, Los Reyes Malditos de Maurice Druon, o la saga de Claire Randall iniciada con Forastera, de Diana Gabaldón.



Y esto es todo. Como colofón, una instantánea de la mesita de noche, con mi lectura actual, El bolígrafo de gel verde, de Eloy Moreno. ¡Espero que hayáis disfrutado con este pequeño viaje!
 

56 comentarios:

  1. Muy chulas!!
    Yo también las tengo a medida (mi tío, otro manitas) y la verdad es que es una gozada... aprovechas prácticamente todo el espacio posible, aunque en mi caso, mi habitación es muy chiquitina y ya estoy colonizando el salón jejejej
    Ya es como una mini-biblioteca, y me encanta =)

    Besotes!

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado tu biblioteca. Que aprovechado y que bien ordenado esta todo!

    ResponderEliminar
  3. Shorby, como suelo decir, tengo que andar siempre jugando al Tetris para colocar los libros. No sé cómo lo hago, pero siempre que necesito más espacio, acabo consiguiéndolo. Pero en breve se acabará la magia. de hecho, ayer hubo quien me dijo ya que en breve necesitaría pasar libros al salón, así que ya mismo me veo como tú. ¡Besos!

    LAKY, ¡muchas gracias! La verdad es que otra cosa no, pero el espacio está más que aprovechado.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta lo ordenadito que lo tienes todo y lo bien aprovechado que está el espacio!!

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué biblioteca más guapa! Anda que tienes un artista en tu padre. Tienes estudiado todos los huequecitos de tu cuarto. Pero me parece a mí que sí, que dentro de nada estás invadiendo el salón.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Una biblioteca preciosa, yo pacte con mi marido que en la habitación no entraban libros y lo he cumplido, así que colonizan otras partes de la casa y sobre todo estan guardados en cajas, pensare alguna forma de aprovechar espacios muertos encima de las puertas...

    ResponderEliminar
  7. Qué bonito! está todo super ordenado y bien aprovechado, el espacio encima de las puertas está genial. A mi también me gustan mucho los bambúes. Besos

    ResponderEliminar
  8. wow!! Me encanta esta entrada, jaja ¡Qué envidia (sana) de tus estanterías! ¿Sabes cuántos libros tienes, más o menos? Y a mí también me gustan los bambúes, tengo uno. Tenía dos pero uno murió :((

    bsos!

    ResponderEliminar
  9. aich, que cantidad de libros (^_^) y que bien organizado que está todito, mi madre sería feliz si yo fuera así de organizada XD..jajaja
    besos:))

    ResponderEliminar
  10. M., para algunas cosas soy un tanto desordenado, pero en cuestión de libros, ¡imposible! Tengo que tenerlos siempre como ves en las fotos. ;)

    Margari, el problema del salón es que, antes de llevar libros para allá, también necesita de una reforma, jajajaja. Pero bueno, ya me las iré apañando. De momento, hay hueco aún en mi habitación.

    Carmina, eso es lo que me gustaría a mí, tenerlos por diferentes estancias de la casa, y es lo que sucederá cuando tenga la mía propia. Yo soy muy celoso con mis libros, y en una casa con seis personas (más el perro), prefiero tenerlos controlados.

    Tatty, lo de encima de las puertas se me ocurrió precisamente cuando pensaba que ya no tenía espacio. El espíritu de Bricomanía llegó a mi mente y surgió eso.

    Rosalía, pues me acerco a la cantidad de 600 libros, contando también los que están dedicados plenamente a la filología. ¡Una locura! Y sobre los bambúes, estos cuatro que salen en la foto los compré en Ikea, junto con los recipientes y las piedras para el fondo, y salieron bastante baratos. ¡Y han crecido muy rápido!

    Lissy, siempre puedo preparar algunos cursos de organización, jajajajaja.

    ¡Besos y abrazos para todos!

