27 de marzo de 2011

"1969", de Jerónimo Tristante.

Murcia, Nochebuena de 1968. Julio Alsina, un policía fracasado, apegado al Licor 43 y abandonado por su mujer, recibe el aviso de que una mujer se ha arrojado desde el campanario. La suicida resulta ser una prostituta de lujo y Alsina decide averiguar lo que se esconde detrás de este caso, a pesar de la resistencia de sus superiores. Sus investigaciones lo llevan a un pequeño pueblo, consternado por unas misteriosas desapariciones e incluso una extraña muerte. Los lugareños están asustados, el cura hace procesiones de rogativa y un ufólogo investiga por los alrededores. ¿Qué está ocurriendo en ese lugar?

(Contraportada. Maeva Bolsillo. 2ª edición)

Mi primera toma de contacto con las novelas de Jerónimo Tristante tuvo lugar en septiembre del año pasado, cuando decidí comenzar la lectura de El misterio de la casa Aranda, en la que descubrí el Madrid de finales del siglo XIX, de la mano de Víctor Ros, subinspector de policía, y encargado de resolver dos casos bastante enrevesados. Sin duda, una grata sorpresa que me llevó a buscar en fechas navideñas otras de sus publicaciones. Ahora ha sido el momento de leer 1969, pues consideraba esta novela, de antemano, como una apuesta segura, después de haber tenido varias lecturas que no me han satisfecho completamente. Sabia que con Tristante no podía fallar. Lo que no esperaba es que fuera a disfrutar aún más de lo que ya lo hice en su descubrimiento.

Con una prosa clara y directa, despojada de florituras innecesarias, Tristante sitúa al lector en la región de Murcia, en el momento en que casi se han cumplido treinta años de la dictadura franquista. En este contexto aparece Julio Alsina, protagonista indiscutible de la novela, que es presentado con unos rasgos que lo colocan en plena decadencia: engañado y abandonado por su mujer, centro de las burlas de sus compañeros, y adicto al alcohol. Su monótona vida, carente de estímulos, le lleva a asumir todas las guardias en fechas importantes, que los demás policías no quieren realizar. De ahí que trabaje la Nochebuena de 1968. Entre un periódico (en el que destacan los avances del hombre en su carrera espacial para su primer alunizaje) y su botella de Licor 43 deja pasar el tiempo, aunque no tardará en ver interrumpidas sus inconexas digresiones: el cadáver de una mujer aparece en plena calle. Las primeras impresiones apreciadas en la escena hacen pensar en un suicidio, pero Alsina no tarda en sospechar en la posibilidad de que se trate de un asesinato. Este hecho no sólo reanimará su lado profesional, sino que, sin saberlo, comenzará a reactivar la vida que había dado por perdida.

Es difícil hablar del desarrollo de 1969 sin desvelar nada del argumento. La trama, contada en algo menos de 400 páginas, crece a un ritmo trepidante, consiguiendo en el lector un efecto curioso: a medida que la investigación avanza, crece el desconcierto ante las inconexas averiguaciones. Todo ello queda aderezado con un elenco de personajes que satisfacen plenamente todas las necesidades de la novela. Entre ellos destacan fundamentalmente dos: Rosa, falangista y miembro de la Sección Femenina, y Joaquín Ruiz Funes, uno de los mejores amigos de Julio. No obstante, 1969 podría considerarse como una obra grupal, donde abundan los personajes secundarios, pero que aportan también su pequeños avances para la trama. En otras palabras, hacia mitad de la novela el lector se encuentra inmerso en un enfrentamiento de bandos ideológicos, protagonizado por el suicidio (o presunto asesinato) de Ivonne, la desaparición de su amiga Veronique, el paradero desconocido de dos cazadores (y de su perro) y la ausencia de una pareja de enamorados. Previamente, el asesinato macabro de una chica llamada Antonia en los aledaños de aquel entorno, y con cuya historia empieza este título, acabará también convirtiéndose en un punto relevante de la narración.  

En otras palabras, 1969 aúna un contexto conflictivo con unos personajes del día a día murciano, los cuales se involucrarán en una trama de dimensiones incalculables (y no es una exageración). Los capítulos relativamente cortos y el ritmo imparable del relato consiguen a la perfección que el lector no desee interrumpir la historia, manteniéndolo en vilo con cada pesquisa de Julio Alsina. Pero, sin ningún tipo de duda, lo más sorprendente llega con los episodios finales, que regalan un desenlace bastante sorprendente e inesperado, con escenas tensas cargadas de acción. 

