16 de julio de 2016

"Cosas que escribí mientras se me enfriaba el café", de Isaac Pachón

Cuando busco la inspiración, pido o me preparo un café (siempre con leche), cojo mi bolígrafo de tinta azul o coloco mis manos sobre el teclado, según esté en alguna cafetería agradable o en el silencioso despacho de mi casa, y empiezo a escribir. Y escribo cosas, cosas que pasan, que son verdad, cosas que imagino, que ni suceden ni sucederán, cosas que te harán sonreír o llorar, cosas en las que seguirás pensando durante un tiempo o cosas que olvidarás justo al pasar de página. Y doy un pequeño sorbo a mi taza de café, todavía caliente. […] Me pierdo entre sus escenarios; los concurridos mercados de Marrakech, las estrechas y húmedas calles venecianas, un auténtico café de Nueva York, un hospital parisino, y cómo no, algún que otro rincón de mi querida Barcelona. Y cuando termino de pasear, de husmear, de soñar por sus callejuelas, encontrando el fin a estas historias, siempre sucede lo mismo y, la verdad, es un fastidio porque cuando echo mano a la taza, sin haber sido consciente, se me ha enfriado el café.
Autoeditado | 1ª edición | 2015 | 200 pp.
ISBN: 978-84-606-6184-9.
Imagínate en la terraza de cualquier cafetería. O dentro de ella. Mantén la mirada sobre la puerta. Al instante las estampas comienzan a fluir. El abogado que cada tarde se pide un whisky con agua mientras habla incesantemente por el móvil. La chica que sale nerviosa a fumarse un cigarro mirando inquieta el reloj. Una señora que solo necesita que el camarero active la máquina de tabaco para conseguir su segunda cajetilla. O el estudiante erasmus que no puede pasar sin un cortado vespertino. Cada gesto, cada mirada, esconde una historia. O dos: la que ellos viven y la que nosotros proyectamos. Y vienen las ideas, y los relatos se multiplican. Algo así te espera en las páginas de Cosas que escribí mientras se me enfriaba el café, compilación de pequeños cuentos bajo la firma del escritor badalonés Isaac Pachón. Un paseo literario que se antoja apasionado, a ratos quebradizo, con ligeros toques de magia, a veces con cierto regusto amargo, pero siempre con imágenes penetrantes hechas palabras. Como sucede con el café, cada uno tiene sus preferencias, por eso estoy convencido de que algunos de estos relatos harán que te olvides de la taza humeante. Os cuento con detalle.

12 de julio de 2016

"El otro hijo", de Sharon Guskin

¿Qué harías si tu hijo te dijera que ha vivido otra vida y quiere regresar a ella, que quiere volver con su otra madre? Janie sabe que con su hijo Noah nada es fácil. Por las noches sufre pesadillas tan espantosas que incluso ella se asusta. Todo el mundo le dice que es una fase pasajera, pero la situación solo parece empeorar. Hasta que un día Janie recibe la llamada del colegio para que vaya a recogerlo de inmediato. Y la vida se para. Para el psiquiatra Jerome Anderson la vida tal y como la conocía también se ha detenido. Su médico le ha confirmado que le queda poco tiempo, pero Jerome no piensa que todo esté acabado. Ha dedicado su existencia a buscar algo más allá de lo que todos pueden ver o percibir. Y con Noah cree que lo ha encontrado. Muy pronto, Noah, Janie y Jerome llamarán a la puerta de una mujer a la que ninguno de ellos conoce y, cuando esa puerta se abra, todas sus preguntas encontrarán respuestas.
Contraportada | Suma de Letras | 1ª edición | 2016 | 497 pp.
Título original: The Forgetting Time.
Traducción de Isabel Murillo.

ISBN: 978-84-8365-870-3.
Hablar de la existencia de algo más allá de la muerte viene a ser como hablar de fútbol, religión o política: sería raro que el tema no saliese alguna vez en una reunión distendida de amigos. La idea, que permite un sinfín de posibilidades y enfoques, es un suculento manjar para cualquier escritor, tanto desde el recuerdo que puede evocar en un trasfondo realista hasta las más disparatadas teorías en entornos fantásticos. Alejémonos ahora de zombis, resucitados y otras materializaciones fúnebres. El otro hijo, de Sharon Guskin, busca trazar un relato hasta cierto punto verosímil, basado en diversos ensayos, en el que expone la continuidad de la esencia del ser humano en otros cuerpos tras el infortunado fallecimiento. Con una prosa sencilla y un desarrollo impecable, la autora estadounidense ha entrado con paso firme y contundente en el panorama literario gracias a una novela altamente adictiva. Os cuento con detalle.