    ResponderEliminar
  11. Muy bonita tu biblioteca y tus estantes que han aprovechado el lugar, yo tengo mi cuarto lleno de libros y a parte otra habitación que es como un escritorio, se ven tus sagas de King y Perez Galdós, yo tengo libros sueltos de ellos, no tengo todos lo episodios nacionales sino algunos que he escogido pero me encantaría tenerlos todos, de repente más adelante. Un abrazo.

    Mario.

    ResponderEliminar
  12. Guauuu qué manitas tu padre!! Y cómo has aprovechado el espacio por los ángulos y pequeños huequecillos de la habitación! En fin, además los tienes ordenados por tamaños y da sensación de mucho orden, me gusta (yo los ordeno por autor y claro, cada uno es de su madre...). Una biblioteca envidiable, de verdad.
    Por cierto que no conocía la saga que dices de "El siglo de las quimeras", ¿me lo recomiendas???

    ResponderEliminar
  13. Ahhh se me olvidaba decirte que yo también tengo un bambú :)

    ResponderEliminar
  14. Mario, ¡gracias por tus palabras! De King me faltan bastantes novelas, pero tener la saga de La Torre Oscura es un orgullo para mí. Sobre Galdós, sólo me falta el teatro, lo demás está completo con estas dos colecciones. Un abrazo.

    Isi, ¡arriba el bambú! Jajajaja. Tenía que aprovechar cada hueco, sí o sí. Aún podría aprovechar más, porque sobre el cabecero de la cama sólo hay un cuadro y mucha pared, pero me da mal rollo dormir con una estantería encima, así que seguiré moviendo libros y demás para encontrar los espacios.
    Sobre "El siglo de las quimeras", aún no he leído la saga. La compré en Círculo porque una amiga me la recomendó, y por internet leí muy buenos comentarios. Al principio era exclusiva de Círculo, pero acabo de comprobar que ya se puede adquirir en librerías, aunque cada volumen cuesta 20 euros. Pretendo que sea lectura de estos meses, así que si no tienes prisas, más adelante te digo si te lo recomiendo o no. ;)

    ResponderEliminar
  15. Todo muy ordenadito, Jesús! Como a mí me gusta, jaja...
    Mi planta de bambú ha crecido desmesuradamente, ya te la enseñaré, que creo que yo también me animaré a hacer una entrada parecida a la tuya...
    Besines,

    ResponderEliminar
  16. Carmen, ¡y como debe ser! Jajaja. Sobre el bambú, los míos también están creciendo mucho (curiosamente, dos de ellos más que los demás, quizás porque están más cerca de la vente y, por tanto de la luz, pero vamos, que es suposición mía). Espero esa foto y, sobre todo, espero que te animes a hacer una entrada similar, porque me encanta ver las estanterías de los demás. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  17. Tu lectura actual la tengo pendiente de comprar mañana. La verdad es que me han metido el gusanillo con tantas reseñas buenas.

    Muy chula tu colección :-)

    Besos!!

    ResponderEliminar
  18. Narayani, es lo que me ha pasado a mí, que tenía muchísima curiosidad ante tanto comentario bueno, así que en cuanto la novela se cruzó en mi camino, la compré, y la he comenzado inmediatamente.
    ¡Me alegra que te guste mi colección! ¡Besos!

    ResponderEliminar
  19. Hey Jesús yo también estoy estudiando filología!!! Me gusta mucho tu biblioteca, espero llenar la mía así algún día!!! Pero, veo que todo está lleno, así que... Dónde pones los nuevos libros que te vas comprando? Además, yo sólo tengo el primero de Stieg Larsson (no he comprado los otro xq están muy caros en CR) y la saga de La Torre Oscura he tenido ganas de leerla, pero soy muy cobarde... Da miedo???