Tristante ha vuelto a lograrlo, regalando una obra maestra a la novela de misterio nacional. Imprescindible.

Valoración: 5 / 5

Caminaban de la mano por las Ramblas, como si fueran novios, pues nadie los conocía allí y podían comportarse como si sus vidas fueran realmente suyas (p. 243)

30 comentarios:

  1. No conozco el autor ni este libro pero tiene muy buena pinta, además a mí que me encantan los libros de misterio... lo tendré en cuenta para mi lista de pendientes. Besos

    ResponderEliminar
  2. Tatty, en cuanto tengas ocasión, prueba a descubrirlo. Para mí fue una grata sorpresa cuando leí el año pasado "El misterio de la casa Aranda". Pensaba que no se podía superar esa historia pero, desde mi punto de vista, lo ha logrado con "1969". Si quieres un policía con asesinatos y misterios sobrenaturales en el Madrid del siglo XIX, lee el primero; si quieres un policía investigando muertes y desapariciones en Murcia con un ritmo trepidante, elige éste. Tiene dos novelas más, pero son nuevos casos de Víctor Ros, el protagonista de "El misterio de la casa Aranda".

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Vaya, pues yo tampoco conocía a Jerónimo Tristante pero esta novela tiene una pinta estupenda. Además un 5/5 no está nada mal, así que apuntada queda en mi lista de futuras lecturas.

    ResponderEliminar
  4. Yo la leí el año pasado, y me gustó bastante. Después leí el Misterio de la casa Aranda, pero me gustó más 1969. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Espe, haces bien apuntándola, creo que es una obra que puede hacer disfrutar a cualquier tipo de lector. ;)

    Saramaga, coincidimos en eso, a mí también me ha gustado más "1969", aunque con "El misterio de la casa Aranda" me lo pasé en grande. Tengo también en casa esperando "El caso de la viuda negra". ¡Besos!

    ResponderEliminar
  6. Anotado tengo a este escritor al que cada ve le tengo más ganas ... Me llama mucho la atención. A ver cuándo puedo leer algo de él.

    bsos!

    ResponderEliminar
  7. El misterio de la casa Aranda lleva en mi lista de pendientes la tira de tiempo. Y mira que me atrae, pero no le encuentro el momento. Pero voy a tener que buscárselo, que después de leer tu reseña, me has dejado con las ganas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Rosalía, si encima le tienes ganas, vas a disfrutarlo muchísimo, no creo que te decepcione. ¡Besooos!

    Margari, búscale un hueco en cuanto puedas, te encantará. Además, no es una novela muy larga, así que, sea cual sea tu impresión, la leerás rápido. ¡Más besos!

    ResponderEliminar
  9. Me gusta la novela negra, tengo diversos nombres en mi biblioteca pero todavía no me decido por ningún título, tengo al que mencionas y quizás me decido por él, tu reseña me ha gustado y me ha animado, encuentro la novela una buena opción. Un abrazo.

    Mario.

    ResponderEliminar
  10. Mario, gracias por tus palabras. Me alegra que te haya gustado la reseña, pero más me alegrará saber que te animarás, en un futuro, con esta novela. Convencido estoy de que la disfrutarás. Otro abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Estupenda reseña! Me apunto el nombre ;-D A ver si cae, que estoy en una etapa de no saber que leer jeje.
    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  12. María, si se cruza en tu camino, no dudes en leerlo. Y ya sabes, en caso de que no te guste, siempre puedes pasarte por aquí para echarme la bronca, jajaja. ¡Más besos! ¡Y gracias por tus palabras sobre la reseña!

    ResponderEliminar
  13. No he leído nada de este autor pero me has convencido con la reseña y me apunto el título para futuras lecturas.
    Musus.

    ResponderEliminar
  14. Mafaldas, ya sabes, ¡cuéntame cuando esta lectura llegue a tus manos! La disfrutarás, seguro. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  15. Pues me estas picando le gusanillo con este autor que ni te lo imaginas, así que seguro que busco ediciones en bolsillo y me salto a la torera mi orden de alejamiento de librerias. Lo que más rabia me da que hace unos meses desaproveche una oferta de La casa Aranda por 5,95 en edición grande... que le vamos a hacer, a veces las reseñas no llegan cuando las necesitas.
    Me alegro de que te haya quitado el mal sabor de boca que te habían dejado tus ultimas lecturas.