1 de julio de 2016

"La leyenda del hechicero. El aprendiz", de Taran Matharu

Fletcher cree que nunca será más que un simple herrero. Fue abandonado de niño a las puertas de Pelt y ha vivido desde entonces en casa de Berdon, quien le ha formado en el arte de la forja. Sin embargo, su suerte cambia el día que descubre que tiene el poder de invocar a demonios de otro mundo, una habilidad rara que generalmente está reservada a la nobleza. Cuando huye de su aldea acusado de un delito que no ha cometido, se traslada a la Academia Vocans, donde se entrenará para explotar su poder, convertirse en un buen hechicero y guiar a las fuerzas del Imperio de Hominum en la guerra contra los orcos. La competencia entre los alumnos será de lo más dura, y Fletcher tendrá que aprender la técnica y prepararse para los futuros peligros junto con Ignatius, su demonio. El tiempo apremia, los orcos avanzan y los aprendices pueden encontrarse en el campo de batalla en cualquier momento…
Contraportada | Planeta| 1ª edición | 2016 | 490 pp.
Título original: Summoner. The Novice.
Traducción de Montse Triviño.
ISBN: 978-84-666-5575-0.
Wattpad se presenta en su propia plataforma como «la comunidad más grande del mundo para lectores y escritores»; en otras palabras, el portal llegó a los usuarios como un lugar donde dar a conocer sus creaciones «literarias» —la etiqueta debe ser aplicada por cada lector bajo su propia responsabilidad—. No he sentido nunca la curiosidad de acercarme a las historias salidas de este sitio, aunque sí han llegado a mis oídos los ecos de algún que otro fenómeno editorial —sólo hay que nombrar la serie After para tener un buen ejemplo—. Por eso, cuando tuve que decidir si me aventuraba con La leyenda del hechicero, de Taran Matharu, surgieron para mí serias dudas: por un lado, me frenaba que se vendiera como una propuesta «con más de 6,5 millones de impactos en Wattpad», por aquello de que cantidad no siempre implica calidad; pero por otro, apareció una pequeña chispa que me incitaba a lanzarme y dejar atrás prejuicios ante una novela que, a priori, ofrecía un planteamiento interesante. ¿El resultado? Un relato fantástico que evidencia su influencia de otras fuentes, pero que resuelve con solvencia una interesante aventura que puede deleitar a los lectores más jóvenes. Os cuento con detalle.

9 de junio de 2016

"Madrid. La novela", de Antonio Gómez Rufo

Esta es la gran novela de Madrid. Su historia, su épica, su vida cotidiana. Siendo de todos, Madrid nunca ha sido de nadie. De ahí su grandeza y su sencillez, su orgullo y su humildad, su carácter revolucionario y su dignidad. A través de tres apasionantes sagas familiares, Antonio Gómez Rufo traza el emocionante relato literario de Madrid, desde una mañana de 1565 en que los jóvenes Juan Posada, Alonso Vázquez y Guzmán de Tarazona atraviesan por primera vez la antigua Puerta del Sol dispuestos a probar suerte en la Villa y Corte, hasta los atentados del Once de Marzo de 2004, cuando la tragedia golpea una vez más el corazón de una de las ciudades más hermosas del mundo. Las personas pasan, los relatos acaban y los ríos se despeñan y apaciguan antes de ahogarse en el mar; pero las ciudades permanecen y su historia no se detiene en su lento viaje hacia la eternidad.
Contraportada | Ediciones B | 1ª edición | 2016 | 948 pp.
ISBN: 978-84-666-5575-0.
Hace diez años, cuando estaba cerca de cumplir el cuarto de siglo, puse por primera vez un pie en Madrid. Fue sólo una semana, pero suficiente para quedar cautivado por calles, plazas y demás rincones de la capital. Retorné cada verano de forma ininterrumpida hasta 2010, que coincidió con mi estancia más larga en la ciudad —mi vuelta a casa se produjo, casualmente, la víspera del partido que otorgaría a la Selección Española su primer Mundial de Fútbol—. Desde entonces anhelo regresar a un entorno que recuerdo lleno de grandes experiencias, duro trabajo y muchas risas. Quizás por todo esto me sentí atraído por la última publicación de Antonio Gómez Rufo: Madrid. La novela. Era la ocasión perfecta para realizar un viaje en el tiempo que me permitiera reconocer una vez más los lugares emblemáticos de la Corte e indagar en las historias y figuras escondidas tras ellos. Gómez Rufo ha realizado una ingente labor de documentación para esta novela, la cual proporciona a los lectores una detallada crónica de la evolución que vivieron las calles madrileñas. Tomando como punto de partida la ficción de tres estirpes, el autor reconstruye las pinceladas que acabarían conformando la pintura que hoy conocemos. Toca, pues, iniciar el periplo desde el origen. Bienvenidos a la Puerta del Sol.