    ResponderEliminar
  20. Hola! muy ordenadita, esto es increíble para mi! si yo hago una foto de la mía gano el premio al desorden!ja, ja.
    Mi marido es super ordenado y por él estarían todos alfabéticamente ordenados, o por autores pero para mi eso es misión imposible. Toda yo soy un caos, libros incluidos así que están en la buhardilla en unas librerias del IKEA que ocupan toda la pared amontonados, en vertical, en horizontal, ...pero a mi me encanta!!
    Como Carmina, también hicimos pacto para que no hubieran libros en la habitación, pero es que igual que los caracoles dejan babas yo voy dejando libros por todas partes, en el comedor, en la mesita de noche, ... en fin.
    Muy curiosa la entrada, un abrazo!!

    ResponderEliminar
  21. Shanny, ¡qué alegría saber que estudias filología! Estaré encantado de que me cuentes tu evolución: en qué cursos estás, qué parte es tu favorita, si piensas dedicarte a enseñar o a la investigación... Sobre los libros nuevos, los últimos que he comprado ya están colocados, y al recolocar otros, tengo casi una balda completa libre, así que de momento, el espacio no va a ser un problema (para el año próximo, seguro). Y en cuanto a La Torre oscura, no puedo decirte si da miedo, porque de momento sólo he leído el primero (y al menos en ese, de miedo nada). Pretendo leerla como muy tarde el año próximo, porque en 2013 estrenan la primera película. ¡Saludos!

    Perkins, ¡me ha encantado la comparación con los caracoles, jajajaja! Perkins, yo soy muy dado a tener las cosas en orden, pero en cuestión de libros, cuando se trata de los demás, me da igual que estén completamente desordenados, en montones o como sea, porque mi interés es mirarlos, ver los títulos, hojearlos... Vamos, que el desorden en los libros no es para mí un problema. :P ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  22. Madre mía, que perfectamente colocados que tienes los libros. Yo no lo consigo. Están ordenados por autores y sé dónde está cada volumen en cualquier momento, pero el aspecto general es un poco más de caos. Desde que vivo sola tengo una habitación destinada a los libros (aunque en el salón también tengo muchos). Es donde los guardo y donde leo, sentada en mi orejero. Algún día tambiés os la presentaré. Yo tengo una estantería dedicada a Pérez-Reverte, al que tengo muy cerquita de Marías, por eso de que en la vida real se llevan tan bien.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Dorothy, con todo eso que cuentas, ¡me han entrado unas ganas terribles de ver tu habitación! Espero que pronto nos obsequies con algunas fotos donde se vea todo eso que cuentas. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  24. En realidad estoy empezando con la carrera, el otro cuatri es en mayo y pretendo llevar Lit. griega, gramática, latín II y redacción; me encantaría ser editora de libros!!! Y sí, escuché que la iban a hacer película... Tal vez la lea!!!

    ResponderEliminar
  25. Bueno, que yo estoy dividida entre la envidia (perdón...) y la admiración... jajajaja
    Soy una envidiosa de primera porque ya quisiera yo tener tantos libros. Pero bueno, voy corriendo que te alcanzo, porque ya estoy aumentando mucho mi colección...
    Y tengo una admiracíón enorme por el orden que tienes. Yo lo intento y lo intento y no lo logro. Tengo un pseudo-orden por autores y géneros, pero en definitiva no logro alcanzar tu nivel.
    Por cierto, comparto una cosa más... mi padre también es un manitas increíble, porque el también hace mis estanterías.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  26. Shanny, parece que tu camino filológico es totalmente diferente al mío. :) ¡Ojalá consigas ser editora de libros! Tiene que ser un mundo fascinante. Yo he compaginado la docencia con la investigación, pero pronto mis clases acaban, y la investigación, ahora mismo, no da para sobrevivir, así que tendré que buscar algo pronto.

