8 de enero de 2011

"El niño con el pijama de rayas", de John Boyne.

Estimado lector, estimada lectora:
Aunque el uso habitual de un texto como éste es describir las características de la obra, por una vez nos tomaremos la libertad de hacer una excepción a la norma establecida. No sólo porque el libro que tienes en tus manos es muy difícil de definir, sino porque estamos convencidos de que explicar su contenido estropearía la experiencia de la lectura. Creemos que es importante empezar esta novela sin saber de qué trata.
No obstante, si decides embarcarte en la aventura, debes saber que acompañarás a Bruno, un niño de nueve años, cuando se muda con su familia a una casa junto a una cerca. Cercas como ésa existen en muchos sitios del mundo, sólo deseamos que no te encuentres nunca con una.
Por último, cabe aclarar que este libro no es sólo para adultos; también lo pueden leer, y sería recomendable que lo hicieran, niños a partir de los trece años de edad.

Semana tras semana, El niño con el pijama de rayas aparece entre los cinco libros más vendidos en nuestro país (actualmente, en el puesto número 3, sólo superado por El juego del ángel, de Carlos Ruiz Zafón, y El asombroso viaje de Pomponio Flato, de Eduardo Mendoza). Siempre surge la curiosidad por saber qué cuenta un libro que vende miles de ejemplares después de aparecer por primera vez en las estanterías (la primera edición es de febrero de 2007; en febrero de 2008 se puso a la venta la 16ª edición). Gracias al regalo de un amigo, llegó este libro a mis manos, y me ha durado prácticamente un día.

Por fuera, pocas pistas da al lector sobre el argumento de la novela. Quien quiera saber más antes de comprar el libro, tendrá que echar mano de internet. Usando pocas palabras y sin desvelar nada de la trama, se puede decir que el lector asiste a la mirada curiosa de un niño inocente en el entorno de la Alemania nazi, tanto del lado de los opresores como el de los oprimidos.

En mi opinión, lo dejaría directamente en un libro para adultos: primero, porque son necesarios unos conocimientos históricos para interpretar todos y cada uno de los elementos que no se mencionan directamente; y, segundo, por el desenlace del mismo. Es un libro que combina casi a partes iguales la ternura con la dureza, la claridad de la inocencia con la oscuridad de la madurez (o inmadurez). Todo ello, a través de los ojos de Bruno, niño de nueve años que intentará encontrar una explicación a todo lo que le rodea. A veces, es mejor no saber.

Probablemente, uno de los mejores libros que pasarán por mis manos este año. No perdáis la ocasión de leerlo, debemos aprender mucho de lo que aquí se nos cuenta.

6 comentarios:

  1. Jesús:
    fíjate que yo se los dí a leer a mis hijos (11 y 14 años tenían en aquel entonces, según recuerdo) y ciertamente el de 11 no sabía qué era la cerca, o qué podría haber del otro lado. Terminó el libro y cuando le expliqué no podía creerlo, que todo eso hubiera sucedido. Pero a ambos les gustó mucho la lectura, igual que a mí.
    Ciertamente es un libro que vale la pena recomendar.
    Un abrazo,
    Ale.

    ResponderEliminar
  2. @bibliobulimica, estoy totalmente de acuerdo, este libro hay que recomendarlo sí o sí. Ahora, con la distancia, me hace gracia ver el error en que caía mucha gente al principio, pensando que era una historia enfocada al público infantil. Y ya ves la dureza que contiene... Tengo grabado en mente el final. Sobre la adaptación cinematográfica, aún no me he animado a verla.

    ¡Otro abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Es un libro que debería leer todo el mundo. La forma que el autor tiene de contar esa barbaridad que fue la IIGM y en su defecto los campos de concentración es asombrosa.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  4. M., ¡totalmente de acuerdo contigo! ¡Besos!

    ResponderEliminar
  5. Me gustó mucho este libro y también lo suelo recomendar. La película aún no la he visto, no puedo opinar.

    Si te gusta la temática (a mí sí) te recomiendo una trilogía muy cortita: "Una vez", "Entonces" y "Ahora" de Morris Gleitzman.

    bsos!

    ResponderEliminar
  6. Rosalía, ¡muchas gracias por la recomendación! Voy a buscar información ahora sobre esa trilogía. ¡Besos!

    ResponderEliminar