    ResponderEliminar
  16. Carmina, te entiendo, esas cosas fastidian en un principio, pero bueno, por suerte, es fácil conseguirlos en bolsillo a un precio igualmente económico. Me alegro de haber creado en ti la curiosidad por Jerónimo Tristante. Seguro que no te decepciona. Ya sabes: si quieres Madrid en el siglo XIX, "El misterio de la casa Aranda"; si quieres Murcia en el siglo XX, "1969". Si eliges el primero que te digo, tienes dos novelas más con el mismo protagonista resolviendo nuevos casos.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  17. Buenoooo me reafirmo entonces en la idea de que quiero repetir con este autor que conocía gracias Al misterio de casa Aranda. Muchos besos

    ResponderEliminar
  18. M., ¡tienes que repetir, sí o sí! Más, si me dices que te gustó la primera novela. Así que, ¡adelante!
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  19. La verdad es que a pesar de la vida triste y monótona que lleva y sus problemillas con el alcohol, Julio es un personaje que te cae bien. Me gustó mucho también el personaje de Rosa y todo el tema de la Sección Femenina ¡madre mía! Además el estilo de Tristante es tan ameno que hace que leas muy rápido. Que en ningún momento se haga pesada la lectura es algo muy de agradecer.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Bookworm, Julio es un gran protagonista, a la altura de la novela. Creo que es de las pocas veces en que el protagonista me gusta más que cualquier otro personaje de los que le rodea. Pero como bien dices, Rosa también es un gran personaje. ¡Todos, hasta el viejo Práxedes!
    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  21. Me pasaba por aquí a ver si habías contestado mi comentario y... no lo encuentro!! Ayyyyy... Te decía que no leí nada de este autor, pero que ya me atrajo El misterio de la cssa Aranda. Tu reseña me ha gustado mucho y me animaré con el autor aunque quizá con el otro libro...
    Besos,

    ResponderEliminar
  22. Carmen, qué raro lo de tu comentario. No he recibido notificación ninguna de que hubieses posteado aquí, así que algo debió pasar en el envío. Me alegra que te haya gustado la reseña y que te sirva para animarte con el autor. Creo que es una apuesta segura. ¡Deseando estoy ya de que lo descubras!
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  23. Tengo en casa los dos primeros casos del detective Víctor Ros en formato bolsillo, pero áun pendientes de leer.
    Tu reseña me ha dejado con ganas de hacerme también con esta novela, pero esperaré a leer primero las otras dos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Luisa, si tienes en casa el primer caso del detective Ros, comienza por ahí, y podrás descubrir al autor. La manera de escribir en esa novela es similar a la de "1969", así que si te gusta una, te gustará la otra. ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  25. Hola jesús te hice caso y leí la carretera y vi la película, te invito a que veas mi artículo en mi blog a ver si estás de acuerdo con la impresión que me dejó la peli a mí.

    http://seniorberns.blogspot.com/

    Por cierto que gran libro, gracias por haberlo posteado!

    ResponderEliminar
  26. SeñorBerns, ¡cuánto me alegro de que te haya gustado! Y gracias por la invitación a tu blog, me pasaré más tarde, así que tendrás mi comentario sobre tu entrada. ;)

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  27. A mi personalmente me ha encantado ademas,conozco al escritor,vivo en su misma tierra,Murcia y el libro firmado.su final es muy bonito,no me lo esperaba,a la espera de otra novela.abrazos!

    ResponderEliminar
  28. Anónimo, la verdad es que es una novela intrigante, de principio a fin. ¡Tienes suerte de conocer al creador! Guarda bien ese libro dedicado, merece la pena. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  29. La verdad es que el libro esta muy bien, el autor ha sabido plasmar con exactitud la sociedad de la época y el estilo de vida que llevaban los contemporaneos del año en el que se basa la novela.

    ResponderEliminar
  30. Anónimo, estoy de acuerdo contigo, la novela gana mucho con la recreación de esos elementos. Un saludo.

    ResponderEliminar