    Kyra, ¡me alcanzarás pronto, seguro! Además, yo tengo que frenar un poco las compras, momento en que lograrás esa ventaja. ¡Y nada de pseudo-orden! Tu orden es el de autor y el de género, y así consigues ubicarte. ¡Arriba nuestros padres! ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  27. Me ha gustado mucho esta entrada! Gracias por compartirla con nosotros! Tienes muchísimos libros, una maravilla. Y ver que tienes a Galdós muy presente me ha gustado más que nada, porque es mi escritor favorito, aunque aún no he leído muchas cosas de él.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  28. Gijón, ¡muchísimas gracias! No sabes cuánto me alegra que Galdós sea también uno de tus escritores favoritos, de verdad. Como he comentado, lo tengo un poco olvidado, pero es algo que quiero solucionar en breve. ¡Otro abrazo!

    ResponderEliminar
  29. Esto sí que es aprovechar el espacio, jaja. Veo que seguimos con las coincidencias: yo también empecé a leer la saga de Harry Potter con cierto receló y luego me encantó; al final acabé leyendo todos los volúmenes tanto en español como en inglés, y ahora estoy a ver si me animo a hacerlo en ruso. También coincidimos en el gusto por los bambúes, aunque ahora ya no tengo ninguno. Y cualquier día de estos igual me animo a escribir una entrada sobre mi biblioteca, aunque en mi caso los libros están ordenados por la CDU, como en las bibliotecas públicas; cosas de ser bibliotecaria, jaja.

    ResponderEliminar
  30. Espe, tengo en mente desde hace algún tiempo leer Harry Potter en inglés. ¡A ver si pronto me animo! ¡Y quieres leerlo en ruso! Si lo haces, no dudes en contarme la experiencia.
    Desde aquí, te animo a que hagas una entrada dedicada a tu biblioteca, ¡me apetece mucho ver tu ordenación! ¡Besos!

    ResponderEliminar
  31. Oye, pero qué ordenadito eres ¡je,je! Las estanterías me chiflan. Todas las estanterías me chiflan y que me dejen curiosear en las ajenas todavía más. Pero estoy viendo que no se apoyan en el suelo. ¡¡Están colgadas!! Lo que deben pesar ¡madre mía! Yo es que no me fio de las estanterías con libros colgadas. Lo digo por experiencia. En la habitación de mi hijo había una colgada (mucho más pequeñita claro) pero llena de libros de Disney y un día sin previo aviso se cayó al suelo. Menos mal que no estaba el niño en el cuarto porque le hubiera abierto la cabeza. Después le hicimos unas estanterías grandes pero apoyadas en el suelo. Creo que esas aun no os las he enseñado ¡je,je!

    También veo que eres un fiel cliente de Círculo de Lectores. Tenemos muchos libros en común.

    Un beso

    ResponderEliminar
  32. Bookworm, ¡mis libros siempre tienen que estar ordenados, jaja! Y nada, puedes curiosear todo lo que quieras. Como bien comentas, están colgadas, pero ni te imaginas la de refuerzo que tienen. Si quitara todos los libros, podrías verlo. ¡Dificilísimo que se caiga! De hecho, la estantería oscura (la que tiene forma de L invertida) lleva ya años, y ahí sigue. XD Pero entiendo tu miedo si ya una vez has sufrido lo que comentas.
    En cuanto a Círculo, llevo casi 7 años por mi cuenta, aunque hay en mis estanterías libros más antiguos que compraba mi abuela (que también ha sido una gran lectora). Ella ya apenas puede leer, así que me los cedió.
    Me alegra saber que tenemos muchas lecturas que compartir.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  33. Está genial!!! La mía es un desastre que prometo ordenar pronto... ;-D. La verdad que estén llenas de libros y encima te las haya hecho tu padre... ¡vale un potosí!
    Muchos besos y enhorabuena por esta entrada. ¡Me ha encantado!!

    ResponderEliminar
  34. María, ¡muchísimas gracias! Anímate y nos enseñas tus estanterías. Así tienes una excusa para poner orden (aunque, como he dicho más arriba, en cuestión de libros, me da igual cómo los tenga cada uno, lo que quiero es curiosear, jajajaja). ¡Besos!

    ResponderEliminar
  35. Me encanta curiosear las estanterías de los demás, así que gracias por esta entrada.
    Desde luego el espacio está bien aprovechado y todo tan ordenadito...
    A mí ya me falta sitio para colocar los libros que siguen entrando en casa, así que ¡algo tendré que inventar!
    Besos.

    ResponderEliminar
  36. Luisa, seguro que en breve se nos ocurre algo para aprovechar también el techo, jajajaja. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  37. has hecho un relato grafico perfecto, es curioso que en las estanterias siempre se encuentra detalles que dice mucho de su dueaño...es una ventana abierta al exterior que muestra parte de ti. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  38. Diego, ¡muchas gracias por tus palabras! Y bienvenido a este rincón. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  39. Que ordenaditas! Me encantan!, tienen que ser muy especiales si encima te las hizo tu padre :)
    Las que están como encima de una puerta me dan un poco de yuyu, no llevo bien tener estanterías encima de mi cabeza xD pero lo diicho me encantan.
    Tengo varias series de las que te veo por ahí y otros libros que me tengo que apuntar como el de Dune, me llama.
    Un beso
    Dácil

    ResponderEliminar
  40. Dácil, ¡muchas gracias! Y sí, son bastante especiales. Sobre las que están encima de la puerta, créeme, están más que sujetas, que mi padre para eso es muy concienzudo, jajajaja. Te aseguro que no se cae, aunque a primera vista puede dar esa impresión. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  41. ¡Cómo me gusta cotillear! oye, son chulísimas y me ha gustado mucho cómo tus estanterías han crecido con cada fase de tu vida. Oye, que digo yo ¿me das el teléfono de tu padre? :)

    ResponderEliminar
  42. es un placer pasearse por tu biblioteca, me encantan los libreros que ha hecho tu padre, y tú tienes todo ordenadísimo...yo soy un desastre en la organización, incluso a la hora de arreglar los libros. Hay de todos los tamaños, de todos los temas e idiomas mezclados. Lo dicho: soy un desastre. Así que cuando veo bibliotecas como la tuya no puedo sino hacer propósitos de enmienda jajaja
    ¡felicidades! excelentemente aprovechados todos los espacios...no se me había ocurrido aprovechar el espacio sobre las puertas (y mira que acomodaría muchísimos)
    ¡gracias por la visita!
    Ale.

    ResponderEliminar
  43. Eva, te aseguro que si mi padre no estuviera en manos de médicos y con lo de la operación, seguro que montaba algo así de estanterías a domicilio, jajajaja.

    Ale, ¡gracias por tus palabras! Me encanta que te haya gustado mi pequeño rincón. Seguro que en tu desorden (que no creo que sea para tanto), tienes tu propio orden, y localizas cualquier libro sin problemas. ¡Ahora me has dejado con la curiosidad de ver tu disposición! Jajajaja. Lo del espacio superior de las puertas se me ocurrió cuando pensaba que ya no podía guardar más libros. ¡Tachán! pues sí se podía.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  44. Si esto no es motivo de orgullo, apaga y vámonos. Tienes toda una libreria en casa ¿te los has leido todos? ¿Que tal amigo filólogo? Me gusta mucho muchisimo tus estanterias, siempre me ha gustado la idea de tener estantes encima de la puerta, ahorra bastante espacio. Y de tus gustos literarios, muy variopinto, lees desde clásicos hasta lo más in con Crepúsculo, muy versátil en la lectura. Dime qué lees y te dié cómo eres. Esa es la filosofía que impera al "husmear" por las estanterías de los demás. Enhorabuena por tu biblioteca personal y salu2.

    ResponderEliminar
  45. Silvia, antes de nada, ¡muchas gracias por tu comentario o por pararte a ver mi biblioteca! Ojalá pudiera decirte que me los he leído todo, pues mi sueño siempre ha sido tener que ir a alguna librería por no tener nada que leer. Sin embargo, miro el lado verdaderamente positivo: si por cualquier motivo tuviese que dejar de adquirir libro, tendría de donde tirar.
    Sobre mis gustos, tienes toda la razón. tengo autores favoritos, géneros predilectos, pero al final acabo leyendo de todos (como curiosidad te diré que "Crepúsculo" aún no lo he leído).
    Gracias, de nuevo, por tus palabras. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  46. Son geniales. Cada una tiene su encanto, con los libros tan ordenados en cada espacio. Sin despreciar nada, ni espacio ni género.

    Me encantó :)

    ResponderEliminar
  47. Deigar, ¡muchas gracias por tus palabras! la verdad es que cada vez estoy más orgulloso de este espacio que me rodea. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  48. En mi manía de buscar imágenes de bibliotecas ajenas por la red, he dado con tu blog. Preciosa biblioteca, me ha encantado la coincidencia con la mía en que las estanterías estén también realizadas por mi padre.

    Te sigo. Saludos.

    ResponderEliminar
  49. Ilona, ¡bienvenida a La Caverna Literaria, y gracias por hacerte seguidora! Muchas gracias por tus palabras. Si por algo tengo aprecio a mis estanterías es por el hecho de que las haya hecho mi padre. Yo preparaba los diseños y él se encargaba de hacerlos realidad. ¡Increíble! Un saludo.

    ResponderEliminar
  50. Felicidades, Jesús, yo quiero que mi hijo se parezca a ti de mayor... En lo de lector, va por buen camino. Con once años ya ha leído mucho más que mi hermana en toda su vida (ahora está con el diario de Ana Frank)pero en lo de ordenado... imposible con él.

    Mi padre era como el tuyo, un manitas del que sentirse orgullosa. A lo mejor, si los reyes te traen tu lector electrónico, le acabas conociendo pronto.

    Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
  51. Mayte, mil gracias por tu comentario, de verdad. Te aseguro que yo de pequeño era un desastre con el orden, y mira ahora, es seña de identidad, así que tu pequeño sólo necesita tiempo. Pero bueno, si no es así, mejor ser lector y un poco desordenado. :) Ojalá se cumpla lo del lector, porque estaré encantado de conocerle. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  52. Que buena biblioteca! Veo mucho Stephen King, así que nos llevaremos bien XD

    ResponderEliminar
  53. No había visto tu biblioteca, ¡Está preciosa! Tienes una ediciones muy buenas, y veo a muchos Kings por ahí, ¡bien! Yo también tengo un bamboo de esos, pero en mi escritorio :P Me gustó mucho la forma que tiene la biblioteca, bastante original. La mía es vertical, con estanterías y muebles aéreos alrededor.

    Un abrazo y ¡felices fiestas!

    ResponderEliminar
  54. Escalpelo literario, ¡Stephen King no puede faltar! Desde que hice las fotos ha habido algunas que otras adquisiciones más. ¡Un saludo!

    Pablo, ¡muchas gracias por tus palabras! Ojalá en algún momento nos puedas mostrar tus estanterías (quizás ya lo hayas hecho y yo no me he percatado, al haber conocido tu blog hace poco). En cuanto a King, ya lo sabes, es otra de mis pasiones, así que tendremos mucho de que hablar. ¡Un abrazo, y felices fiestas también para ti!

    ResponderEliminar
  55. Excelente biblioteca, y excelente entrada...!!! Me has animado para hacer una entrada análoga en mi Blog.

    ResponderEliminar
  56. Aldo Galindo, ¡muchas gracias por tus palabras! La verdad es que desde que publiqué esta entrada todo ha cambiado un poco. ¿Lo mejor? Que los pequeños huecos que se ven en las imágenes ya está cubiertos con más libros. ¡Me alegra que te haya servido para hacer una publicación similar! Un saludo.

    ResponderEliminar